Comunicado de Ingredion

0
4336

Ante la reunión realizada este jueves en el SOERM donde la Mesa Sindical recibió una comitiva integrada por legisladores del FpV, la Empresa Ingredion publicó el siguiente comunicado

Frente a los falsos rumores, Ingredion comunica:

18 de mayo de 2017

Recientemente, fueron difundidas versiones falsas e imprecisas sobre el conflicto que mantiene el SOERM con la compañía.  Esas desinformaciones confusas, responden a finalidades políticas oportunistas y no a los legítimos intereses de quienes trabajan en Ingredion.  Lamentablemente, esto no hace más que alejar la posibilidad de evitar el cierre de las plantas.

Por ello, la compañía aclara datos relevantes:

En Ingredion no se produjeron 186 despidos.
Desde el 2 de marzo, fecha en que la empresa presentó el Plan de Readecuación Productiva, quienes se retiraron hasta el momento, lo hicieron bajo los Programas de Jubilación Anticipada y Retiro Voluntarios.  Haciendo un gran esfuerzo, y como consecuencia de las innumerables conversaciones que mantuvo con el SOERM, Ingredion logró reducir la cantidad de puestos a eliminar en casi 40 posiciones -sobre los 186 previstos originalmente-.

A la fecha, los únicos empleados despedidos son: 18 en Baradero y 31 en Chacabuco, quienes ya cobraron todas las indemnizaciones que les corresponde por ley.

Adicionalmente, la empresa ha mantenido la posibilidad de firmar acuerdos con estos trabajadores, ofreciéndoles una gratificación adicional del 30%, más seis meses de cobertura de obra social y la posibilidad de  introducirlos en un Programa de Transformación Productiva que ofrece el Gobierno, por el cual se le amplía el subsidio por desempleo durante 6 meses, cobrando el 50% de su salario, accediendo a un programa de capacitación y a vinculaciones con otras alternativas laborales o emprendimientos que permitan una mejor transición laboral.


El Convenio Colectivo que plantea es absolutamente necesario y muy razonable para las prácticas de nuestro país. No es verdad que propone un Convenio Colectivo para que los trabajadores pierdan derechos.

Ingredion necesita un Convenio Colectivo de Trabajo que se respete y cumpla por ambas partes.

Volver a la fuente de su redacción original que buscaba proteger los derechos de los trabajadores dentro un proceso de mejora continua y la búsqueda constante de productividad, tanto de los grupos de trabajo como de las plantas.

Esto se escribió en el CCT de año 2005 y se refrendó en la redacción del acuerdo en el 2012. Sin embargo, producto de malas interpretaciones y malas prácticas, en los últimos años, se distorsionó completamente y dejó de cumplirse.  Un claro ejemplo de ello es la Polivalencia Funcional que establece el art. 2 del CCT.  En la actualidad, no solamente no se aplica correctamente, sino que constituye uno de los principales obstáculos para lograr la competitividad y productividad que los equipos de trabajo necesitan.

No es verdad que el Convenio Colectivo que propone Ingredion busque reducirle el jornal horario a ningún operario de los que trabajan en la empresa ni limitar los derechos que hoy tienen; pero sí pretende establecer un marco de referencia (no muy distinto de lo que hoy está escrito) que se respete y cumpla.                              

La empresa sabe que el único camino posible para un acuerdo razonable es el diálogo franco. Los 404 empleados de Ingredion que quieren regresar a sus trabajos, junto a los 1000 empleos indirectos de Baradero y Chacabuco, los comerciantes y las comunidades en general, no merecen esta prolongada situación. La vocación de Ingredion es la de restablecer las operaciones, para seguir generando empleos de calidad y actividad económica útil en Baradero y Chacabuco durante las próximas décadas.

Comentarios

Escribe tu comentario

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí