Los olvidados de Germaíz

0
649

Ya se cumplió un año de que la Aceitera Germaíz cerró sus puertas y dejó más de medio centenar de familias sin trabajo. Se anunció y concretó la llegada de un inversor, pero la situación de los obreros sigue igual, la planta está parada y en todo un año solo cobraron 15000 pesos.

Si bien la crisis laboral se acentuó con el cierre de Atanor y el plan de readecuación de Ingredion, lo que motivó marchas y el reclamo masivo de la sociedad, los trabajadores de Granix siguen peleando en soledad, siguen siendo los olvidados.

Rubén Darío González, Secretario General del Sindicato a nivel local, junto al “flaco” Tejera, jamás abandonaron a sus compañeros, ni la responsabilidad que asumieron cuando fueron electos para representarlos. Hoy sin recursos continúan viajando, pidiendo audiencias y gestionando con la esperanza de cobrar lo adeudado y que reabran la fabrica.

BTI volvió a dialogar con González quien expresó que; “No, no ha cambiado nada, sigue todo igual, ya se cumplió un año. Esta este nuevo director pero no hizo nada. El se hizo cargo de la empresa el día 27 de Diciembre”.

¿Es verdad que estuvieron con la Jueza y no sabía que pasaba en Baradero?

“Por una serie de cosas que han pasado el representante de los trabajadores ante la jueza era un trabajador de la planta de San Justo, ese trabajador no está más, se eligió otra persona y quedó en manos de un operario de Baradero y aprovechamos para hacer un pedido de una reunión con la jueza para ver como estamos legalmente parados en estos momentos, gracias a Dios tuvimos contacto con ella en persona, les explicamos la situación en que estamos, que hace un año que estamos sin cobrar y no teníamos novedades de ningún plan de pagos, menos de empezar a trabajar- de reactivación de la planta-, ella dijo que lo desconocía, nosotros nos sorprendimos porque no sabíamos cómo va a desconocer la jueza que tiene el caso, como va a desconocer ciertas cosas. Aparentemente por lo que tenemos entendido a la jueza no le llegaba todo lo que le tenía que llegar, que había algo entre el nuevo inversor y el síndico que la manejaban,  había cosas que le llegaban a la jueza y otras no, porque ella tenía entendido que desde el 27 de Diciembre que él se hizo cargo de las plantas nosotros estábamos ya trabajando y cobrando y no era así”.

¿Cuánto hace que no cobran?

“Nosotros no cobramos nada desde Abril del año pasado, el último paliativo que nos dio la empresa- que estaban los dueños anteriores- fue en Agosto del año pasado y desde ese día hasta hoy no recibimos más nada”.

¿Siguen yendo a cumplir los turnos?

“Un gran porcentaje de los trabajadores seguimos yendo, antes marcábamos tarjeta, ahora tarjeta no hay más y ahora nosotros los delegados pusimos un cuaderno y en ese cuaderno cada trabajador que va pone la fecha, el horario de entrada, el horario de salida y la firma, nos manejamos con ese cuaderno para por ahí tener algo que registre que nosotros seguimos yendo a la empresa, que seguimos presentándonos a trabajar”.

¿La planta de San Justo empezó a producir?

“En San justo esta operable la planta, lo único que no tiene es materia prima para trabajar, pero de 25 días les pago una semana y lo otro le esta debiendo hasta el día de hoy”. 

¿ O sea que les vendieron humo?

“Acá lo que hace falta es dinero y es lo que esta persona no tiene, nosotros sospechamos que detrás de el están los mismos dueños y están esperando el cierre del concurso que es ahora a fin de mes y el 5 de Mayo estaría finalizando”.       

¿Pero la quiebra no los favorece, o me equivoco?

“Ni hablar que la quiebra es lo peor que nos podría pasar, pero el problema es que nosotros le pedimos una definición a la jueza porque tampoco podemos seguir de esta forma, los trabajadores ya estamos cansados “.

¿Es rentable Germaiz?

“La empresa es, fue y va a ser rentable, lo que pasa es que tiene que venir alguien invertir dinero, desde ya se sabe que durante un tiempo no va a recuperar lo que pone, pero con el tiempo va a recuperarlo y  va a ganar mucho más, porque las aceiteras son rentables. Esta aceitera le dio muchísima plata a los dueños durante treinta y pico de años, después cuando ellos dejaron de invertir en las maquinas les paso lo que le paso, acá no es problema de rentabilidad sino es un problema de la empresa”.

¿Por qué cerraron entonces los anteriores dueños?

“Ellos se llenaron los bolsillos, nunca perdieron plata, ellos empezaron a hacer mal las cosas y esperaron hasta que lleguen a lo que llegaron. Acá los únicos que perdimos fuimos los trabajadores, acá el 60 o 70 % de los trabajadores tienen más de treinta años de fabrica y ahí están quedaron con mucha edad, no consiguen trabajo en ningún lado y quedaron en la calle prácticamente”.

¿Lamentablemente ya perdieron a un compañero?

“El compañero que estaba internado falleció y de la peor manera porque la familia y nosotros la pasamos muy mal porque como quien dice murió sin nada, después de estar treinta y tres años en la fábrica murió sin ni siquiera tener para el servicio, la familia.”        

Comentarios

Escribe tu comentario

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí