Por los tarifazos, los municipios bonaerenses pierden hasta el 30 por ciento de su recaudación

0
76

Varios municipios registraron una caída de la cobrabilidad de las tasas y sus intendentes no dudan en vincularlas a la suba de las tarifas de servicios públicos. “La situación es dramática”, advierten.

Los coletazos de los tarifazos en los servicios básicos también impactan de manera negativa en los municipios de la provincia de Buenos Aires. En ese aspecto, la recaudación de los distritos comenzó a mermar debido a que el golpe al bolsillo de los contribuyentes se hizo notar y los intendentes envían señales de alerta a Provincia y Nación.

INFOCIELO consultó a intendentes de distintas fuerzas políticas que admitieron sin tapujos que la variable servicios públicos impacta por dos lados: por uno, golpea la cobrabilidad, por cuanto el vecino pone como prioridad el pago de los servicios que “se cortan” en situaciones de morosidad. Por el otro, multiplica el gasto del Estado municipal para mantener la prestación de servicios.

Sergio Bordoni, intendente de Tornquist, expresó que “tenemos proveedores que nos bancan, les debemos dos o tres meses. Es un total de 13 millones de deuda”. Entonces dio a conocer que “bajaron mucho las recaudaciones, a un 65 por ciento”, y luego explicó que se debe a que “esas tasas se pagaban con la factura de luz a través de la cooperativa y que entre pagar la luz y el impuesto municipal, la gente paga la luz”.

El dato sobresaliente de esta situación es que el intendente reconoció que los tarifazos de luz y gas “impactaron mucho en la economía”, y eso se tradujo en menor recaudación para el Municipio. Luego indicó que es una comuna “deficitaria, la recibimos con 25 millones de déficit” y añadió que fue por “años de inflación constante, esto se debe a la gestión del kircnerismo”.

Por su parte, el intendente de Salto, Ricardo Alessandro, dio cuenta de un cuadro similar: “Venían entrando entre 300 y 350 mil pesos por día y ahora estamos en 200 mil”, le dijo a INFOCIELO. Alessandro no dudó en apuntarle al aumento de las tarifas como una de las razones, y si bien destacó que podrá atravesar lo que queda de 2017 con tranquilidad -pagará sueldos y aguinaldos en fecha-, reconoció que no augura un buen panorama para el año que viene.

En ese distrito, el 43 por ciento del Presupuesto se obtiene a través de los recursos propios, según datos oficiales de 2016.

En Florencio Varela también registraron un cimbronazo: la cobrabilidad cayó hasta 30 por ciento en el plazo de un año y los tarifazos y el aumento del costo de vida aparecen como las principales variables para explicarlo. El intendente Andrés Watson le dijo a INFOCIELO que, en paralelo, el municipio multiplicó por tres el gasto en materia de alumbrado público por el incremento de la tarifa eléctrica.

En ese sentido, el desafío no es menor: “Vamos optimizando recursos y viendo cómo lo vamos manejando”, reconoció el alcalde, que tiene el alivio de haber alcanzado a pagar los sueldos de diciembre y ya tiene los fondos para hacer frente al aguinaldo.

El intendente de Ramallo, Mauro Poletti, admitió un “pequeño retroceso” en la cobrabilidad “producto de la caída económica”, por lo cual, dijo, debió “hacer un ajuste en lo que respecta al gasto”. “La tasa de seguridad e higiene en nuestro caso está atada a la cantidad de gente que trabaja en una empresa y cuando hay despidos, como es el caso de los últimos tiempos, hay baja de la recaudación”, explicó.

Por último, Juan Carlos Gasparini, de Roque Pérez, también reconoció una merma en la cobrabilidad, que pasó del “70 ó 75 por ciento” a quedar por debajo del 60. “Está muy difícil la situación”, admitió el alcalde peronista. ¿Las causas? “El aumento de todos los servicios y el bolsillo de los trabajadores hace que se caiga cada vez más drásticamente”, indicó. (Infocielo)

Comentarios

Escribe tu comentario

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí