Un hombre rompió una ventana y se desnudó en el Hospital

0
888

Ocurrió la semana pasada. Quien protagonizó el escándalo es hermano de un atleta. El deportista fue internado por presentar un cuadro severo de deshidratación. Todo terminó en un bochorno.

Lamentablemente el personal médico y de enfermería del hospital municipal quedó, otra vez, envuelto en un episodio de violencia donde tuvieron que soportar amenazas y agresiones del hermano de un paciente.

Todo comenzó en torno a una competencia de atletismo en la zona de Colonia Suiza. Se desarrolló la primera de las cuatro fechas de la Copa “Eco Trail Challenge” en la que participaron varios competidores.

A pesar de los puestos de hidratación que se montaron, sobre todo por las altas temperaturas y el desgaste propio de la competencia, hubo seis competidores que se deshidrataron. Solamente uno de ellos tuvo que ser trasladado en ambulancia hasta el hospital municipal mientras que los restantes se recuperaron por sus propios medios.

Con respecto al atleta que llegó al nosocomio presentó un grave cuadro de deshidratación y tuvo que ser internado en terapia intensiva. Su hermano se puso más que nervioso. Al ver el delicado estado en que se encontraba el deportista, el hombre empezó a protagonizar un verdadero escándalo: Amenazó a las enfermeras, trató de manera muy irrespetuosa al personal médico, rompió una ventana (la sacó a golpes de su lugar) e incluso en su estado de alteración se bajó los pantalones y quedó desnudo.

En el nosocomio también había otros pacientes que concurrieron a la guardia y además de sus dolencias tuvieron que vivenciar el tenso momento.

Como fue imposible calmar al violento, tuvieron que llamar a la Policía Comunal para que intervenga y la situación no termine aún peor.

La seguridad

Este hecho puntual trae otra vez a debate la seguridad en el hospital para resguardar la integridad física de los empleados administrativos, de Enfermería y plantel médico.

La seguridad la debe brindar el municipio por medio de personas idóneas y no exigir o pretender que ese rol sea ocupado por los porteros.

Generalmente se vincula a la violencia o el descontrol durante las noches y madrugadas de los fines de semana pero es evidente que puede ocurrir a cualquier hora, cualquier día.

Las autoridades municipales deben actuar cuanto antes, justamente como se suele reiterar en términos de Salud: prevenir es curar. No deben reaccionar tarde. No deben esperar a que una enfermera o un médico termine lesionado por un actitud violenta de parte de un familiar.

El personal del Hospital deben trabajar con las condiciones mínimas para estar concentrado y abocado a la atención de los pacientes y no estar pensado si le van a pegar o no; o incluso, tener que asistir a un paciente en medio de insultos.

Publicado por La Autentica Opinión (Edición Impresa del 09/03/18)

Comentarios

Escribe tu comentario

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí