¿Cómo acabar con el dengue?

0
76

 dengue

Médicos, biólogos y especialistas en dinámica epidemiológica explican que, aunque es de esperar que en el invierno remita el brote de dengue, resurgirá la epidemia si la comunidad se queda de brazos cruzados.

 

Dadas las características de esta epidemia de dengue y el grado de desarrollo que está teniendo, ¿cómo cabe esperar que se resuelva esta situación de brote? ¿Cuáles son las perspectivas?

 Sobre esto opinaron tres expertos:

 

A. Teniendo en cuenta las temperaturas óptimas que favorecen el desarrollo desde la primera larva hasta el estadio de pupa del mosquito Aëdes aegypti (23 a 28 grados centígrados) es esperable una merma en la densidad del insecto y, consiguientemente, una mejoría temporaria de la situación epidemiológica actual, en la medida que disminuya la temperatura ambiental, hacia el final del otoño y en el invierno propiamente dicho. (José Oubiña, profesor titular del departamento de Microbiología, Parasitología e Inmunología de la Universidad de Buenos Aires e investigador independiente del CONICET).

 

B. Hay que tener datos que permitan evaluar la infestación con mosquitos y lo cierto es que no los tenemos.

No habiendo sido capaces de obtener del Ministerio de Salud los datos de la epidemia de Tartagal, del año 2004, estoy suficientemente desalentado como para conseguir los de la presente.

Hay dos mecanismos para que una epidemia de este tipo se detenga.

Uno es que el mosquito desaparezca en su forma adulta o que su actividad baje lo suficiente.

En las zonas templadas, el invierno operará la reducción de las poblaciones, pero en las zonas subtropicales podría producirse lo contrario, si se incrementan las lluvias.

La otra forma de detenerse es cuando un porcentaje suficiente de la población quede inmunizado (o muerto; para la cuenta es lo mismo). (Hernán Solari, especialista en matemática epidemiológica, departamento de Física, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Buenos Aires).

 

C. La situación de la epidemia actual va a continuar avanzando durante abril.

La presente epidemia demuestra que el dengue sigue avanzando latitudinalmente hacia el sur.

Es de esperar que con los años nos encontremos con situaciones similares. (Nicolás Schweigmann, doctor en Ciencias Biológicas, profesor adjunto en la Universidad de Buenos Aires e investigador del CONICET).

 

De aquí en más

Independientemente de los cuidados que cada cual debe tener en su lugar para evitar los criaderos de mosquitos, interrogamos a los especialista sobre cuáles crían que deberían ser los pasos a seguir para evitar rebrotes de esta enfermedad, que ya había sido supuestamente erradicada hace décadas.

Esto respondieron:

 

A. La enfermedad había sido controlada durante el período en el que se mantuvo el control sobre el mosquito vector.

Es evidente que actualmente presenta una amplia dispersión, por lo cual deberían existir programas activos y no pasivos, ante la emergencia.

También son necesarias acciones públicas, como la provisión domiciliaria de agua potable (para evitar la necesidad de acumularla en recipientes), la promoción de una adecuada urbanización.

También, la instrumentación de acciones permanentes para control del mosquito, la ejecución de políticas internacionales que tiendan a evitar el calentamiento global y, por sobre todo, evitar el acostumbramiento a una «mentalidad de crisis». (Oubiña)

 

B. A partir de 1970 comienza el método de control del mosquito, con insecticidas de ultra bajo volumen, y también la reinfestación de América.

Desde 1985 esto está bien sabido: sólo fumigar no sirve.

Eliminar sitios de cría, especialmente en invierno, cuando por el frío los adultos están en menor proporción o no están, debe ser la base de la defensa a corto plazo.

Estar preferentemente organizados comunitariamente, que es la forma en que éste método perdura.

Con el conocimiento actual, se podría establecer una red de monitoreo de las poblaciones de mosquitos que nos pemitieran inferir, con tiempo, dónde hay que reforzar el combate.

Eso precisaría la colaboración de las comunas interesadas, capacitar los equipos y algo de financiamiento.(Solari)

C. Se debería trabajar en prevención en los períodos entre epidemias o sea, la temporada fría.

La eliminación de recipientes, mientras existen mosquitos adultos, favorece su dispersión hacia zonas donde hay posibles criaderos.

La eliminación de recipientes durante el invierno permitiría reducir efectivamente a la población remanente de mosquitos (exclusivamente como banco de huevos), evitando ese efecto dispersivo. (Schweigmann).

 

Fuente Organización Mundial de la Salud (OMS)

Foto: El Nuevo Herald

Alejandra Erb – Médica de niños

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí