Max Higgins, el vendedor de humo

0
1237

En la página www.sanpedroinforma.com.ar, de Eduardo D’lapa, nos encontramos con esta publicación que nos pareció interesante compartirla con todos ustedes, es el relato del Secretario de Turismo de San Pedro Norberto Atrip, quien cuenta detalles de la llegada del “vendedor de humo” Max Higgins a San Pedro y porque compraron la historia las autoridades de la vecina ciudad que aun por lo bajo siguen pensando que es real.

¿Cómo fue la verdadera historia de Max Higgins?

“Es muy fácil, yo te la voy a contar, conozco una parte importante. Max Higgins dio en un momento determinado con un funcionario que prestaba servicio en San Pedro (nos dio su nombre pero pidió reserva de ello). “Mire, yo quiero invertir”. “San Pedro es una plaza interesante” fue la respuesta.

Según Atrip al poco tiempo apareció gente que empezó a comprar tierras. Luego vienen a informarle. Por supuesto que al comienzo todo le sonaba a broma hasta que le dijeron “Mire, esto viene en serio, al tipo le faltan dos inversores y se larga”. Ante esto el secretario le comunica el tema al intendente.

“Yo a Mario lo quiero como persona, le advierto de lo que se trata y él me dice: Bueno, vamos a mirar”. Averiguo por informaciones comerciales que a los terrenos efectivamente los había comprado y seña uno más al Dr. Rogelio Estrada. Era el último que pensaba comprar y lo hizo. Ahí iba un espacio para cochera o helipuerto”.

“Bueno, estuvo avanzando así, todo en silencio, pero el tipo escritura. A mí me parece que la va a ganar el tipo”.

Según Atrip el hermano de Walt Disney vive más años que el fundador del imperio que lleva su nombre, y existe una fundación Walt Disney que pertenece al hermano y que tiene todo menos diez o doce productos de la marca. “El hermano de Walt Disney murió –cuenta Atrip-, pero antes vendió licencias y hay un juicio descomunal. Una de esas licencias es del fondo común de inversión (al que pertenece Higgins). Por supuesto que es un negocio infernal, es mucha la guita en juego, no se pero este negro de tonto no debe tener nada para hacer lo que hizo y a la larga, a lo mejor, se las gana.

“Mario fue a recibirlo porque era un inversor” -continuó Atrip- “Con una inversión de esa naturaleza y con la comprobación hecha, el Centro de Comercio lo puede decir, hicimos el pedido de informe comercial. La firma existía y había hecho entrar cincuenta millones de dólares por el Banco Central y eso no es mentira porque lo pudimos comprobar”.

Los Tres Helicópteros

El arribo de Higgins a San Pedro le permitió ver al secretario (textual) “que este tipo es de la pesada” –agregando- “Cuando llegamos con Mario, antes del aterrizaje de los helicópteros, vi tres círculos (marcación para las aeronaves), un catering que nunca vi en mi vida ni lo voy a volver a ver, tipos con anteojos de Matrix en cada uno de los círculos, (de espaldas, uno para un lado y otro para el otro), habría diez o doce tipos con unas metras (ametralladoras) chiquititas así. En tanto el capo capo no paraba de comunicarse: “A qué hora sale”, “A tal hora”, “Sale el helicóptero número 1”, “Pasó por Don Torcuato” Yo dije “Esto no es joda”. Y aparecen los helicópteros. Aparece el primero, luego el segundo y después el más grande. Era Max Higgins. De los árboles se descolgaron no menos de 50 tipos cuando bajó el helicóptero. Yo pensé: “O esto es mafia o es algo pesado pesado”.

A quienes cubrimos la conferencia de prensa que Max Higgins dio en el lugar donde se iba a construir el parque nos llamó la atención la presencia de un árabe, vestido como tal, que se mantenía permanentemente detrás de Higgins. Por sus actitudes nos empezó a entrar la duda de si se trataba de un árabe o de alguien que la iba de árabe para la puesta en escena. En esto Atrip también echó un poco de luz 

… “Entró a soplar un poquito el viento y vieron que para los señores árabes el pañuelo en la cabeza es sagrado. Bueno, a este tipo se le fue subiendo y le quedó como una bolita y parecía que tenía dos cabezas, era de terror y no faltó uno de los vagos que se lo señaló y acomodó todo de nuevo. Esas eran mis dudas, lo que no me hizo dudar es el sistema de seguridad que el tipo tenía, eso hasta me preocupó. Después seguí hablando con Mario y le dije: “Mirá Mario este manejo de la seguridad muestra que tiene que haber mucha guita ya que el despliegue es bastante profesional, los que lo hicieron lo hicieron muy bien”.

Sobre la desconfianza que la figura de Higgins y su proyecto despertó en parte de la prensa local el secretario la justificó aunque señaló: “También George Soros fue ninguneado por tener 54 quiebras. Hoy, después de haber volteado a los “Tigres” Asiáticos en los 90, nadie lo discute y es uno de los
Inversores más grandes que tiene nuestro país.

Habrá que esperar entonces que finalice el juicio pero, si nos atenemos al testimonio del funcionario municipal, no sería de extrañar que en algún momento San Pedro vuelva a ser sobrevolado por tres helicópteros.

Fuente:www.sanpedroinforma.com.ar

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí