25 Años de Democracia.

2
76

Recuerdo los días anteriores y posteriores de la recuperación democrática, en los cuales tenía 15 años, la efervescencia política que se vivía por esos tiempos. Mi Padre

 ( Maco Peris) un Peronista del 45, no pudo dormir durante una semana con la radio en el oído, porque no entendía como el Doctor Alfonsín había ganado los elecciones presidenciales de ese año. Recuerdo también que cada discusión familiar giraba en torno a  Peronistas y Radicales.

Mi hermano comenzaba la Facultad de Ciencias Exactas nutrida de muchos jóvenes dirigentes del Partido Intransigente de Oscar Alende.

Esos momentos ,donde uno comienza a entender lo que significan los partidos políticos y más en esos tiempos tan nuevos para la democracia, debemos recuperarlos en pos de generar en nuestros jóvenes participación política, reconociendo en ella la única alternativa de desarrollo y cambio a las realidades complejas que nos toca enfrentar día a día.

Durante esos días jura  como Intendente Municipal el Señor Eduardo Rabellino, como primer Intendente de esta nueva etapa democrática, al que luego sucedieron en esa función: Mario Valenti, Carlos Puchi, Pedro Carossi, Ricardo Montesanti y en la actualidad Aldo Carossi.

Parece un tiempo corto para un país 25 años de democracia, pero para la Argentina que jamás ha vivido tanta continuidad democrática desde la sanción de la Constitución Nacional en 1853, es un hecho que nos debe marcar y comprometer en la participación política como herramienta de cambio de los hechos y acontecimientos que significan el futuro de nuestros hijos, nietos y demás generaciones que seguramente podrán disfrutar del país que soñaron los grandes hombres de nuestra patria.

La  Democracia tiene muchas materias pendientes  como la desigualdad, la desnutrición, la pobreza, la indigencia, la inseguridad, pero estoy convencidos que el único medio posible para poder solucionarlos es en LIBERTAD, buscando los caminos y los mejores hombres que sean capaces de transformar esta realidad con honestidad, trabajo y responsabilidad.

A pesar de todos los inconvenientes constitucionales, económicos, políticos, sociales, que hemos sufrido los habitantes de esta maravillosa tierra durante este período de nuestra historia, seguimos creyendo en este sistema democrático.

Es necesario recordar que la vida Republicana debemos defenderla y practicarla todos los días, más allá de banderías políticas, aunando esfuerzos en pos del bien común de nuestra sociedad en su conjunto.

La política del Encuentro, del diálogo fraterno, con disensos para generar consensos no como oportunismo electoral, de juntar fuerzas en pos de derrotar a; sino de construcción de un sistema POLÍTICO  moderno, eficiente, transparente, comprometido con las problemáticas que enfrenta nuestra sociedad.

En este momento de la historia debemos dejar de lado las apetencias políticas  personales en pos de un crecimiento de nuestra INSTITUCIONALIDAD y de la proyección de un país mejor para todos.

 

               Ellos dieron el primer paso…

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí