3 años sin el «Gordo» Porcel.

4
182

jorge-porcel1

Sus inicios:
Desde joven se dedicó al humorismo, y en sus filmes junto a Alberto Olmedo (luego de trabajar juntos en el programa de TV «Operación Ja-Ja» protagonizó la dupla de cine cómico argentino más famosa y exitosa de la historia.


Fallecimiento

Su personaje más famoso fue el peluquero Don Mateo, en los inicios de la década de los 80. Finalizando esa década dedicó sus programas humorísticos orientados básicamente a humor adulto con su programa «Las gatitas y ratones de Porcel», en la cual se destacó por sus personajes, «El Rofo» -sátira de un vendedor de periódicos parodiando a la telenovela de los años 70 y 80, «El Rafa»- y la «Tota» -caricatura de una vecina porteña- junto al destacado cómico argentino Jorge Luz. También se destaco en el mismo ciclo televisivo como cantante de boleros y musica melódica.

Consolidación como actor
Su consolidación a nivel internacional se dio, sin lugar a dudas, de la mano con su famoso dúo realizado con Alberto Olmedo, uno de los más recordados en la televisión y el cine latinoamericano, a través de decenas de películas durante la década de los 70 y buena parte de los 80.

Eran habituales colaboraciones de los mismos actores invitados con papeles secundarios de diverso estilo, tales como Javier Portales, Mario Sánchez, Adolfo García Grau, Tincho Zabala, Moria Casán y Susana Giménez, con las que departieron en varias cintas. Algunos de ellos eran parte del elenco de programas televisivos que presentaron.

La temática era diversa, pero en general se caracterizaban por ser comedias livianas, con un alto contenido sexual (algunos semi desnudos femeninos) y dirigidas a un público adulto.

Ciertas películas (aunque eran propias de Olmedo o de Porcel por separado) contaban con apariciones breves de su compañero respectivo. Dicha situación tan particular hacía difícil asociar un actor sin la presencia del otro.

Estas cintas son consideradas el pináculo del gémero de cine de «sexo-explotación» (sexplotation en inglés) en Argentina, muy utilizado en otras latitudes. La mayoría fueron dirigidas por Gerardo Sofovich o por su hermano Hugo. Unas cuantas fueron por Enrique Carreras, sin que se perdiera la línea temática.

Cambio de rumbo

La muerte repentina y prematura de Olmedo en un extraño e inusual «accidente» doméstico en Mar del Plata, del que todavía quedan algunas dudas sobre la veracidad de los hechos acontecidos, marcó significativamente el rumbo en la vida de Porcel, hasta entonces agitado por el ajetreo del espectáculo del cine, televisión y fiestas privadas.

Luego de ser ensombrecido el estreno de su última cinta juntos (“Atracción peculiar”) por el deceso de su compañero y amigo en marzo de 1988, Porcel decide asumir otro rol de vida.

Sin embargo, graba con la dirección habitual de Enrique Carreras la última película que realizaría en Argentina, llamada «El profesor punk».

En una muestra de gran profesionalismo y en medio de su porfundo dolor, entrega una gran actuación a pesar de las circunstancias. Fue estrenada oficialmente el 7 de julio de 1988, tan sólo 4 meses después del accidente.

Nunca volvería a rodar un film en Argentina y decide radicar permanentemente en la ciudad de Miami, Estados Unidos en 1991, motivado inicialmente por una buena oferta para presentar un show nocturno de variedades para adultos en una cadena televisiva de esa nación, en horario estelar.
A su vez, canceló todos los programas que mantenía con buena audiciencia en la TV argentina, como el denominado «Las gatitas y ratones de Porcel»,(en compañía de Jorge Luz), el último que haría es su país, en 1990.
Su propósito fue el de llevar una existencia más tranquila, y reencontrarse consigo mismo en otras actividades personales.

Sus últimos años de vida

Una vez establecido en Estados Unidos, continuó con un programa para la cadena Telemundo, llamado «A la cama con Porcel», de una línea muy similar a sus películas y programas, que mantuvo de 1991 a 1994, logrando buen rating dentro del público hispano.

Para el año de 1993, Intervino en el cine de Hollywood personificando a «Saso» en la película Carlito’s Way junto a Al Pacino, en un papel breve, pero muy significativo en una cinta muy aclamada por la crítica. Ésta será su última película.
En 1995 y hasta sus últimos días de vida se convirtió al evangelismo, y llegó a oficiar como pastor religioso. Incluso cuestionó duramente su vida anterior llena de excesos y lujos, admitiendo que el dinero y la popularidad es efímera, pero el calor y el cariño del público es eterno.

También para esos años creó un restaurant de comida argentina e italiana en Miami, llamado «A la pasta con Porcel», que logró convertirse en un destino preferido y muy popular por muchos turistas de la ciudad (incluso para celebridades del espectáculo), adornado con imágenes y caricaturas que recordaban su época como actor.

A fineles de la década de los 90´s. la salud de Porcel se empezó a deteriorar más de lo debido, motivado esencialmente por el notorio sobrepeso que lo acompañó siempre. Probó sin éxito varias dietas, a lo que se sumó una diabetes que complicó su condición clínica.
«El gordo», como lo conocían en el mundo del espectáculo, sufrió durante varios años el mal de Parkinson y problemas de columna que lo obligaron a movilizarse en silla de ruedas. En diciembre de 2005 había sido sometido a una operación de apéndice de la cual se había recobrado favorablemente.

En comunicado de prensa en 2006 el vocero oficial de la familia, Alberto Ávila, indicó: «Porcel ya había vendido un restaurante que poseía en Miami, y lo único que estaba haciendo era terminar una serie de libros sobre el evangelismo, religión que profesaba».

Sus apariciones públicas eran escasas en esta etapa de su vida, y se especuló mucho en distintos medios sobre su verdadero estado de salud.

Jorge Porcel falleció el martes 16 de mayo de 2006 a los 69 años, por una complicación de una operación de vesícula a la que fue sometido días atrás. Sufrió un paro cardio respiratorio en el Mercy Hospital de Miami.

Segün su vocero Ávila, Porcel murió a las 19:20 horas: «Jorge se había sobrepuesto a varias intervenciones a las que fue sometido anteriormente, pero su exceso de peso, que fue algo siempre bastante complejo, y la enfermedad de Parkinson lo habían hecho pasar por un momento complicado durante los últimos años de su vida (…), lo llevaron al desenlace final de un paro cardio respiratorio motivo de su fallecimiento», explicó Avila en exclusiva para Radio 10 de Argentina.

Sus restos fueron velados en Estados Unidos y luego trasladados a la Argentina para su inhumación en el cementerio de la Chacarita.

Debido a su profesión de fe evangélica, la familia evitó la capilla ardiente del cementerio y efectuó una pequeña ceremonia de despedida en el Panteón de Actores celebrada por un pastor protestante.

Pocas figuras del espectáculo asistieron: ninguna de sus famosas “gatitas” (Graciela Alfano, Moria Casán, Susana Giménez), tampoco el productor Gerardo Sofovich (con el que hizo tantas películas), ni su amigo Jorge Luz. Tan sólo se encontraron algunos compañeros de trabajo en el cementerio para tributarle una despedida definitiva a quien fuera uno de los últimos humoristas de la era dorada del espectáculo argentino y popular actor de la televisión y el cine.

También estuvo presente su esposa Olga, su hija María Sol y su hermano, todos profundamente conmovidos, y los hijos de ex compañeros de trabajo ya fallecidos, como la hija de Juan Carlos Altavista y el hijo de Alberto Olmedo.

Fue un referente del humor argentino y considerado un símbolo del pasatismo en la televisión y el cine.

Fuente: www.taringa.net

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

4 COMENTARIOS

  1. Muy Groso el Gordo…
    Su pelicula junto al Negro ‘Guapos eran los de antes’, jamas me canso de verla! Una Joyita
    QEPD Jorge

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí