0
1332

Un error que le marcó la vida para siempre. Daniela Ponce es una socióloga chilena cuyo testimonio se viralizó en las últimas horas, allí relata las terribles consecuencias que sufrió por haber observado el eclipse solar de 2010 sin ninguna protección para sus ojos.

«Quise compartir mi experiencia porque la verdad fue súper traumático, fue algo inesperado… un accidente», comenzó diciendo la joven en el clip que compartió en las redes sociales«De curiosa fui a ver, estaba nublado. Pero de pronto se corrieron las nubesme llegó la luz del sol y me quemé la retina”.

"Duele mucho, me dio estrés postraumático, me tuve que cambiar de carrera, fue una cosa que cambió mi vida para siempre", contó la chica. (Foto: AFP)

«Duele mucho, me dio estrés postraumático, me tuve que cambiar de carrera, fue una cosa que cambió mi vida para siempre», contó la chica. (Foto: AFP)

Según explicó, la joven en aquel tiempo estudiaba Derecho y, obviamente, esa carrera le exigía leer mucho. Sin embargo, debido a estos problemas que surgieron en sus ojos, se le hizo sumamente complicado. Aseguró que sufrió un estrés post-traumático, tras lo cual decidió cambiarse de carrera a Sociología.

De acuerdo a su testimonio, el episodio ocurrió en un eclipse solar parcial, que vio en 2010, en Quilpué (Chile). Ese error la condenó a usar anteojos desde ese momento y para el resto de su vida. «Por eso tuve que usar lentes para siempre (…) Así que mañana (por el eclipse de este martes) por favor tengan mucho cuidado, no es un juego».

"Por eso tuve que usar lentes para siempre", relató la joven que vio el eclipse sin protección. (Foto: AFP)

«Por eso tuve que usar lentes para siempre», relató la joven que vio el eclipse sin protección. (Foto: AFP)

«Duele mucho, me dio estrés postraumático, me tuve que cambiar de carrera, fue una cosa que cambió mi vida para siempre», expresó luego en una entrevista con un medio local.

Y describió cómo es el estado actual de su visión: “Yo veo todo, pero pixelado, como con luz y sombras. Ahora me ven tranquila y feliz, pero durante nueve años fue súper trágico porque no podía llegar y prender la luz de una pieza sin usar mis lentes».

“Yo veo todo, pero pixelado, como con luz y sombras", relató.

“Yo veo todo, pero pixelado, como con luz y sombras», relató.

¿Qué fue lo que le pasó exactamente? «Se me quemaron los fotoreceptores de la retina del ojo izquierdo y el ojo derecho. Quedó tatuada la luz y la sombra del eclipse de sol en mis ojos».

Alejandro Lutz, médico chileno de la Clínica Las Condes, explicó que lo que ocurrió “es una maculopatía fototóxica, que es el nombre técnico, donde la radiación solar penetró por la ventana de frente, la ventana no hizo ningún efecto de lupa. Bastan segundos viendo un sol pleno para que produzca este daño”.

De acuerdo a los especialistas, durante el eclipse, el sol está cubierto por la sombra de la Luna, por lo que las personas pueden mirarlo por más tiempo sin sentir molestias. El ojo no siente dolor y no se percibe el daño que se está produciendo, pero este ocurre de igual manera porque la radiación ultravioleta e infrarroja llegan igual.

Clarin.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí