A 33 años del golpe: La dictadura cívico-militar que llegó para destruir todo

3
46

  

Se cumplieron 33 años del golpe cívico-militar que instauró en nuestro país, la más sangrienta dictadura cívico-militar de que se tenga memoria.
Un verdadero hato de traidores, que habían jurado lealtad y le sonreían a la presidenta María Estela Martínez hasta unos minutos antes, desviaron el helicóptero que la llevaba a la residencia de Olivos y asumieron el poder sentados sobre las bayonetas.

ola represiva sin precedentes se descargó de inmediato sobre el pueblo argentino y especialmente sobre los dirigentes sindicales, algunos de los cuales, como René Salamanca del SITRAC-SITRAM, fueron asesinados esa aciaga noche.
Todo lo que podamos escribir en cuanto a la infinita crueldad de los asesinos, que llegaron a matar a chicos de 14 años y hasta de menos, resulte tal vez redundante, pero no así hacer notar lo que desde un principio estamos escribiendo: dictadura cívico-militar.
En la mayoría de los casos, cada vez que se habla de esa dictadura se la llama militar y se deja de lado el aditamento que nosotros mencionamos. Es que no se puede separar una cosa de otra. Fueron centenares los intendentes, ministros, secretarios y funcionarios de segunda línea que prestaron su colaboración al llamado Proceso de Reorganización Nacional y el más importante de los ministerios, el de Economía, fue ocupado por José Alfredo Martínez de Hoz que, al decir de Tato Bores, con ese apellido le debe haber pasado la guadaña a unos cuantos.
No solamente hubo colaboradores civiles dentro del gobierno, sino que desde afuera, desde el llano, hubo quienes, una vez más, “se tragaron la píldora” y creyeron que abriendo la importación mejorarían nuestras condiciones de vida. Dura lección la de entonces, pero no aprendida ya que nuestro pueblo repetiría esa conducta con Menem. Hoy escuchamos por radio una propaganda de la UOM que nos dice que por cada artículo importado que compramos se pierde un puesto de trabajo. Celebramos la iniciativa y la compartimos y es evidente que los dirigentes de hoy no son los mismos que se mantuvieron callados cuando por nuestra aduanas entraba toda clase de basura importada.
Los civiles y militares que arteramente se hicieron del poder durante la noche del 24 de marzo de 1976, a pocos meses de un acto eleccionario que podía haber cambiado la historia, llegaban sabiendo qué iban a hacer. El plan, seguramente avalado por los poderes centrales, debía estar orientado a eliminar los sindicatos, derogar las leyes sociales, suprimir las conquistas populares y reducir los sueldos de los trabajadores todo lo posible.
Lo que les faltó hacer de aquel plan, lo completó Carlos Menem con la complicidad de muchos que hoy se hacen los olvidados.
El 24 de marzo de 1976 significó un quiebre en nuestro destino y sus consecuencias aún perduran. La Ley de Radiodifusión, que ahora está en el tapete, la Ley de Entidades Financieras, que aun persiste, la supresión de varios días feriados del almanaque, que todavía no hemos recuperado y varias otras son obra de estos maestros de la traición a la patria, la entrega al imperio y el desprecio por su pueblo. Pero la más terrible de todas ellas serán siempre los desaparecidos, una herida incurable que sangra por siempre en el seno de nuestra sociedad como lacra vergonzante, muestra de lo que un grupo de argentinos, imbuidos del más grande de los odios, fue capaz de hacer con sus compatriotas.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

3 COMENTARIOS

  1. «Lo que les faltó hacer de aquel plan, lo completó Carlos Menem con la complicidad de muchos que hoy se hacen los olvidados.»
    Es verdad y el más amnésico es el matrimonio presidencial, que le hablan del turco y se hacen los desentendidos, cuando en los 90 se abrazaban y lo nombraban el mejor presidente argentino despúes de Perón.
    En esa misma recta están muchos politicos que parece que no le hacen asco a nada, los gobiernos pasan y ellos están ahí, defenestrando a los anteriores para estar a tono con el ex-presidente en funciones: Scioli, Diaz Bancalari, Randazzo y siguen las firmas.
    Espero que en las próximas legislativas los que tengamos memoria seamos los votantes.

  2. es muy cierto tu comentario moreti…pero cuidado, que los verdaderos traidores de isabelita fueron sus colaboradores politicos mas directos y cercanos (lopez rega y compañia). ellos mismos fueron los que le aconsejaron, a isabel, nombrar a videla comandante en jefe del ejercito.

  3. los militares ademas del genocidio vacearon al pais…con la gran fuga de capitales de mas de 50 millones de dolares y la gran deuda externa que ampliaron en los años posteriores..el matriimono k en estos 6 años logro que se fugaran 32 billones de dolares una cifra mucho mas amplia..y todo para parar la feroz bancarrota capitalista y embargar una vez mas al pueblo..despues se llenan la boca de que este es un gobierno nacional y popular..por que no nacionalizan el comercio exterior y la banca???si este es el gobierno de los derechos humanos que se responsabilice de fuentealba ,lopez y demas desaparecidos en democracia ademas de los militares que no han sido procesados y juzgados como corresponde…y de los que vendieron patria en los 90 ??quien los condena??

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí