A los Abuelos:

0
47

A modo de introducción les cuento que por mi trabajo, a diario me encuentro con distintas situaciones, de violencia, de injusticia, de desesperación, de abandono y de tantas otras como se puedan imaginar. A veces cuesta terminar el horario y despegarse de la sensación y el sabor amargo que te queda en la boca y en el alma.

Por qué digo esto? Bien, porque hoy como tantas veces me cansé, pero esta vez lo trasmito de esta manera.

Hace unos días perdimos una abuela, que podríamos decir es una abuela de todos, yo no la conocía a Sofía ni a su flia pero tengo abuelos y no puedo ni siquiera pensar en no tenerlos, por eso, hoy les digo que demos un giro a esta situación, es increíble que nuestros abuelos no puedan estar seguros, que algunos seres despreciables continúen libres como si nada después de semejantes hechos, que esta situación continúe a 72 horas de lamentar la perdida de Sofía, ya hay mas de 30 casos de asaltos a abuelas, no son demasiados?

Además de marchar por la seguridad, que hacemos? Llevamos nuestros abuelos a vivir con nosotros, los llevamos a nuestras casas, le contratamos una acompañante que los cuide, o quizás algún sereno que vigile sus casas, son algunas de las alternativas.

Esto no puede seguir así, es injusto que quienes tendrían que estar tranquilos no lo estén, que aquellos que tendrían que estar encerrados hoy gozan de los derechos y garantías que tenemos aquellos que son correctos.

Hemos perdido muchas cosas en Baradero, los mates en el zaguán o en la vereda hasta altas horas, las ventanas y las puertas ahora tienen rejas, y ahora re educar a nuestros abuelos con que – no salgas al patio sola a  arreglar las plantas a la mañana hasta que yo no llegue, no riegues la quintita hasta la tarde vengo tomamos unos mates y te ayudo, no le abras a nadie, me hago un juego de llaves por si a caso pasa “algo”, si sentís ruido o ves algo extraño llámame tengo el celular siempre prendido – estas y tantas otras son las recomendaciones que les damos a nuestros abuelos. No tendría que ser al revés que ellos nos digan: cuídate, abrígate, en vez de ser al revés?. Hoy les cambiamos sus costumbres, los invadimos, les sacamos su privacidad, porque quienes tienen que cuidarlos y protegerlos no pueden y por quienes tendrían que estar encerrados no lo están. Y bueno querida ciudad así estamos, marchemos pero también recemos para que esto termine de una vez por todas…

 

Nerina Melchiori       

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí