Abandonaron un bebe en un hogar de San Nicolás e investigan si se trata de Agustín

5
55

bb2-640x4801

A media mañana arribaron al hogar “El Amanecer”, de la ciudad de San Nicolás, Gabriela López, su abogada, la Dra. Mirta Cardoso y algunos familiares a fin de establecer si el bebé que ayer en horas del mediodía fuera dejado en las puertas de la institución, es efectivamente Agustín, quien –según el testimonio de la madre-entregó el sábado por la tarde en un acto de desesperación a una desconocida, en inmediaciones a la clínica San Martín.

La comunicación la estableció la fiscal, Dra. Helena Terreno con los familiares de Agustín, quien al tanto de la investigación que se lleva adelante en San Pedro para dar con el paradero del menor, dio aviso de este hallazgo. Desde San Nicolás, FM Génesis realizó la cobertura del procedimiento por la búsqueda de Agustín.

En principio se pudo establecer que el pastor De Felipe, es la autoridad a cargo del hogar de contención de chicos de entre 0 y 21 años. La institución cuenta con un sector anexo al edificio y en medio de sus tareas habituales, personal del lugar halló el lunes cerca de las 11 de la mañana un bebé abandonado en la puerta. Se trata de un chiquito de sexo masculino, de aproximadamente 7 o 10 días de vida con el cordón umbilical.

Se aguardaba la llegada de personal de Fiscalía a cargo de la investigación del caso y de coordinadoras del área de minoridad. Durante las primeras horas del procedimiento no se le permitió a Gabriela López, (suponiendo que se trate de la progenitora del menor abandonado), mantener contacto físico con el bebé.

 www.sanpedroinforma.com.ar

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

5 COMENTARIOS

  1. que verguenza para que lo trajo al mundo si lo dejo tirado pobre angelito , pueda hacer que se lo den a una familia que le de mucho amor … y pensar que hay tanta gente que quiere adoptar

  2. es una verguenza… pobre criatura tanta gente sufriendo por no poder tener hijos y esta basura lo deja.

  3. No lo han dejado tirado.Supongo q al dejarlo en la puerta de una institución han tenido la intención de protegerlo(esto sucede con frecuencia)lamentablemente y no somos quienes para juzgar los actos que, muchas veces desde el dolor, llevan a estas instancias.He podido conocer relatos de historias de vida conmovedoras y extremas en que, las madres conviven con el arrepentimiento y la culpa durante toda su vida pero sienten ese consuelo al menos de saber que, no han abortado y que, en algún hogar -que suponen como «más apto»- han logrado crecer esos hijos que no han podido, por situaciones de vida que no hemos pasado, criar ellas mismas.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí