Aceto: una droga que potencia a delincuentes

0
139

armafuego

Contiene un precursor químico utilizado en la elaboración de la heroína.

Según los especialistas, quita las inhibiciones y convierte a los malvivientes en un «arma mortal»

El aceto es un polvo conformado por anhídrido acético, al que debe su nombre, y medicamentos pisados que se mezcla con agua y se ingiere. Su efecto dura 8 horas y su precio es de unos14 pesos en las villas.

«El que toma esto se convierte en un verdadero asesino. Le estalla la cabeza, queda anestesiado. Desaparecen las inhibiciones morales y se convierte en una arma mortal«, explicó el titular de la Asociación Argentina Antidrogas (AAA), Claudio Izaguirre, a Diario Popular.

El anhídrido acético es un precursor químico, el famoso y saludable condimento de ensaladas lo contiene, pero también se utiliza en la elaboración de drogas químicas como la heroína. En la Argentina, la utilización del anhídrico acético para realizar drogas ilegales no está muy difundida; sin embargo, en Afganistán, China o México ese uso está muy extendido.

Sus consumidores por lo general son de estratos sociales bajos y lo utilizan cuando el paco ya no satisface sus necesidades y su consumo es igualmente letal.

Según los expertos, se los delincuentes los utilizan para envalentonarse antes de salir a robar.

El anhídrido acético vendría a ser en este caso lo que la efedrina es para el éxtasis. Este químico también se usa en la industria plástica, así que habría que darse cuenta lo dañino que resulta para el organismo», indicó. El experto aseguró que quienes consumen aceto pueden «actuar como animales, sin ningún rasgo de civilidad».

La droga tiene un efecto de ocho horas de duración, lapso en el cual los delincuentes se envalentonan y salen a robar sin prejuicios.

El paco hace diez años empezaba a ser noticia. La droga que comenzó a venderse y consumirse en las villas fue ganando terreno e incluso llegó a la clase media. El desperdicio de la cocaína marcaba así el inicio de una verdadera guerra entre asentamientos de la capital y la provincia.

Pasaron los años y muchos de esos chicos que se criaron bajo el consumo de pegamento, llamados “PIBES POXI” , que inhalan la sustancia en bolsitas (el tolueno es uno de los principales componentes más tóxicos), fueron entregando sus vidas al paco.

Pero el negocio narco se reinventa siempre. Hay tres nuevos nombres que ya suenan entre las nuevas drogas basura.

Una se  llama Aceto,Queso y Combofumo. Se venden en las villas y muchos chicos  llegan a tomar hasta 100 dosis por día.

El “aceto” cuesta unos 14 pesos por dosis y es como una especie cocaína rebajada a la que agregan medicamentos. El polvo no se inhala sino que se toma por boca. La consumen jóvenes que adictos al paco buscan mayor poderío en una droga que tambien es letal.

Hoy una dosis de paco ya no se consigue a un peso, valen entre 5 y 10 pesos.

El “queso” es una versión menos potente del paco. En méxico se lo conoce como “CHIVA”. “los transas” la llaman queso por su consistencia grumosa y la ofrecen a los más chicos como forma de iniciarlos en la adicción.

En su composición, hay aproximadamente entre un 2 y un 8 por ciento de heroína y el resto es una base de medicamentos para la gripe o alergia. Medicamentos de venta libre, que en muchos casos son sustraídos en asaltos a farmacias. Cabe aclarar que ha sorprendido además como se han incrementado los robos a farmacias en busca de medicamentos. Y esto marca el desarrollo de nuevas industrias fabricar estas sustancias locales como forma de captar nuevos consumidores. Esto revela, una vez más, la existencia de cocinas y laboratorios clandestinos”

La heroína es más barata que la cocaína. Desde de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícita de la Provincia de Buenos Aires ya están trabajando al respecto. La heroína está ingresando al país más que antes. El año pasado gendarmería secuestró 13 kilos.

El “COMBOFUMO”, es una mezcla de paco con marihuana. Se vende como una especie de blister, hasta incluso con el papel para armar el cigarrillo

Pero, además del “paco”, la Policía encontró que los narcos habían preparado varias bolsitas de polietileno que a su vez contenían tres pequeños envoltorios, cada uno. En uno había pasta base de cocaína, en otro picadura de marihuana y en el restante papeles para armar los cigarrillos,

Los “dealers” comenzaron a vender ese empaque, al que le dieron el nombre de “combofumo”. Las autoridades creen que esta droga llega a la clase media y por eso se le suma la marihuana. Cada dosis se vende a 10 pesos.

Este panorama resume el peligro que representa este avance narco. Las cifras y los estudios muestran como el negocio se reinventa todos los días. En medio de todo esto hay palabras clave: PACO, ASALTOS, MENORES, VIOLENCIA Y MUERTE.

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí