Adicciones. CPA Baradero

0
158

Alicia farias y Romina Varanese del CPA Baradero visitaron los estudios del FM Diferente para tratar un tema que toca la salud psíquica y física de las personas: las adicciones.

¿Qué es un CPA? 

“El CPA o como lo conocen más en Baradero  el Centro  Esperanza  es un centro provincial de atención a las adicciones que depende del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires a través de su Subsecretaria de atención a las adicciones y enfermedades psiquiátricas o enfermedades mentales. Hay funcionando aproximadamente 180 CPA en la provincia, es un programa que pertenece justamente  a la provincia y lo que nosotros trabajamos es la prevención y asistencia de la situaciones de consumo problemático de sustancias y adicciones. Incluimos drogas legales e ilegales.”

¿Cómo puede llegar el paciente a ustedes?

“Hay diferentes vías por las que cuales puede  llegar una persona, puede llegar la persona que está padeciendo la problemática, puede llegar algún familiar para hacer una consulta- hacemos orientación a padres, a familiares, a veces primeras entrevistas para ver cómo pueden hacer para hacer llegar a la persona que está padeciendo la situación en forma directa, pueden venir a través de un derivación de alguna institución, escolar o cualquiera de las  que funcionan aquí en Baradero como puede ser servicio local, el hospital, patronato de liberados, alguna unidad sanitaria, el hogar de ancianos, del Juzgado de Paz. También recibimos directamente de  la Comisaria de la mujer con la que trabajamos en forma conjunta cuando hay alguna denuncia que involucra a una persona que consume sustancias, nos llaman en el momento que están atendiendo a la persona y nosotros ya la damos el turno para una admisión en el CPA, estamos coordinados con ellos de esta manera, esto en Baradero. Pero después pueden venir de San Nicolás de los juzgados de familia o a veces de otro tipo de juzgados, personas que han tenido algún tipo de causa y el juez decide que tiene que realizar un tratamiento por consumo de sustancias.”

¿Y cuál es básicamente el trabajo que hacen con esa persona que llega a la consulta?

Lo primero que hacemos es una entrevista  de admisión. Lo que se trata acá es ver si la problemática que presentan es una problemática que está relacionada con el consumo de sustancia. Para que nosotros podemos recibir el caso la persona tiene que estar compensada, es decir con tratamiento psiquiátrico, no podemos trabajar con una persona que este con un brote psicótico y demás,  porque nosotros trabajamos con la palabra y para que la palabra pueda fluir, pueda entrar , la persona tiene que estar compensada. Trabajamos con muchos pacientes que tienen esta patología dual juntamente con psiquiatras, generalmente con psiquiatras del hospital. En base a la admisión decidimos cual es la psicóloga que va a continuar el caso, eso tiene que ver en base a las características del caso, la situación, como está cada psicóloga con la cantidad de pacientes y demás. La evaluación consiste en hacer una evaluación toxicológica y una aproximación de su personalidad y delinear un tratamiento, que de acuerdo al diagnóstico,puede ser ambulatorio y dentro de la red provincial tenemos también la posibilidad de la internación. Hoy en día por la nueva ley de salud mental la internación es la última instancia o sea primero hay que agotar todos los recursos disponibles para ver si se puede superar la problemática dentro de la propia comunidad sin necesidad de estar internada. Entonces nosotros en relación a esto lo que hacemos a veces es cuando alguna persona en la evaluación está muy comprometida dentro de lo que es el consumo, decimos que no todos los que consumen son adictos y no todos los que consumen van a llegar hacer adictos, eso tiene que ver con una series de cuestiones de perfiles de personalidad.”

 

¿Por qué llegamos los seres humanos a la adicción?

Hay una serie de cuestiones que representan factores de riesgo, estos factores de riesgos están en los diferentes niveles o sistemas en los cuales se encuentra  inmerso el sujeto, desde lo personal, familiar, social, cultural o sea que no podemos decir que hay una causa, que a veces es lo que nos tranquilizaría , lamentablemente no es así. Cuando hablamos de un reciprocidad causal hablamos de que aparecen varios de estos factores de riesgos y conjugados producen una interacción que dan una mayor posibilidad de que se presente la problemática, después en la Clínica es la Clínica y el sujeto, es decir cada persona es singular y cada caso es singular y nunca tratamos a dos persona de la misma manera, esto es casi un armado artesanal como con cualquier persona que uno trabaja porque somos sujetos singulares, no habemos dos iguales, entonces tiene que ver con esto.”

¿Cuál es el rango de edad en la que hay mayores consultas?

“Te tenemos que decir que desde los 14 años a los 70 , porque ahora estamos realizando un taller en el hogar de ancianos con algunos pacientes y tienen alrededor de los 60  o 70  años. También hay algunos que están yendo hacer tratamiento ambulatorio al CPA o sea que es un rango bastante amplio, desde los adolescente hasta los adultos mayores.”

¿En los adolecentes en nuestra ciudad el mayor riesgo es la adicción al alcohol?

“El consumo de sustancias se fue instalando en los jóvenes cada vez más en nuestra ciudad, pero bueno el tema de alcohol es algo que está muy presente y más naturalizado. Es como la puerta de entrada, empiezan con el alcohol  y después pasan a otra instancia, nosotros en la actualidad estamos recibiendo muchos pacientes que no están tomando tanto alcohol, sino que van más a la droga ilegal y no es la marihuana como en otras épocas que era alcohol y marihuana, hoy en día aparecen muchos chicos jóvenes con el consumo de cocaína.”

Me acuerdo que me contaban la otra vez que había padres que preferían que sus chicos tomen en sus casas que afuera y resulta que les sigue haciendo tan mal, tomen donde lo tomen

“Ese es el eterno dilema que a veces tenemos los padres, pero por ahí lo que nosotros trabajamos en el tratamiento cuando tenemos este tipo de situaciones, es la importancia de la palabra, la importancia de la autoridad y de habilitar a un hijo a que consuma y eso tiene un mensaje detrás, es simbólico, es representativo, por ahí a uno le da temor, todos somos padres y sabemos de lo que se trata  que nuestros hijos atraviesen la juventud, la  adolescencia  en estos tiempos y decimos prefiero que tome acá y que no vaya a otro lado que no sé lo que hace, pero detrás de eso también hay un mensaje  es que vos estás habilitando de alguna manera y es un dilema en la cual estamos todos los padres atrapados. Es muy importante  que uno como padre pueda decir NO, no estoy de acuerdo a que hagas esto y yo no voy autorizar que vos vengas hacerlo a mi casa  porque yo no estoy de acuerdo, esto está mal y sostenerlo. Lo que pasa es que después hay todo  otro trabajo que es saber a dónde va el jovencito y sabemos que siempre hay un lugar a donde lo van a poder hacer.”

¿Qué es lo que lleva a un humano hacerse adicto?

Por ahí la respuesta que se busca es la relación que este sujeto establece con esta sustancia, ¿Por qué relación? Porque es lo que espera que esa sustancia le dé, entonces establece un vínculo, yo la tomo y ella me da, entonces es ahí donde cambiamos la forma de intervenir. No es la droga que te mata, es que lo te pasa a vos que tenes que enfrentar esta situación de esta manera. Cuál es su padecimiento, que es lo que tiene que resolver, poder salir de esa situación, poder enfrentar los desafíos de la vida desarrollando las potencialidades, poder resolver la conflictiva que uno pueda tener y por ahí es eso lo que te traba y te deja paralizado frente a una situación y recurrís a un profesional.”

Lo importante es que sepamos que de eso se puede salir.

“No es fácil, hay que pedir ayuda y se puede hacer un tratamiento, el tema es que las adicciones no se curan, sino que se rehabilitan, no es una enfermedad como una gripe que tomas un antibiótico y te curás.”

¿Esto quiere decir que uno está siempre al límite de volver a caer?

“Siempre tenés que estar luchando contra esto, porque vos salís a la calle y tenes un montón de situaciones que antes no pudiste enfrentar y por eso por ahí fuiste en busca de una solución más fácil y ahora tenés que estar preparado  para poder enfrentar un montón de situaciones personales, familiares, sociales, culturales, laborales, las que sean y siempre estás ahí en el límite, es una lucha constante con respecto al tema de volver a caer. Estamos hablando de adicción, en realidad hay mucha gente que ha dejado de consumir,  lo que  hay que tratar de no hacer es descuidarse, decir bueno ya esta, a mi no me va a pasar más, yo lo manejo, yo consumo cocaína y no me va a pasar nada. Es más cuando nosotros tenemos pacientes que ya hace un tiempo que no consumen   no es que enseguida dejan de consumir y le damos el alta, seguimos trabajando  con ese paciente por mucho tiempo  más  ¿Por qué? Porque el consumo es el síntoma, es lo que se ve de una problemática más profunda, entonces si bien por supuesto uno apunta a que puedan dejar de consumir, hay que trabajar aquello que lo llevo a esa situación porque sino vuelve aparecer o se manifiesta en otros síntomas.”

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí