Adrián Suar sufrió un revés judicial en una causa por plagio

0
160

Adrián Suar sufrió un duro revés judicial al conocer que tres peritos oficiales determinaron que la película El fútbol o yo, estrenada en el año 2017, es un plagio de la novela Enfermo de fútbol, escrita por Daniel Fresco y publicada en el 2015.

El autor había iniciado una denuncia penal hace dos años contra Suar, el director Marcos Carnevale –ambos autores del guión– y José Levy, coproductor y creativo del filme que protagoniza el director de programación de El Trece junto con Julieta Díaz.

Fresco habló con Intrusos (América) y brindó su opinión respecto a la ventaja que posee de cara un posible juicio. “Yo lo notaba en la línea argumental, personajes, diálogos, y ahora peritos independientes e imparciales me dan la razón, tomaron cosas de mi novela que fueron volcadas en la película”, indicó el escritor, que además agregó que si se comprueba el plagio puede haber hasta seis años de prisión.

“Ellos tenían la opción de sentarse a hablar cuando empezó todo, hubo mediaciones pero no se avanzó”, reveló Fresco en el programa de Jorge Rial.

El autor de la novela aseguró que los datos brindados en las pericias son clave para echar luz sobre la cuasa y algo fundamental para poder defender sus derechos de autor y creador. “Hubo muchas oportunidades antes para hablar y no se hizo. Es triste que pasen estas cosas”, sentenció el escritor.

El abogado de Suar le dijo al periodista Adrián Pallares que los resultados que salieron a la luz es solo una parte de los hechos, y que las pericias del lado del demandado -hechas por Juan José Campanella y Marcela Guerty– dicen que no es un plagio, y que todavía no hay resolución alguna en la Justicia.

Al momento del estreno de la polémica película, Patagonik –productora de la misma- y Suar hablaron con PERFIL y negaron lo denunciado por Fresco. “Patagonik desmiente categóricamente sus dichos y ratifica ser titular de la totalidad de los derechos correspondientes a los efectos de la producción, distribución y explotación comercial de la película y de su guión subyacente, y no se ha cometido infracción alguna a derechos de propiedad intelectual”, sostuvieron desde la compañía cinematográfica.

Suar ya tuvo algunas situaciones similares por acusaciones del mismo tipo. Gastón Portal lo demandó por el nombre de Poliladron (El Trece, 1995 – 1997), y ambas partes llegaron a un acuerdo en 1998 en el que se dictó que el director de Pol-ka le pagase a su colega el monto de 141.250 pesos.  También le sucedió con algunos capítulos de Gasoleros (El Trece, 1998 – 1999); y con la guionista Adriana Lorenzón por similitudes entre un unitario que nunca salió al aire llamado Fuego en tu boca y la tira Sos mi hombre (El Trece, 2012 – 2013).

exitoina.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí