Alarmante cifra: en el país se produce un ataque sexual por día

0
29

estocolmo

Lo reveló un informe realizado por Amnistía Internacional en la Argentina, entre enero y noviembre del año pasado. En ese tiempo, se produjeron 110 femicidios y el programa de Atención a las Víctimas de Violencia recibió 40 llamadas por día.

Si bien la epidemia de violencia avanza sin pausa y sus víctimas suelen concurrir a las salas sanitarias y hospitales por las consecuencias físicas y psíquicas que genera esta situación, el equipo de salud se veía hasta ahora limitado en su capacidad de dimensionar y evaluar el impacto de este fenómeno.

Frente a esta imposibilidad, el ministro de Salud provincial, Claudio Zin, firmó la resolución 1583, por la cual se crea el primer Registro de Violencia del Sistema de Salud.

De este modo, cada médico o profesional de la salud que se encuentre frente a una víctima de violencia contará con una planilla específica para notificar el caso al Ministerio de Salud (tal como se hace con males como el dengue o la gripe).

De esta manera, no se limitará a registrarlo sólo como una lesión aislada- tal como ocurría hasta ahora- sino que se notificará como un hecho de violencia que formará parte de un análisis estadístico para generar políticas sanitarias específicas.

«En general, la magnitud epidemiológica del problema no se conoce porque las prácticas sanitarias se concentran en el tratamiento de la lesión, sin percibir que, muchas veces, es consecuencia de situaciones de violencia», explicó Magdalena Grau, coordinadora del Programa Provincial de Salud para la Prevención de la Violencia Familiar y Sexual de la cartera sanitaria bonaerense.

La resolución que lleva la firma de Zin permitirá ir configurando «un registro epidemiológico certero que dé cuenta del fenómeno y permita elaborar políticas públicas para prevenir y detectar a las víctimas lo antes posible», explicó el ministro.

De este modo, Buenos Aires será la primera provincia del país que cuente con un Registro de Violencia en Salud elaborado por los equipos de sanitarios, tanto de Centros de Atención Primaria como de hospitales públicos.

La planilla contendrá datos de residencia y personales, además de consignar el área del establecimiento por donde ingresó la consulta, el tipo de violencia que sufrió, el vínculo que la víctima tiene con el agresor y la decisión terapéutica que tomó el profesional al asistirla.

Para poner en marcha el nuevo Registro, el Ministerio de Salud iniciará próximamente una serie de cursos de capacitación destinados a todo el equipo sanitario a fin de que cuenten con herramientas precisas a la hora de abordar a una víctima de violencia y de poner en marcha el nuevo registro.

“Quienes sufren la violencia raramente consultan, por eso es vital que el equipo de salud esté capacitado para abordar a la víctima una vez que ingresa al sistema, porque hacerlo es aprovechar una oportunidad que tal vez resulte única y que puede evitar desenlaces graves”, explicó Grau. Y señaló que “es preciso tener personal entrenado porque, en buena parte de los casos, las afectadas no conciben el maltrato que reciben como una forma de perturbación de su salud”.

Según detalló la especialista, las manifestaciones de la violencia no siempre resultan obvias. “Además del golpe y los hematomas, la violencia física, psicológica, económica o sexual puede generar síntomas más difusos a los que debemos estar atentos como cefaleas, trastornos gastrointestinales, envejecimiento prematuro y hasta alergias”, concluyó Grau.

Fuente: www.prensa.gba.gov.ar

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí