algo más de internet..los niños y la red

3
48

inter2

Introducción

El siglo XXI será el siglo de la información. Los profesionales de la salud infantil tenemos la responsabilidad de conocer y educar sobre el uso correcto de las herramientas tecnológicas que ya están al alcance de gran parte de la población y en continua expansión.

Internet, una red gigante de computadoras conecta gente e información por todo el mundo. El crecimiento imponente de Internet ha puesto el conocimiento y la información en la yema de nuestros dedos. Las posibilidades de aprender y de explorar en el Internet son infinitas.  Los niños han aprendido las habilidades básicas del trabajo con las computadoras en esta última década prácticamente desde su nacimiento. Sin embargo aunque ellos sean experimentados usuarios, requieren de la experiencia y de un adulto sin importar los conocimientos técnicos y/o tecnológicos que los progenitores posean.

Características del uso de Internet por los niños

Según un artículo publicado en BBC Online Network, sólo en Reino Unido, el 70% de los menores tienen acceso a Internet desde casa, y de ellos más del 52% destina cada semana cinco horas, como mínimo, a navegar. El 80% de los padres, por su parte, no sabe cómo conseguir que sus hijos utilicen, de forma segura, Internet y, lo que es peor, muchos de ellos desconoce los riesgos y peligros que entraña la Red.

De acuerdo a los datos de una encuesta realizada por la consultora Prince & Cooke (2006)  en la Argentina el promedio de horas/día frente a las computadoras personales es de 2,5 hrs. El 28 % de los padres definen que no es una preocupación familiar el ingreso a Internet por parte de sus hijos y un 16,7% determina que no ha establecido ninguna «política familiar» específica. El 60% de los padres conoce la existencia de filtros para que sus hijos menores no accedan a sitios no deseados, pero

el 75, % de éstos no ha instalado ninguno en su hogar.

Casi como una obviedad, la mayoría de los padres advierte a sus hijos que no deben de hablar con personas extrañas, o abrir la puerta a un desconocido si están solos en la casa y que no deben dar ninguna información a cualquiera que llame por teléfono.

La mayoría de los padres también controla a dónde van a jugar sus hijos, qué programas de televisión ven y los libros y revistas que leen. Sin embargo, muchos padres no se dan cuenta de que el mismo nivel de supervisión y orientación se debe de proveer a los niños cuando se conectan a Internet.

Según la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (España)

un 30% de los niños con cinco años usan Internet, más del 60 % entre los 8 y 13 años y un

75% en de adolescentes entre los 15 y los 17 años.

Sólo uno de cada tres de los menores que utilizan habitualmente Internet, tiene como objetivo principal la búsqueda de información. La mayor parte, un 66%, lo concibe como una herramienta de ocio: un 36% se conecta fundamentalmente para chatear, otro 17% para jugar y, finalmente, otro 13% para buscar música.

 Es por ello que los pediatras recomendemos a los padres un adecuado control sobre las actividades que los menores desarrollan frente a la pantalla.

 El estudio “Seguridad infantil y costumbres de los menores en Internet” realizado por las ONGs Españolas ACPI (Acción Contra la Pornografía Infantil) y PROTEGELES revela datos realmente escalofriantes:

 Un 18% de los menores que accede a la Web lo hace a salas de Chat

específicas sobre sexo, porcentaje al que hay que añadir otro 8% de menores que han entrado en alguna ocasión.

 Un 30% de los menores que habitualmente utiliza Internet ha facilitado ya su número de teléfono en alguna ocasión durante sus conexiones.

 El 14% de los menores encuestados ha concertado una cita con un

desconocido a través de Internet y otro 8% lo ha hecho en más de una

ocasión.

 Un 44% de los menores que navega con regularidad, se ha sentido acosado/a sexualmente en Internet en alguna ocasión

Recomendación para padres

A medida que los niños crecen son diversas las necesidades de cuidado que como profesionales podemos recomendar a los padres :

De 2 a 4 años: el comienzo

Durante esta etapa, es más que probable que la actividad en línea implique a los padres. Los padres pueden sostener a los niños en su regazo mientras miran fotografías de la familia, utilizan una cámara Web para comunicarse con parientes o visitan sitios para niños.

Aunque los niños de esta edad tienen una capacidad de atención limitada para las actividades en línea, las imágenes de Internet pueden estimular su imaginación e incorporarse a sus experiencias. En esta edad, los adultos desempeñan una función importante en la enseñanza de un uso de Internet seguro y la supervisión estrecha de las reacciones de los niños al material en línea.

De 5 a 6 años: ellos solos

Cuando tienen cinco años, los niños probablemente desean explorar la Web por sí mismos. Es importante que los padres orienten a sus hijos a navegar de forma segura por Internet ya que comienzan a utilizar Internet ellos mismos.

Los niños de 5 a 6 años normalmente tienen un punto de vista positivo y una naturaleza abierta. Están orgullosos de que ya saben leer y contar, y les encanta conversar y compartir ideas. No sólo desean portarse bien, sino que también confían en la autoridad y en contadas ocasiones la cuestionan.

De 7 a 8 años: crece el interés

Parte del comportamiento normal de los niños de este grupo de edad es ver cómo se pueden escapar. Mientras están conectados, los niños de esta edad intentar ir a sitios o hablar en salas de Chat donde sus padres no les darían permiso.

Los niños de siete y ocho años tienen un agudo sentido de la familia. Están empezando a desarrollar un sentido de su propia moral e identidad de género, y normalmente están interesados en las actividades de los niños mayores que forman parte de sus vidas. Los niños de 7 a 8 años tienden a confiar fácilmente y, por lo general, no cuestionan la autoridad.

De 9 a 12 años: expertos en línea

Los preadolescentes quieren saberlo todo y han oído que está en la Web. Es normal que intenten averiguar lo que hay. Para cuestiones que los padres podrían considerar objetables (por ejemplo, contenido para adultos de sexo explícito o instrucciones para fabricar una bomba), pueden utilizar el asesor de contenidos. Este programa incluido en el navegador Internet Explorer permite el control del acceso a determinados sitios.

El criterio que se aplica para efectuar los controles son basados en desnudez, lenguaje, sexo y violencia. Al activar el Asesor de Contenido el programa Internet Explorer sólo mostrará el contenido restringido a los niveles establecidos.

Los niños de este grupo de edad utilizan Internet para buscar información para proyectos escolares. También descargan música, utilizan el correo electrónico, juegan en línea y votan a sus famosos favoritos en los sitios de fans. El método preferido para comunicarse con los amigos es la mensajería instantánea.

13 a 17 años: técnicamente sofisticados

Ayudar a los adolescentes con la seguridad en línea resulta bastante complicado, Porque normalmente saben más que sus padres sobre el software de Internet. Incluso con niños mayores, es importante que los padres adopten un papel activo para guiar el uso de Internet de los niños. Un cumplimiento estricto de las normas de seguridad en línea acordada por los padres y los hijos, así como las revisiones frecuentes de los informes de la actividad en línea de los niños, son muy importantes.

Control Parental

El “control parental” se refiere clásicamente a aplicaciones, programas (software) que tienen la capacidad de bloquear, restringir o filtrar el acceso a determinada información ofensiva para los niños o personas susceptibles. Actualmente el concepto de «control parental» va más allá de sólo aplicaciones técnicas y toca el tema de educación, formación, comunicación entre padres e hijos y el manejo correcto de la información

por parte de los padres.

Algunas opciones para ejercer control parental sobre los contenidos que los niños ven en Internet son, además del asesor de contenidos mencionado precedentemente lossiguientes programas

 Netnanny (www.netnanny.com)

 CyberPatrol (www.cyberpatrol.com)

iProtectYou (www.softforyou.com/ip-index.html)

 Norton Internet Security (www.symantec.com).

Estos programas cuando encuentran una página con contenidos inapropiados, bloquean el acceso a la misma y muchos de ellos también permiten que se determine un horario en el que se establece la conexión. Otras aplicaciones, como CyberSitter, pueden bloquear los mensajeros instantáneos, programas de chat, clientes FTP (para transferencia de archivos) y bloquear el acceso a redes de intercambio de archivos del

tipo del Kazaa o Emule.

Uno de los principales problemas que se detectan en los hogares es el creer que con solo poner un filtro de contenidos alcanza para proteger el ordenador de contenidos no deseados, y eso está muy lejos de la realidad. Los programas de filtrado pueden usarse como “auxiliares” de la protección pero resultan inútiles si no existe una supervisión adulta adecuada. 

Supervisión Adecuada

Un niño que navega Internet debe ser supervisado estrechamente por un adulto responsable.

Este adulto debería tener un mínimo conocimiento de informática, pero en caso que no tenga conocimientos de computación puede ser suficiente con que este adulto vea, interprete y evalúe lo que pasa en la pantalla. Sin un adulto referente y en cercanía, el niño puede encontrar, incluso sin proponérselo, material peligroso o prohibido.

Compartir Internet

El concepto de Compartir Internet se orienta al diálogo familiar, la revisión de reglas consensuadas dentro de la familia y a fomentar el uso positivo de las tecnologías. Internet debe formar parte del universo de temas de conversación familiar y ser un ámbito donde se aprenda y aplique la mirada critica y el discernimiento sobre la información obtenida.

Una supervisión adecuada, el apoyo de algún sistema de control parental y el involucrarse de toda la sociedad permitirá lograr el objetivo de compartir Internet y ser maduros en sus usos y aplicaciones. Para ello, las medidas más importantes -de cara a prevenir incidentes – quedan fuera del ámbito técnico y pasan más por la educación y comunicación entre padres e hijos.

El Compartir Internet es base para la prevención de riesgos que pueden aparecer asociados al uso de la Web.

Código de Navegación Segura

Finalmente proponemos como herramienta básica en la instrucción a los padres y a los pacientes que navegan Internet el “Código de Navegación Segura”

 

1.- El niño NO debe hacer uso de Internet sin la supervisión cercana de un adulto responsable.

2.- La computadora debe estar ubicada en un lugar común del hogar. La pantalla debe estar a la vista.

3 – Navegar, chatear y conversar de manera frecuente junto a sus hijos: “Compartir Internet“.

4 – Enseñe a sus hijos a consultarle antes de facilitar datos personales mediante correo electrónico, salas de Chat, foros y formularios personales.

5 – Hable a sus hijos de la sexualidad responsable, ya que los niños pueden encontrar contenido para adultos o pornografía en línea. Anime a sus hijos a que le informen sobre situaciones desagradables

6 – Elija un sitio adecuado para sus hijos como “pagina de inicio”. Arme y supervise una lista de sitios favoritos.

7 – Converse con sus hijos de sus amigos y actividades en  línea del mismo modo que de otra actividad del mundo real en la que empiezan a conocer personas nuevas.

8 – Enseñe a sus hijos a tener un comportamiento en línea responsable y ético y practique usted mismo el ejemplo.

9 – Comunicar a sus hijos que usted estará al tanto de sus actividades en línea.

10 – Esté atento a lo que sus hijos le informen, escúchelos y acompáñelos en estas etapas de descubrimiento.

Sociedad Argentina de Pediatría.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

3 COMENTARIOS

  1. ¿¿¿está pagina dice que Internet es peligroso para los niños??? pues no lo entiendo mucho

  2. No valen, eso no dice la nota; simplemente son los consejos para los padres ante la falta de control hacia los sitios donde entran los niños, algunos son peligrosos.Lo peligroso es dar direcciones, teléfonos y/o concurrir a citas con desconocidos, como también acceder a ciertas páginas de contenido para adulto, que un niño no es capaz de interpretar.Internet es una valiosíma herramienta de aprendizaje, así y todo, no es «sano» convertirla en la única fuente de información ni de relación con los amigos y demás.Se entiende?

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí