Alumnos ateridos por el frío en el Colegio «Marcos Sastre»

0
906

Desde hace ya un buen tiempo, por cuestiones de infraestructura, se decidió la supresión del flujo de gas con el que cuenta el Colegio «Marcos Sastre». Probablemente se pensaba que, llegada esta época, las obras de reparación estarían finalizadas, pero todos sabemos que el implacable ajuste al que viene siendo sometida la sociedad en su conjunto, prioriza los números por sobre el interés de la ciudadanía.

Ayer, atendiendo a la demanda de padres, estudiantes, centro de estudiantes, comisión cooperadora, personal docente y comunidad en general, la dirección de la escuela le hizo llegar una nota al jefe distrital para que por su intermedio intervenga ante la situación que está pasando la escuela. Las bajísimas temperaturas impactan en los tres niveles de la comunidad educativa en forma alarmante. Es necesario encontrar una solución que permita sobrellevar el proceso educativo en otras condiciones.

Por otra vía se envió también una nota al Jefe Distrital para que por su intermedio mande al Consejo Escolar, acerca de la obra reconexión de gas y calefacción en la escuela.

Se sabe que existen tres etapas de trabajo pero que recién se está trabajando en la primera y el frío, sobre todo a la mañana y a la noche, se torna insoportable.

ALUMNOS CON HIPOTERMIA

Los alumnos padecen el frío en las aulas hasta el punto que llevan a las clases hasta frazadas para intentar abrigarse y en muchos casos el abrigo resulta insuficiente. Pudo saberse que hace pocas horas, una alumna llegó a su casa con claros síntomas de padecer frío como palidez, temblores y castañeteo de dientes. Minutos después, su familia comprobó que estaba afectada por una hipotermia por lo que debieron recurrir a arroparla, acercarla a un calefactor, colocarle una bolsa de agua caliente y ponerle varias medias de abrigo para que su cuerpo recuperara la temperatura normal.
Es natural comprender que tal estado de cosas resulta intolerable y revela claramente la desidia de quienes tienen la responsabilidad de solucionar cosas como estas que, sinceramente, jamás deben ocurrir y si, como en este caso, suceden, se debe nada más que gruesos errores de criterio o directamente a desinterés por la educación de nuestros jóvenes. En ambos casos, esa actitud es totalmente censurable.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí