Ayer Juan B. Justo, hoy nosotros.

5
98

000000020415-640x480 

El 28 y 29 de junio de 1896, representantes de los trabajadores y organizaciones socialistas de nuestro país enmarcados en la figura de Juan B. Justo, desarrollan el congreso constituyente del Partido Socialista. Este pasaría a ser la acción política independiente de la clase obrera y el primer representante de ella.

En este congreso constitutivo se aprueba la declaración de principios, el programa mínimo y el estatuto.

El PS fue pionero en la conformación de los Partidos políticos de Argentina, definiéndose, ante la maduración de sus representantes y la clase trabajadora en base a las consecuencias del capitalismo, como representante del proletariado y el mástil de las banderas de la justicia social.

Estos principios ineludibles fueron los que produjeron las principales leyes en defensa del trabajador, posteriormente proclamadas por los sucesivos gobiernos democráticos, haciéndose eco de la labor socialista.

Aquí se manifiesta  el espíritu de un partido que apostó y apuesta asiduamente, a brindar los elementos necesarios para la conformación de un estado fuerte, que más allá de donde provengan las ideas, genere las condiciones básicas para el desarrollo de la integridad de sus ciudadanos y por consecuente, de la sociedad en su conjunto.

Hoy el Partido Socialista se encuentra en una etapa de re-fundación, donde la reivindicación de las ideas fundadoras y la aplicación de las mismas en el contexto actual, son el alimento excluyente de la discusión y la elaboración de nuevos paradigmas, bajo los mismos e irrenunciables principios de justicia social.

Hoy 28 de junio de 2009, en nuestro aniversario número 113, convocamos a todas y todos a encontrarnos en este sendero que, derribando los obstáculos de quienes intentan instaurar una forma de hacer política sin partidos, carente de ideas y basada en personalismos oportunistas, nos conduzca hacia el horizonte donde las diferencias y las coincidencias, puedan convivir alimentando la construcción de un mundo para todos. 

 

Un fuerte y cálido abrazo en el Socialismo

 

 

 

Rodolfo Lacabanne

Secretario General

Partido Socialista Baradero

Comentarios de Facebook

5 COMENTARIOS

  1. Esa es la forma que hay que tener para hacer política y como dice Koto no podemos dejar que nos gobierne un candidato solo porque armo una cascara sin contenido.
    Necesitamos votar a alguien que sabemos lo que va a hacer porque pertenece a un origen que sabemos lo que hizo.
    También me sumo al socialismo

  2. Muy interesante lo que plantea «Un segundo», realmente es un comentario de los que enrriquecen la democracia. Muy interesante lo que planteas vos Lacabanne y coincido plenamente en la reconstrucción de los partidos políticos.
    Hace mucho que no veo en esta página cosas de este nivel en una nota y en un comentario.
    Yo no puedo creer como no sos concejal carajo eso es una injusticia viendo lo que hay.
    Me comentaron que en el Partido Socialista se estan reuniendo seguido y va mucha gente. Es cierto? me gustaría participar.

  3. «Convocamos a todas y todos a encontrarnos en este sendero que, derribando los obstáculos de quienes intentan instaurar una forma de hacer política sin partidos, carente de ideas y basada en personalismos oportunistas, nos conduzca hacia el horizonte donde las diferencias y las coincidencias, puedan convivir alimentando la construcción de un mundo para todos».

    Para que en el 2011, las campañas no se transformen en un estudio de mercado seguido de la venta de un producto. Para que el contenido de las plataformas de campaña sea elaborado teniendo en cuenta principios, debates teorico-politicos, sin alejarse de las realidades y las necesidades del pueblo, y no sean un mero guion elaborado por un asesor de imagen o un licenciado en marketing, para que se vuelva a la discusion de ideas, de concepciones de estado, de modelos politicos, economicos y sociales, para que no se elijan apellidos, sino partidos sustentados en concepciones, ideas y principios… por una politica en la que los productos con envases llamativos pero carentes de contenido como Maroli, Macri y De Narvaez no tengan lugar.
    Me sumo a la propuesta del PS.

  4. Es interesante la historia del socialismo, como dice Rodolfo fue el primer movimiento que le dio entedidad a la lucha obrera. El gran problema del socialismo en la Argentina, fue que en un momento determinado de la historia quedo vinculado al conservadurismo.

    De alguna manera primaba una fachada socialista pero carente de una verdadera profundidad social.

    El vacío de representatividad hacia el sector obrero que caracterizo al socialismo en la decada del 40′, decada en la que compuso la famosa Unión Democrática, fue lo que de alguna manera le dio origen a la llamada revolución justicialista.

    Y en este sentido Peron cuenta en el famoso documental filmado por Pino Solanas en el año 71 «La revolución justicialista» como los viejos representantes del partido socialista no quisieron participar del movimiento justicialista pero si la juventud socialista, que se unio al movimiento que en ese entonces se estaba creando.

    Cuenta ademas que los socialistan tenian leyes obreras como, el descanzo anual obligatorio, pero no le habia puesto sanciones a las leyes, es ahi donde se escondía la trampa que ineludiblemente terminaba con el trabajador recurriendo a la justicia, esta concediendole la razon pero sin poder sancionar a la patronal.

    Y por ultimo en ese documental Peron señala que el movimiento justicialista es en realidad un movimiento socialista, pero como el termino «socialismo» era mala palabra en esos momentos en Argentina, y dado que el movimiento tenia como objetivo la justicia social, al no poder ponerle socialismo decidio ponerle justicialismo.

    Claro que para la decada del 70, el justicialismo ya tampoco era el justicialismo de sus inicios, al igual que el socialismo ya se habia enfermado, no de conservadurismo como el primero pero si de la burocracia sindical.

    Yo, como dice Rodolfo, creo profundamente en la democracia de partidos, quizas mi diferencia sea en que no creo en que estos partidos (los actuales) se han el vehículo para una nueva transformación social, me refiero a los partidos tradicionales, donde se encuentra el Partido Justicialista, la Unión Civica Radical y también por que no el viejo Partido Socialista.

    Por que no creo en esos partidos, por que sencillamente creo que se han viciado, que la profunda revolución social que puede lograr un movimiento, la puede lograr en la medida que sorprenda a los sectores conservadores, luego esos sectores se acomodan y hacen uso de los movimientos, claro que el golpe genera un avance una nueva situación. Con esto quiero decir que los movimientos sociales también envejecen, y en esa vejez se vuelven mas incapaces de transformar la realidad a como lo eran en sus inicios.

    Apuesto entonces al nacimiento de un nuevo espacio en Argentina de centro izquierda o progresista, algo similar a lo que ocurre en Uruguay con el frente amplio. Esa es mi apuesta puede llevar unos cuantos años los procesos sociales no siempre se producen rapidamente, pero tengo fe de que va a llegar y de que hay que participar para alcanzarla. No obstante viviremos pequeños avances seguidos de pequeños algunos retrocesos, podemos decir que el Kirchnerismo en algún sentido fue un tibio avance progresista, y este vuelco de la política hacia la más recalcitrante derecha es algo así como un pequeño triunfo de aquello que Sarmiento llamo civilización y que no es otra cosa que la oligarquía burguesa.

    Un saludo, a pesar de mis diferencias, a los compañeros militantes del partido socialista. Y me animo a llamarlos así por que se que nuestras diferencias, y ha muchos de ellos los conozco, estan en las formas y no en los objetivos.

Comments are closed.