Baradero: Conferencia de prensa del Dr. Gustavo Ferrari, Ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

0
272

En la tarde de hoy el Ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Dr. Gustavo Ferrari visitó Baradero, en el marco de su política de gobierno de constatar in situ, las Unidades Penitenciarias bonaerenses.

En una conferencia de prensa realizada en el despacho de la Intendente municipal, ante los medios locales, respondió a las consultas realizadas, explayándose con un estilo claro y ejemplificador.

Al comienzo de la misma comentó que venía de la ciudad de San Antonio de Areco donde estuvo presente en una Jornada  que se  viene realizando en varios municipios de la provincia, convocadas bajo un lema a que no sea indiferente la violencia de género. “Estuvo presente la Diputada Sandra París,- nos decía-  que es quien está organizando estas jornadas, también el intendente, concejales, todas las fuerzas, porque obviamente la violencia de género no tiene ideologías, entonces como todos tenemos que estar comprometidos en esta tarea lo que hicimos fue elaborar una jornada de trabajo con actividades multidisciplinarias”.

¿Con qué panorama se ha encontrado hasta ahora en las visitas que ha hecho a los Servicios Penitenciarios?

El Servicio Penitenciario tiene una carencia originaria que está motivada por la falta de continuidad en políticas de infraestructura a lo largo de los años. La última unidad grande se construyó en el año 2001. Tenemos una importantísima carencia en cuanto la cantidad de plazas que puedan llegar a cubrir las necesidades de internación de las personas en conflicto con la ley. Hoy por hoy desde el gobierno hemos tratado de recuperar algo de ese tiempo, aunque va a ser imposible recuperar casi veinte años en cuatro, pero vamos a terminar el mandato de María Eugenia con 3.280 plazas nuevas construidas y también con la refacción de muchas de estas cárceles que algunas datan del siglo XIX. Tenemos construcciones de 1874, 1880, 1890 y algunas de principios del siglo XX. Otro problema que encontré fue la muy poca dedicación a la tarea de asistencia y tratamiento dentro de las cárceles, muy pocos talleres funcionando, la educación con un sistema absolutamente obsoleto. Se enseñaba en las cárceles igual que como se enseña afuera y la verdad que una persona que está privada de la libertad con todo el tiempo para aprovechar ese período en el que está internado para poder terminar primario, secundario o realizar una formación profesional y someterlo al mismo régimen que si estuviera libre, es una cosa ridícula. Y así ha sido a lo largo de décadas. Nosotros cambiamos el sistema educativo y este año tenemos el récord de personas que estudian, alrededor de 24.000 reciben educación formal y casi 7000 más que reciben formación en oficios».

¿Qué se debe debatir, la construcción de más cárceles o la implementación de políticas que eviten tener más detenidos?

«Las dos cosas. Mi rol es el de Ministro de Justicia y como tal tengo que tratar de disminuir la sobrepoblación y generar condiciones dignas en las cárceles que es la función constitucional que tenemos. Obviamente como gobierno cada vez que implementamos desde el Ministerio de Justicia un sistema para que alguien salga con educación o algún oficio estamos contribuyendo a esa idea primaria de que la persona no vuelva. Cuando decidimos con la gobernadora construir una cárcel que va a estar destinada sólo a jóvenes entre 18 y 21 años, que es la nueva cárcel de Campana que vamos a abrir el año que viene, es porque le queremos poner todo el Estado a esos chicos que van a estar entre cinco y seis años detenidos y lo ideal es que podamos lograr que en ese período  con educación , con salud, con tratamiento a las adicciones, es que  ese chico no vuelva a la cárcel. Por supuesto que desde desarrollo social, desde educación, cada ministro hace su tarea para que la gente tenga sus necesidades básicas satisfechas. Tampoco es que, porque ello no ocurra, la gente vaya a caer en el delito, porque si no sería una estigmatización de la pobreza. Por eso es que todas las políticas son activas en todos los aspectos».

¿Existen estadísticas sobre el número de personas que reinciden en el delito?

«Si, hay números del reingreso, que está en el orden del 46%. Cuál es la reincidencia, no lo sabemos. Ese número ha ido cambiando con el correr del tiempo, pero aunque vuelva uno, ya hay un fracaso del Estado. Es un punto en el cual tenemos que concentrarnos. La sociedad tiene que entenderlo, porque muchas veces tienen un concepto erróneo en cuanto al tratamiento de los presos, dicen que se pudran en la cárcel, que la pasen mal, y la verdad es que así lo que estamos logrando es un círculo permanente, en el cual la persona sale con un resentimiento contra la sociedad tremendo, entonces a los dos días de estar en libertad vuelve a cometer delitos. Tenemos que lograr que la sociedad entienda que las personas privadas de la libertad merecen tratamiento, asistencia, educación para que no vuelvan a delinquir».

¿Cuál es su opinión con respecto a la gran cantidad de menores que participan en hechos delictivos graves?

«La política de minoridad en el país siempre está en el marco de una gran discusión. Coincido con el Ministro Ritondo en la necesidad de establecer muchos cambios, que estamos haciendo y proponiendo. De hecho, en la política penal juvenil, en los fueros estamos tratando de unificarlos para que las causas salgan mucho más rápido, sino también en la mejora del tratamiento. Hay un gran trabajo que está desarrollando López Medrano, Ministro de Desarrollo Social que tiene a cargo los Institutos de Menores, para tratar de generar ámbitos en los cuales las personas que tengan problemáticas delictuales sean atendidos con un régimen casi asistencial al principio para lograr que con un tratamiento a las adicciones, con educación, no ingresen en las cárceles y esa estadía se les convierta en una verdadera universidad del delito. Otra cosa es si le corresponde o no, y creo que sí, una pena por el hecho cometido porque hay un afectado, hay una víctima y a esas personas les debe caer el régimen que la ley determina. Lo que creo también es que un menor que comete un delito le avisó varias veces al Estado que iba a matar y ahí es donde nos debemos sentir interpelados y por eso también estoy planteando a la provincia un nuevo código de contravenciones para que tratemos de detectar las conductas pre delictuales, antes de que mate. Esto es lo que reclama el Ministro Ritondo, y nosotros también estamos muy preocupados. Si miramos la historia no es que hoy se levantó y mato, sino que entró y salió varias veces y muchas veces también volvió al ámbito donde generó su conducta delictiva, con lo cual la problemática está en empezar a ocuparnos anticipadamente. Ese el cambio de política que Ritondo está pidiendo».

Se ha comenzado a discutir el tema de la situación delictiva de los extranjeros, muchos de  ellos viven en el conurbano bonaerense y en el interior de la provincia.¿Cuál es su opinión sobre este tema?

«Extranjero o argentino, el que comete un delito tiene que estar penado, este es un punto central. La igualdad ante la ley es clave, y ahí ya no es una estigmatización, es una condición. Y la ley argentina en el caso de lo que significa la provincia de Buenos aires, tenemos y estamos llevando adelante una política que no se llama de deportación, sino de extrañamiento. Aquellas personas que, cumplida más de la mitad de la pena, o sea que condenados, pueden ser devueltos a sus países de origen. Ya hemos enviado varias personas a sus países de origen. Son personas condenadas y la ley permite y la persona también opta por esa posibilidad, que sean extrañados a su país de origen. La Argentina desde el Preámbulo está   dispuesta a recibir a” las personas de buena voluntad que quieran habitar en el suelo argentino”, siempre que estén en el marco de la ley y también que tengan el respeto por aquel país que los cobijó, no cometiendo delitos».

En una parte de la conferencia de prensa la Intendente de nuestra ciudad, Dra. Fernanda Antonijevic, también se dirigió a los periodistas presentes. Al ser consultada sobre la reunión con el Ministro, previa a la conferencia, manifestó:

“Tuvimos una charla previa general sobre las tareas que lleva adelante el ministro. Hoy se da un hecho histórico es la primera vez que un ministro termina de recorrer todas las unidades carcelarias de la provincia de Buenos aires en una gestión, así que gracias por su trabajo. Estamos planteando un convenio de cooperación con la Unidad Penal 11 para tratar de resolver con una situación que son los caballos en la vía pública. No solamente sobre este tema, sino sobre otros aspectos en los que ya estamos colaborando, pero hacerlo ya de un modo más formal. También tengo que destacar que el contacto con el Ministro y su ministerio es constante, hay temas puntuales como por ejemplo en lo referente a mediación comunitaria, todo lo que es  todo lo que es violencia de género, mediación, resolución de conflictos .También colaboramos en la elaboración del código contravencional. Estamos recibiendo subsidios desde el Senado para la construcción de la “Casa refugio para violencia de genero”. Todas políticas de prevención para estar junto al que lo necesita y sin demagogia”, decía la intendente.

El Ministro también destacó la política de colaboración con los municipios que albergan unidades penitenciarias, diciendo que “es permanente, de hecho estamos tratando de colaborar con los talleres. Incluso el trabajo del Consejo Escolar a través de los establecimientos educativos.

Todos somos un reflejo de la sociedad y el rol de la educación es determinante y clave. En definitiva vamos a terminar siempre cada conversación, cada debate reclamando siempre la importancia que tiene concentrarnos en la educación. Soy un producto de la educación pública, de la universidad pública teniendo padres que no terminaron el primario. Y precisamente ese Estado que ofrece y que garantiza la educación, en línea a la reflexión que estamos haciendo, la educación es lo primero que debemos mejorar.

Tema narcotráfico y tema drogas ¿Cómo están trabajando con los fiscales y los jueces?

«El narcotráfico es quizás uno de los problemas más serios que debemos enfrentar entre todos. En todo lo que significa el consumo de drogas no puede haber exclusivamente una tarea de la justicia o la policía. En la lucha contra la droga está involucrada la familia, los medios de comunicación los amigos, porque la cadena que termina en el narcotraficante inicia en el consumidor. Por eso es tan importante poder lograr políticas publicas que trabajen contra el narcotráfico. Hemos encontrado muy buena respuesta por parte de los fiscales y jueces, tanto federales como provinciales. Sabemos que tenemos una provincia desfederalizada en la lucha contra el delito por eso el narco menudeo se nutre del trabajo de los fiscales y jueces provinciales que ha sido muy efectivo. Tengo casi cinco mil detenidos por narco menudeo. Esto está acompañado por una política activa de nuestra gobernadora que como prueba piloto está implementando en ocho de los barrios más complicados del conurbano bonaerense donde el ataque contra el narcotráfico se ha transformado en una urgencia. Además de llegar con todo el Estado a esos barrios, es una lucha contra algo que termina logrando adhesiones graves por la seducción que tiene. Un soldadito del narco tráfico, que es quien avisa si viene la policía o capta clientes, está ganado $ 28000, o sea duplica el sueldo de un repartidor en su misma comunidad. Claro que lo que no se dice es que ese chico que gana$ 28.000 el 40% o 50% se lo gasta en consumo. Entonces se inicia un ciclo permanente en el cual la dependencia es verdaderamente grave. Este es el problema que tenemos hoy. Sabemos que esto existe y estamos dedicados especialmente a esta cuestión como política de Estado”.

BTI

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí