Carta de Jesús para ti en esta Navidad

6
401

Carta de Jesús


(Una historia sobre el verdadero sentido de la Navidad) Querido Amigo:

Hola, te amo mucho. Como sabrás, nos estamos acercando otra vez a la fecha en que festejan mi nacimiento.

El año pasado hicieron una gran fiesta en mi honor y me da la impresión que este año ocurrirá lo mismo. A fin de cuentas ¡llevan meses haciendo compras para la ocasión y casi todos los días han salido anuncios y avisos sobre lo poco que falta para que llegue!

La verdad es que se pasan de la raya, pero es agradable saber que por lo menos un día del año, piensan en mí. Ha transcurrido ya mucho tiempo cuando comprendían y agradecían de corazón lo mucho que hice por toda la humanidad.

Pero hoy en día, da la impresión de que la mayoría de la gente apenas si sabe por qué motivo se celebra mi cumpleaños.

Por otra parte, me gusta que la gente se reúna y lo pase bien y me alegra sobre todo que los niños se diviertan tanto; pero aún así, creo que la mayor parte no sabe bien de qué se trata. ¿No te parece?

Como lo que sucedió, por ejemplo, el año pasado: al llegar el día de mi cumpleaños, hicieron una gran fiesta, pero ¿Puedes creer que ni siquiera me invitaron? ¡Imagínate! ¡Yo era el invitado de honor! ¡Pues se olvidaron por completo de mí!.

Resulta que habían estado preparándose para las fiestas durante dos meses y cuando llegó el gran día me dejaron al margen. Ya me ha pasado tantísimas veces que lo cierto es que no me sorprendió.

Aunque no me invitaron, se me ocurrió colarme sin hacer ruido. Entré y me quedé en mi rincón. ¿Te imaginas que nadie advirtió siquiera mi presencia, ni se dieron cuenta de que yo estaba allí?

Estaban todos bebiendo, riendo y pasándolo en grande, cuando de pronto se presentó un hombre gordo vestido de rojo y barba blanca postiza, gritando: «¡jo, jo, jo!».

Parecía que había bebido más de la cuenta, pero se las arregló para avanzar a tropezones entre los presentes, mientras todos los felicitaban.

Cuando se sentó en un gran sillón, todos los niños, emocionadísimos, se le acercaron corriendo y diciendo: ¡Santa Clos! ¡Cómo si él hubiese sido el homenajeado y toda la fiesta fuera en su honor!

Aguanté aquella «fiesta» hasta donde pude, pero al final tuve que irme. Caminando por la calle me sentí solitario y triste. Lo que más me asombra de cómo celebra la mayoría de la gente el día de mi cumpleaños es que en vez de hacer regalos a mí, ¡se obsequian cosas unos a otros! y para colmo, ¡casi siempre son objetos que ni siquiera les hacen falta!

Te voy a hacer una pregunta: ¿A tí no te parecería extraño que al llegar tu cumpleaños todos tus amigos decidieron celebrarlo haciéndose regalos unos a otros y no te dieran nada a tí? ¡Pues es lo que me pasa a mí cada año!

Una vez alguien me dijo: «Es que tú no eres como los demás, a ti no se te ve nunca; ¿Cómo es que te vamos a hacer regalos?». Ya te imaginarás lo que le respondí.

Yo siempre he dicho «Pues regala comida y ropa a los pobres, ayuda a quienes lo necesiten. Ve a visitar a los huérfanos, enfermos y a los que estén en prisión!».

Le dije: «Escucha bien, todo lo que regales a tus semejantes para aliviar su necesidad, ¡Lo contaré como si me lo hubieras dado a mí personalmente!» (Mateo 25,34-40).

Muchas personas en esta época en vez de pensar en regalar, hacen bazares o ventas de garaje, donde venden hasta lo que ni te imaginas con el fin de recaudar hasta el último centavo para sus nuevas compras de Navidad.

Y pensar todo el bien y felicidad que podrían llevar a las colonias marginadas, a los orfanatorios, asilos, penales o familiares de los presos.

Lamentablemente, cada año que pasa es peor. Llega mi cumpleaños y sólo piensan en las compras, en las fiestas y en las vacaciones y yo no pinto para nada en todo esto. Además cada año los regalos de Navidad, pinos y adornos son más sofisticados y más caros, se gastan verdaderas fortunas tratando con esto de impresionar a sus amistades.

Esto sucede inclusive en los templos. Y pensar que yo nací en un pesebre, rodeado de animales porque no había más.

Me agradaría muchísimo más nacer todos los días en el corazón de mis amigos y que me permitieran morar ahí para ayudarles cada día en todas sus dificultades, para que puedan palpar el gran amor que siento por todos; porque no sé si lo sepas, pero hace 2 mil años entregué mi vida para salvarte de la muerte y mostrarte el gran amor que te tengo.

Por eso lo que pido es que me dejes entrar en tu corazón. Llevo años tratando de entrar, pero hasta hoy no me has dejado. «Mira yo estoy llamando a la puerta, si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos». Confía en mí, abandónate en mí. Este será el mejor regalo que me puedas dar. Gracias

Tu amigo
Jesús

 

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

6 COMENTARIOS

  1. como veran no pertenezco a ninguna iglesia y no creo que la historia de las religiones sean muy enriquecedora ya que siemrpe a sido a fin de un grupo economico…creo que ustedes deberian informarce mas dle proceso hisotirico y como se estudia mediante el metodo dialectico…por eso baradero esta asi con varios de ustedes que festajan una fiesta que solo sirve como mercantilismo, la historia que leo yo arranca con la revolucion del dinero la que coloco al dinero como dios y no hace supuesto que crearon las mentes mas reacidas de la clase media a la cual seguramente ustedes pertences como dicen los grandes autores de la revolucion rusa…..la clase media es la mas reaccionaria…..
    mi nombre esteban hoffmann dni 34935642…

  2. La verdad me emocionó la carta… yo soy una de las que se deprimen para las Fiestas, aunque sé que debería ser todo lo contrario… este año la pasé tranqui… y estuve reflexionando algunas cosas, espero me sirva. Yo me acordé de Jesús, pero reconozco que debería hacerlo mas seguido, no solo en estas Fiestas sino siempre, y que ademàs no solo sea para pedir, sino para agradecer lo que tengo, que es mucho, aunque a veces no lo sepa valorar… Felicidades para todos.

  3. Trosco:
    Como dice Antonio hay mucha ignorancia en tus palabras- Andá a informarte, de paso te enseñan a escribir- Para que se pueda entender lo que quisiste decir, digo…..

  4. Esta es para Don Trosco, me parece que hay mucha ignorancia en tus palabras seguramente sos seguidor de una de esas sectas de dos guitas donde donde muestran al pobre para enriquecer al pastor en nombre de Dios.
    La historia de la iglesia es muy amplia y rica de todo tema te recomiendo que la estudies para despues opinar!
    Como podes ver yo no me oculto bajo ningun seudonimo!

  5. festejemos la navidad de aquellos que ante la mirada reaccionaria y sometededora de la iglesia imperial tiene una vida condenada a la desnutricion y a una posterior explotacion por la sinrrazon mercantilista si sosobreviven en sus años de infancia..festejemos la navidad de madres desesperadas por no poder darle de comer asus ñiños. o peor la navidad de aquellas que la trivia se lesperpelejo raptando sus ñiñas inoncentes por una mafia que las utilizo para la prostitucion,festejemos la navidad colonial de aquellos grupos que espeulan con una vida financiera ya muerta que son culpables de la miseria que los explotados ya hora de sus pripias miseras festejemos como nace el dios de la barbarie catolica que no podra ni el subsayar esta crisis epoyeca que descoloca hasta la mas piadada rata burguesa que se ve amenazada sus vacaciones en europa..
    deberiamos festejar la navidad..pero la navidad de una era nueva que pondra en el eje principal el control,la autogestion de una clase obrera que no tiene otra direccion que la expropiacion de los medios de produccion…..la unica salida
    para que el margen de los creyentes puedan tener un buen banquete cada navidad es la salida obrera y socialista……

  6. HOY Y MAÑANA (24 Y 25) SON DOS DIAS DONDE DEBEMOS DEJAR DE LADO NUESTRAS DIFERENCIAS Y NUESTROS RENCORES, Y SIN PECAR DE HIPÓCRITAS, DESEARNOS MUTUAMENTE MUCHAS FELICIDADES PARA ESTAS FIESTAS. EL AÑO QUE VIENE LA SEGUIMOS, JAJAJAJ.
    LA MAS HERMOSA NOCHEBUENA Y UNA MUY FELIZ NAVIDAD PARA TODOS USTEDES. VENTUROSO Y PROSPERO AÑO 2009.
    JDP

Comments are closed.