Columna de Cristian Mazzuchelli (nutricionista)

11
131

bebe-amamantando

Los bebés amamantados saben cuándo dejar de comer


Un estudio sugiere que estas señales, que los bebés que toman leche de fórmula no aprenden, parecen ayudar posteriormente.

Los bebés que sólo se alimentan de leche materna en la primera etapa de la infancia tienden a comer menos posteriormente que los bebés alimentados con leche de fórmula, de acuerdo con una investigación reciente.

Este tipo de autorregulación alimenticia podría ayudar a explicar por qué investigaciones anteriores han encontrado que la leche materna protege contra la obesidad.

«La autorregulación infantil puede, de hecho, verse afectada por la forma en que el bebé recibe la leche», aseguró la autora principal del estudio, la Dra. Ruowei Li, epidemióloga médica de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. «Mientras más leche de fórmula tomaban los niños, más propensos eran a dejar el biberón vacío en la infancia tardía», agregó Li.

«La infancia es un periodo crucial que tiene un impacto en la autorregulación, y muchos otros estudios demuestran que el desarrollo infantil y el aumento rápido de peso tienen un efecto en la obesidad posteriormente», señaló Li. «La prevención de la obesidad debe comenzar en la infancia».

Lo que esto significa para los padres que alimentan a sus bebés con leche materna almacenada o de fórmula, señaló Li, es que necesitan prestar atención especial a las señales durante la alimentación de sus bebés.

Los resultados del estudio se publicaron en línea en la edición del 10 de mayo de la revista Pediatrics, como adelanto de la edición impresa de junio.

El estudio abarcó datos de 1,250 bebés que nacieron a término y que pesaron más de 5 libras (2.3 kilos) al nacer. Sus madres completaron un cuestionario mensual sobre la alimentación hasta que los bebés cumplieron doce meses.

Cuando los bebés tenían un mes de nacidos, el 52 por ciento de las madres les daba solamente el pecho y el 41 por ciento leche de fórmula. El resto de los bebés tomaron leche materna almacenada o algún otro tipo de leche, de acuerdo con el estudio. Cuando los bebés tenían seis meses, el 27 por ciento de las madres les daba solamente el pecho y el 66 por ciento leche de fórmula.

Cuando los bebés tenían entre seis y doce meses, los investigadores les preguntaron a las madres con qué frecuencia los bebés vaciaban su taza o biberón.

Los autores del estudio encontraron que entre los bebés que tomaban exclusivamente leche materna durante su primera infancia, el 27 por ciento vaciaba su taza o biberón en la infancia tardía, en comparación con el 68 por ciento de los que tomaban leche de fórmula y el 54 por ciento de los que tomaban tanto leche materna como de fórmula en la primera infancia.

Li apuntó que podrían existir múltiples razones que lo explicaran. Para empezar, destacó, la lactancia materna en general la dirige el bebé, pero la alimentación con leche de fórmula la dirige el cuidador y podría conducir a una sobrealimentación.

«Las madres u otros cuidadores podrían obligar al bebé a vaciar la botella, pero si dan el pecho no hay manera de visualizar qué cantidad de leche toma el bebé», explicó Li.

Otra posibilidad es que la leche de la madre cambia de sabor entre una sesión de alimentación y otra, e incluso durante una misma sesión de alimentación, señaló Li. En función de lo que la madre haya comido, la leche podría tener un sabor distinto. Además, destacó que el contenido de grasa es mucho más alto al final de una alimentación, y eso podría enviar una señal al bebé de que casi es momento de parar.

Otro factor podría ser que los bebés amamantados no succionan leche todo el tiempo, explicó Li. El bebé succiona durante unos cuantos minutos antes de que la madre empiece a liberar la leche, pero con un biberón, esa succión no nutritiva no ocurre.

La Dra. Deborah Campbell, directora de la división de neonatología del Hospital Infantil Montefiore en la ciudad de Nueva York, describió la investigación como «otro estudio que subraya la importancia de la lactancia materna».

Y, «si no puede dar el pecho, este estudio destaca la importancia de aprender a reconocer las señales que le da su bebé y a respetarlas», apuntó Campbell. «Cuando damos el biberón, con frecuencia no hacemos caso a la capacidad de los bebés de autorregular la ingesta de leche».

Pero cuando los bebés dejan de succionar, voltean la cabeza o sacan la lengua, explicó, es porque ya han comido suficiente.

«A los padres a menudo les preocupa que si un bebé no toma una ración completa de leche, se despertará con hambre poco después», apuntó Campbell. «Es posible que eso pase. Pero hay que respetar las señales que da bebé», aconsejó.

Li se mostró de acuerdo. «Dar el pecho debería ser su primera elección, si es posible», apuntó. «Si no es así, esté alerta para no sobrealimentar al bebé. Preste atención a las señales que le da el bebé. Los bebés nacen con la capacidad para autorregular la ingesta de leche».

Fuente: intramed.net

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

11 COMENTARIOS

  1. Me gustaría complementar lo aquí relatado por el nutricionista Mazzuchelli, para tener una información un poco más completa para nuestros lectores:

    ¿Cuál es la mejor leche para el bebé?
    Cuando llega el difícil momento de destetar al niño, ya sea por no tener más leche o bien por suplir la alimentación del bebé, las mamás se plantean qué leche será mejor. Hoy día en el mercado existen las llamadas leches maternizadas que se asemejan a la leche materna, ya que es una leche modificada para la alimentación de los lactantes y niños. La misma tiene agregados de azúcares y además está enriquecida con vitaminas y minerales.
    La gran diferencia que las separa es el valor inmunológico que la leche materna posee, es por eso que siempre se aconseja alimentar al niño a pecho si es posible durante los 6 primeros meses de vida como mínimo, pero si por alguna situación no es posible hacerlo, se puede recurrir a las leches maternizadas sin ningún problema y sin llegar a pensar que esta no es completa o que le generará en el futuro sobrepeso, eso son paradigmas irreales.
    También existe la posibilidad de que la madre no tenga suficiente cantidad de leche y se complemente la alimentación del niño con leche maternizada siendo esta opción también válida.

    ¿Cómo vienen las leches maternizadas?
    Las leches maternizadas pueden presentarse fluidas o en polvo. La más fácil de utilizar es la leche fluida debido a que sólo se tiene que colocar el contenido de una cajita dentro del biberón. En el caso de las leches maternizadas en polvo se tienen que cumplir las instrucciones de su preparación para obtener una dilusión exacta y óptima.
    Otra desventaja de las leches en polvo es que a corto plazo producen constipación o estreñimiento en los bebés, lo cual se torna muy molesto para el niño y también para la mamá, por lo que se debe complementar la alimentación con caldos de frutas desecadas (ciruelas o pelones) para evitar este inconveniente.

    Recomendaciones de uso para leches fluidas
    Las leches fluidas son fáciles de utilizar pero para ello es importante respetar las siguientes recomendaciones:

    • Una vez abierto el envase conservar en la heladera o refrigerador.
    • Si el niño no toma toda la leche desechar el contenido que no consumió.
    • Lavar muy bien las mamaderas y esterilizarlas para que no existan restos de nutrientes en ella.
    • Conservar la mamadera en caso de no consumirse en el momento a temperatura fresca o refrigerada, calentándola luego a baño de María o en horno de microondas.

    Bueno, ojalá que esto de un pantallazo más amplio del tema, pero como decimos
    siempre en nuestra clínica, siempre consulte a su pediatra de cabecera, esto
    es una simple guía o recomendación.

    Saludos estimado lectores.

    Dr. de la Web.

  2. Que bueno que profesionales opinen y aclaren notas, ya sea ampliando
    o corrijiendo, pero sería bueno también que este «dr. de la web» ponga
    su nombre, para saber si es en realidad un médico, por lo visto en su
    comantario, sabe muy bien de lo que habla, pero no vendría mal saber
    quien es, no ?

  3. Al Dr de la web, con todo respeto le digo que no sea tan ignorante y tendencioso.
    La leche materna aparte de los beneficios nutricionales e inmunológicos (de los que ud hace una breve referencia), es más económica y nos brinda un nutriente que ninguna leche comercial nos va a dar que es el amor de la madre a su hijo (eso tal vez no se lo enseñaron en la facultad, pero debería saberlo por sentido común).
    Disculpe si me expreso en estos términos pero su comentario se parece a una propaganda comercial y no al de un profesional.
    Aparte debería leer ó interpretar mejor la nota porque no hace referencia a la leche sino a la autorregulación que adquiere un niño alimentado a pecho en comparación a uno alimentado con mamadera y la implicancia con respecto al peso en el futuro.
    Por último, me gustaría saber que opina el Lic Mazzucchelli de su comentario.

  4. Dr. de la Web. Le pido disculpas porque me ha dado vergüenza ajena leer el anterior comentario. Sepa disculpar algunos no saben lo que hacen.
    Ud. siga escribiendo que es la única manera de que alguna vez se eduquen.
    Un saludo afectuoso.

    Atila

  5. ATILA, nadie puede comentar en el anonimato algo de salud, es muy importante el tema, si es Dr. que ponga nombre apellido y matricula.
    Que se haga responsable como el Sr. Mazzuchelli.

  6. Dr de la web: su comentario se encuentra totalmente fuera de lugar, ya que la informacion por usted brindada NO complementa lo publicado por el Lic Mazzucheli(como explico en su apartado) sino que parece salido de una publicidad de formulas infantiles.
    La lactancia materna es mucho mas que saciar el hambre del niño, aporta todo lo necesario para el optimo desarrollo del sistema nervioso central, psicomotor, emocional, social y la formacion de personalidades seguras e independientes.
    Lo unico que espero es que al hacerse llamar «doctor» se este refiriendo solo a un apodo ficticio, porque tristemente la existencia de verdaderos profesionales de la salud que alentaron el uso de sustitutos de leche materna en el pasado produjo daños irreversibles en varias generaciones de niños.
    Y como dice Atila, lo mas importante es la EDUCACION, por eso Dr de la web, le aconsejo que actualice su bibliografia y verifique las fuentes de donde proviene la informacion.

    Saludos

  7. che doctor de la huev…vada explicame por qiue la atencion medica en baradero es un DEEESSASSTRE…..
    gracias
    Y los de la pagina por que no investigan mas sobre la calidad de medicina que tenemos en baradero que es lamentable, que le tienen miedo a los medicos, por que alguna vez tiene que caer en sus manos…..
    Ha Dotor de la Huev…ada usted que LECHE tomo de lata o de teta, no digo para saber y despues poder decidir que leche le doy a mi hijo… vio.

  8. Seguimos con la boludes de siempre, pidiendo los documentos desde el anonimato.
    Digales de una vez Dr. de la Web que Ud. es el dueño de Nutrilón y por ahí se quedan tranquilos.
    Un saludos afectuoso

    Atila

  9. A María, Pregunta y Anabella: gracias, su espíritu crítico me enseño mucho. No tengo nada que opinar, ustedes lo han dicho todo, saludos.

  10. licenciado, es verdad que amamantar ayuda a la mamá a bajar de peso?. Siempre escuche decir esto, me gustaría saberlo. gracias

  11. Mariela, es cierto, amamantar te ayuda a bajar de peso, pero tenes que llevar a cabo una alimentación completa y equilibrada para que la demanda de nutrientes de la leche que produzcas la cubran los alimentos que ingerís y no tu cuerpo. Por este motivo es muy importante no realizar dietas hipocaloricas sin control de un profesional durante este período y mucho menos durante el embarazo.
    Espero haber evacuado tu duda, saludos.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí