Cómo se formó la grieta que amenaza con “tragarse” un pueblo en Entre Ríos

0
307

El geológo entrerriano José Sanguinetti explicó los detalles del fenómeno.

La localidad entrerriana de Diamante está en alerta. Por una falla geológica, se abrió una grieta en el suelo y el municipio está en riesgo.

Hay una mala noticia que dan los especialistas para el drama de los pobladores de Diamante: estos deslizamientos de sus barrancas van a continuar. Esta enorme grieta, que tiene 130 metros de largo y 40 metros de profundidad, obligó a evacuar a 40 familias que viven sobre la costa, a metros de una imagen emblemática del lugar: el Cristo Pescador.

“No es un problema tectónico, no es una falla que es la que producen los terremotos y los levantamientos de las sierras y cordilleras, ese problema se origina en el interior de la tierra a unos centenares de kilómetros de profundidad de la superficie; lo que sucede en Diamante es un problema de la dinámica superficial actual por los terrenos muy pocos consolidados como son las arcillas y las arenas que no aguantan ni la pendiente ni la altura y mucho menos la humedad, pues ahí fluidifican y no tienen resistencia a nada. Es un problema común de las localidades de la costa del Paraná”, le dice a Clarín el geólogo José Sanguinetti.

-¿Cuáles fueron los factores para este deslizamiento?

-Hay muchos factores: las bajantes del río, las crecientes, la dinámica del tránsito vehicular sobre la barranca, las aguas subterráneas, la descarga de agua de las zonas urbanas no controladas sobre las barrancas. Pero hay fenómenos internos que influyen, propios del suelo, presiones de agua que son difíciles de localizar. Por ahí se busca una solución y se cree que va a dar resultado y da menos que el resultado esperable.

-¿Y qué sería lo más lógico?

-Lo más lógico es poner una franja de restricción del borde de la barranca para adentro, que no se puedan construir, ni vivir. Para que después no tengan que pasar por este drama de familias enteras que quedan sin nada. Eso sería una buena medida. Pero después priman intereses económicos, políticos. Esto no es Inglaterra, que se puede hacer un castillo al borde de un precipicio: eso se hace sobre piedra, aquí hay arcilla y arena. Hubo casas lujosas que se intentaron hacer sobre la barranca y se cayeron en plena construcción.

-¿Y se pueden evitar más deslizamientos?

-Se pueden hacer estructuras para proteger el talud, para evitar esas láminas que se van cayendo de a poco. Allí se hacen coberturas de membranas flexibles, de anclajes de dos o tres metros, para evitar corrimientos. Se pueden hacer inyecciones cementicias para cortar la superficie de deslizamiento que se genera, eso le pone un freno. O drenando el agua en la base del suelo arcilloso, es una de las respuestas.

-¿Y pueden ser una solución definitiva?

– No, ninguna. Porque siempre puede saltar una variable ya que el suelo no es consolidado.

 

Clarín

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí