Con cifras cautelosas, el kirchnerismo y Unión PRO se atribuyen la victoria

0
32

kirchnervota4702

La pelea en Buenos Aires terminó con la polarización que anticipaban todos los sondeos. El ex presidente Néstor Kirchner y el candidato de Unión PRO, Francisco De Narváez cierran en una pelea voto a voto. En los dos Bunkers manejan proyecciones que dan una ventaja al oficialismo de entre dos y seis puntos, leve como para adelantar el resultado final.

De hecho, en uno y otro lado salieron a mostrarse ganadores. Primero varias fuentes kirchneristas en forma extraoficial y luego el secretario de Medios, Enrique Albistur, en forma oficial afirmaron que sus proyecciones le dan al ex presidente una ventaja de seis puntos.

Desde el bunker de De Narváez, mientras, el jefe de campaña de Unión PRO, Gustavo Ferrari, aseguró: «Si contamos voto a voto, ganamos». En el mismo sentido se manifestó el jefe del Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien le pidió a los fiscales en Provincia que se queden hasta último momento.

La polarización dejó en un tercer lugar, pero mucho más atrás, a la lista del Acuerdo Cívico y Social que encabeza Margarita Stolbizer. El cuarto lugar es, también tal como se preveía, para el intendente de Morón Martín Sabbatella, pero con un caudal de votos con el que no alcanzaría el piso que lo deje en el Congreso Nacional.

Así, el Frente Justicialista para la Victoria, Unión-PRO y el Acuerdo Cívico y Social se repartirían las 35 bancas que renueva la Provincia en la Cámara baja del Congreso Nacional.

Todo indica que el kirchnerismo podrá mostrarse ganador (el propio Kirchner había dicho que lo importante era ganar aunque fuera «por un voto»), mientras que sus opositores podrán remarcar que el oficialismo cederá varias bancas.

Eso es porque de los 35 diputados que concluyen su mandato en diciembre, 22 integran el bloque del Frente para la Victoria. Del otro lado, aún perdiendo, ganarán bancas por Buenos Aires los de Unión PRO, que sólo arriesgaban cuatro asientos (sumando los del PJ disidente) en Diputados. Y probablemente lo mismo le pase al Acuerdo Cívico, ya que , juntos, el cobismo, la UCR y la Coalición Cívica ponían en juego cinco bancas. Si Sabbatella no entra, el bloque SI –con el que estaba aliado- habrá perdido dos lugares por Buenos Aires; el otro que se va en diciembre es el sindicalista peronista Dante Camaño.

Los comicios en Provincia se llevaron con menos denuncias de irregularidades que las que podían hacer prever las advertencias que venían lanzando en los últimos días distintos dirigentes de la oposición. Por el momento, quedaron prácticamente reducidas a las que hizo Jorge Macri –primo del jefe de Gobierno porteño y candidato a diputado provincial-, que afirmó que en algunos distritos hubo maniobras para destruir y robar boletas y que en una escuelas no querían dejar entrar a los fiscales de Unión PRO.

Los principales candidatos del distrito eligieron votar temprano. Kirchner lo hizo a las 9:36 en la escuela Vicente Poveda de Vicente López y dijo que era «optimista» con respecto al resultado. Y De Narváez votó pasadas las 11 en la EPB 14 de Luján, donde habló de su «fe» en la «madurez del pueblo de la Provincia».

 

Fuente: clarín.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí