En un estado verdaderamente libre, el pensamiento y la palabra deben ser libres.” 
SUETONIO