Crecen las consultas pediátricas por cuadros vinculados a las altas temperaturas

0
38

pic

Según un relevamiento realizado por la dirección provincial de hospitales, hubo un significativo número de consultas pediátricas durante los últimos días en relación a las altas temperaturas, en especial casos de hipertermia, cuadros respiratorios agravados y, en menor medida, quemaduras solares.

El ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia expresó que: “Las guardias de los hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires y nuestro sistema de Emergencias se encuentran en estado de alerta ante la posibilidad de que lleguen pacientes afectados por la ola de calor que se registra en el país”.

En base a las consultas registradas en la provincia de Buenos Aires, los menores de 4 años, junto con los mayores de 65, son los más sensibles a las olas de calor. Casi la mitad de las atenciones pediátricas fueron por síntomas vinculados con el golpe de calor, mientras que en los adultos el impacto fue menor.

El hospital provincial de Niños Sor María Ludovica, en La Plata, contabilizó 229 atenciones durante el pasado fin de semana. Según el director ejecutivo de ese hospital, Reinaldo Reimondi, de ese total, “un 30 por ciento fue por complicaciones de cuadros respiratorios, debido a que la temperatura ambiente no disipa la febrícula, y casi un 20 por ciento fueron cuadros de hipertermia, es decir, cuando el organismo tiene un impedimento para evacuar el calor o hay una exposición a temperaturas elevadas muy importante”.

La dirección de Atención Primaria del ministerio reitera a la población que se mantiene el alerta rojo por la ola de calor, por lo que las personas saludables y no solo los grupos de riesgo, pueden ser afectadas por el fenómeno climático. El responsable del área, Luis Crovetto recomienda evitar la exposición al sol en horas pico y aumentar la ingesta de agua, en forma abundante y frecuente durante todo el día, además de alimentarse con frutas y verduras frescas, evitar las bebidas alcohólicas y las infusiones calientes, y usar ropa suelta y de colores claros. Y agregó: “A los bebés, darles el pecho con más frecuencia, hacerlos beber agua fresca y segura, y ponerlos en lugares frescos y ventilados”.

Por otra parte, Crovetto expresó que debido a las altas temperaturas, junto con las lluvias y la humedad, esta época del año es propicia para la reproducción del Aedes Aegypti, el mosquito que transmite la enfermedad del dengue. y agregó que al no existir vacuna ni medicamentos contra el dengue, debemos extremar las medidas de prevención, eliminando los recipientes que contienen o juntan agua.

Además, recordó a todas las personas que viajen a países limítrofes que se apliquen repelente y lo renueven cada 4 ó 6 horas, según sea de mayor o menor concentración de DEET, que es el ingrediente activo”, y aclaró que “hay que ponérselo luego del protector solar o bronceador. Si uno se da un baño o si transpira mucho, el repelente se pierde, de modo que aunque nos lo hayamos colocado poco tiempo antes habrá que volverse a rociar o colocar”.

“El mosquito que transmite el dengue está siempre cerca de las personas, de quienes se alimenta, por eso, además de usar repelente, es conveniente cubrirse con pantalones y mangas largas, sobre todo de madrugada y al atardecer, que son los momentos del día en que estos insectos pican más”, finalizó Crovetto.(InfoGEI)

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí