De Narváez, Macri y De Angeli dicen que se divirtieron con Gran Cuñado.

1
73

alfredo-dc2b4angeli-gran-cunado

Al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, no le gustó que le pusieran «tantas canas» y dijo que lo divirtieron más los otros. Pero para Francisco De Narváez, su socio en el frente opositor de Unión Pro, y al ruralista Alfredo De Angeli, el personaje del jefe comunal fue el más logrado. Los tres dijeron que se diviertieron con la primera emisión de Gran Cuñado, el sketch de ShowMatch que mezcla el reality con la parodia política. El ex presidente Néstor Kirchner, en cambio, dijo que no lo vio.

Ayer, en la presentación, cinco «políticos» (en realidad, sus imputadores) entraron a la casa de Gran Cuñado, esa que emula a la de Gran Hermano y de la que, como en un reality, los personajes se irán yendo por el voto del público. El primero fue «Néstor», lo siguió «Mauricio», detrás entró «Julio César Cleto» (Cobos), luego «Francisco» y por último, «Alfredo».

«Por supuesto, me reí mucho más cuando pasaron los otros. Hay cosas exactas y hay otras que se sobreactúan. Hay que tener sentido del humor. No me gustó que me pusieran tantas canas», dijo este mediodía Macri, imitado por el actor Martín Bossi.

De Narváez, en tanto, calificó al producto de «muy bueno» y destacó la capacidad de Tinelli para hacer humor. En su opinión, a cada personaje se «le puso la sátira, la pimienta que se necesita». «Todos estaban muy bien, pero el personaje de Mauricio tenía ciertos gestos que, para uno que lo conoce, eran impresionantes. Creo que dieron en la tecla», comentó el colombiano.

El productor rural entrerriano, en tanto, reconoció que su imitación por parte de Martín Campilongo «estuvo bien, tiene humor y, en algún momento», lo hizo reír. De Angeli destacó que se «divirtió con los personajes de Macri y Cobos, quien con mucha altura dijo que no tiene amigos políticos» y que también disfrutó de «la ironía cuando se lo vio a Kirchner con la banda presidencial».

Kirchner, en cambio, afirmó que no pudo ver su personificación interpretada por el actor Freddy Villarreal porque, dijo, estuvo «trabajando hasta la medianoche». «No lo vi. Normalmente no lo veo», puntualizó el primer candidato a diputado nacional por Buenos Aires del oficialista Frente Justicialista para la Victoria.

Además de los cinco que entraron ayer, habrá otros 14 participantes en la casa. Los humoristas usaron máscaras y maquillajes especiales para parecerse lo más posible a los personajes parodiados. Incluso, Freddy Villarreal y Martín Bossi, interpretan dos políticos cada uno. Villarreal se pone en la piel de los ex presidentes: Néstor Kirchner y Fernando De la Rúa, mientras que Martín Bossi personifica a la Presidenta Cristina Fernández y al Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

Anoche, apenas pasadas las 22.30, y con imágenes de la película de animación Happy Feet (donde los protagonistas son pingüinos), los animalitos interpretaban a los políticos tirándose al mar, el conductor, Marcelo Tinelli, lanzó: «Nuestros queridísimos políticos, adorados por la gente. Hasta ahora, ellos decidían tu futuro, ahora, vos decidís el de ellos». Pero el comienzo se hizo esperar: casi a las 23, uno a uno, valijita en mano, fueron entrando a la casa.

El primero en ingresar fue Néstor (Villarreal), luciendo una banda presidencial y saludando a camarógrafos y público. «Para los que piensan que es una banda presidencial, esto es la bandera de Racing. Estamos para sumar, sin rencores».

Diego Korol fue el encargado de recibir a cada participante en la puerta de la casa. Enseguida, siguió Mauricio (Bossi), modelando como en una pasarela. «Queremos una argentinidad no al palo sino al polo. Vamos a agregarle una mano más a Pueyrredón y otra más a Abondanzieri y vamos a ordenar el país: por Córdoba van a circular los cordobeses; por Santa Fe, los santafesinos. En cuanto a los cartoneros, primero vamos a construir un montón de autopistas para que tengan donde vivir; vamos a poner levantavidrios automáticos de caballos. Si hay cable y Facebook, es mi habitat».

Llegó el turno del tercer participante: Julio César Cleto (interpretado por José María Listorti), tímido, indeciso, dubitativo dijo: «La Presidenta no me trata mal, no me trata con desprecio, no me trata». El cuarto fue Alfredo (De Angeli, a cargo de Martín Campilongo). «Lo que debés gastar de luz acá. Le mando un saludo a mi hermano, igual a mí pero versión full, con pelo y dientes. No estoy cortando rutas porque mordí la banquina». A él, le siguió Francisco (por Roberto Peña), luciendo tatuaje. «Votame, votate; saludame, saludate; quereme, querete. Soy un tipo común con tres Rolex y dos Porsche. Más que un mapa, vamos a hacer un Atlas de la inseguridad».

Para hoy quedaron Aníbal Fernández (Carna), Felipe Solá (Sebastián Almada), Guillermo Moreno (Turco Naim), Alicia Kirchner (Gladys Florimonte), Lilita Carrió (Mauricio Jortack), Nacha Guevara (Fátima Flores), Luis D’Elía (Claudio Rico), Carlos Reutemann (Waldo), Hugo Moyano (Toti Ciliberto), Sergio Massa (Mariano Iúdica), Daniel Scioli (Jorge Fosetti), Luis Juez (Fernando Ramírez).

Según una información que circuló ayer en algunos programas de espectáculos, el domingo, uno de los guionistas de «Gran cuñado» —no trascendió su nombre— habría recibido una amenaza telefónica a propósito del comienzo del programa. Hoy, se conocerán los primeros nominados para abandonar la casa, surgidos del voto telefónico del público.

Fuente: www.clarin.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

1 COMENTARIO

  1. Deja de Robar, hace 20 años que hace lo mismoel Cabezon amigo del Turco!!!

    Despues dicen que Argentina no es un pais de oportunidades…

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí