De probarse en zapatillas a marcar un doblete en la Primera de San Lorenzo

0
525

Si bien sumó sus primeros minutos ante Racing en la pasada Superliga, y es de los juveniles mejor considerados puertas adentro del club, Agustín Hausch saltó a la primera plana del mundo San Lorenzo al marcar un doblete en uno de los amistosos ante Talleres de Córdoba el pasado sábado en el Nuevo Gasómetro.

“Agustín es respetuoso, alegre y familiero. Es el hijo perfecto. Cuando uno lo ve jugar se da cuenta que valió la pena el esfuerzo, casi se nos cae una lágrima de la emoción”, contó emocionado Mauricio, su padre, en charla exclusiva con San Lorenzo Primero.

Por su parte, Mariela, su madre, explicó en detalle la curiosa historia de cómo llegó a probarse en Boedo: “Su primo jugaba en las inferiores y lo invitó a verlo entrenar, el día que fue estaban probando chicos de su categoría y lo invitaron a sumarse: él fue con un jean y sus zapatillas Pony, le prestaron un short que le quedaba enorme y se probó en zapatillas, al poco tiempo nos llamaron porque querían sumar a Agustín al club”.

Además, comentaron sobre el ofrecimiento que recibieron por parte del Manchester City para llevarse al Gringo a Inglaterra: “Una vez se nos acercó una persona del Manchester y nos dijo que estaban interesados en llevárselo a Europa, pero para nosotros era un salto demasiado grande. Él tenía solamente 13 años y no sabíamos si al poco tiempo iba a querer seguir jugando, estábamos muy cómodos en San Lorenzo”. 

“Una vez nos comentó que estaba pensando dejar el fútbol, pero al poco tiempo lo llamaron de la Selección Argentina y sus ganas de jugar florecieron de nuevo. Hasta nos contó que le tiró un caño a Pablo Aimar en una práctica”, recordó Mauricio.

El Gringo festejando su primer gol ante la T (Foto: Prensa San Lorenzo)

Alejo Zaldúa, uno de sus primeros entrenadores en el baby fútbol de Baradero, contó historias sobre los primeros pasos de Hausch en el deporte: “Yo lo tuve cuando tenía 12 y siempre fue muy humilde, hoy lo uso de ejemplo para con los más chicos del club”.

“Cuando lo dirigía hacía más pausas, era menos explosivo, se ve que es una de las cosas que pudo mejorar en San Lorenzo. Siempre creí que tenía condiciones pero me sorprende ver como desde tan chico se desenvuelve en la Primera de un club grande”, profundizó su ex DT.

Por último, recordó una anécdota que demuestra la forma de ser del juvenil del Ciclón: “Nosotros en el torneo teníamos cambios ilimitados y yo siempre trabajé con la filosofía del baby fútbol: todos tienen que jugar. Él sabía que era el mejor del equipo y una vez lo saqué cuando íbamos 0-0, algunos padres se revolucionaron pero él agarró su botella de agua y se sentó tranquilo en el banco a descansar”.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí