Del Blog Sonó la Alarma: Look PRO Una forma de ser mujer.

0
566

Por David Arevalo

Son atrayentes, promedian la mediana edad y son madres. Tiene el pelo lacio, suelto e impecable, sus prendas son colores pasteles o sin ningún tipo de estampado, elegantes pero no ostentosas. Sonrientes, con tonos de voces suaves y siempre dispuestas a fotos para las redes sociales. Un look, una forma que supo conquistar los cargos ejecutivos de la provincia de Buenos Aires.

Se acercan las elecciones primeras abiertas simultáneas y obligatorias (P.A.S.O) y luego las generales de octubre en la que la gobernadora María Eugenia Vidal al igual que la intendenta de Baradero, Fernanda Antonijevic, buscaran renovar sus cargos ejecutivos que obtuvieron en la elección del 2015. ¿Cómo se construye las mujeres de Cambiemos (actual: Juntos por el Cambio)? ¿Qué similitudes discursivas y estíticas hay entre ambas mandatarias?

Hace cuatro años atrás, dos mujeres le ganaron a los “varones” de la provincia de Buenos Aires: Vidal se instaló en la gobernación de la provincia luego de haber ocupado el cargo de Vice-jefa de gobierno de la Ciudad y Antonijevic desplazaba a Aldo Carossi de la intendencia del municipio de Baradero. Ambas son las primeras mujeres en ocupar esos cargos ejecutivos. ¿Cómo se presentan a sí mismas? ¿Qué las diferencia de otras mujeres en la política? ¿Podrán en tiempo de feminismo sostener la construcción de mujer Pro?

Políticamente Madre: Así se exhiben ambas en la red social Twitter, Vidal es antes que gobernadora: “Mamá orgullosa de María José, Camila y Pedrito” y Antonijevic es “Mamá de Juanse y Lola” luego abogada y por último, Intendente de Baradero. Es decir, reproducen la lógica patriarcal por excelencia: una mujer es madre ante todo, luego podrá ocupar otros roles sociales, pero su función principal es ser mamá y cuidar de sus hijos. La presentación de ambas es un discurso político efectivo y reduccionista: si cuido bien de mis hijos, voy a poder cuidar bien de los ciudadanos.

Sus políticas contra el narcotráfico se sostienen en sus imágenes: es el cuidado, el afecto y el deber de madre que otorgan la protección. Potestad incuestionable del rol femenino asumido por la sociedad. ¿Qué tipo de mujer es de Cambiemos? Una buena madre, y es sabido que una buena madre tiene que ser dura de vez en cuando.

Mujer correcta vs la “yegua”: como si fuera un mandato, imitan la vestimenta de la Primera Dama, Juliana Awada. Poco maquillaje y que sean tonos suaves, prendas sin brillos ni escotes que sean “provocativos”; como si fuera una regla visual: mostrarse sin aparentar representatividad de un sector alejado a las clases populares, pero sin dejar el porte necesario de una funcionaria pública.

La imagen femenina del PRO se contrapone a la imagen de Cristina Kirchner. En el que el uso de maquillaje sobrecargado, uñas esculpidas, y una colección de carteras de marcas como Dior o Louis Vuitton, serian aspectos negativos para conquistar el voto de un sector social que rechaza la exhibición del dinero en el porte.

Una construcción de mujer (es): En el 2008, Vidal (o Mariu, como se la apoda cariñosamente) era Ministra de desarrollo social por la Ciudad de Buenos Aires. Su cuerpo tenía otra contextura, usaba flequillo, y vestía sacos con hombreras. Su oralidad era lineal, no usaba tonalidades, ni pausas que permitan una dramatización, ni monopolizaba casos particulares para hablar “de los tickets social”.

Poco a poco, y cargo a cargo, se fue transformando de la ministra Vidal, a la compañera de fórmula en 2011 de Mauricio Macri, a la autonomía de la gobernadora que supo y sabe construir cada discurso desde los visual y lo argumentativo para dar una respuesta que es armoniosa, sin enojos ni tonos irónicos que responden a lo esperado por una mujer; que es dulce incluso cuando le preguntan por su vida sentimental/sexual tras la separación del intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro.

Fernanda Antonijevic lo replica, en su campaña de 2015 su slogan fue “somos vos” persuadiendo al votante de un lugar empático, que busco y busca esa escucha permanente, y la representación de cada acto, evento con una fuerte mediatización en las redes sociales, para que la gestión tenga la visibilidad que pueda compartirse entre los 30.000 habitantes de Baradero, más allá de la efectividad o el crédito municipal que tenga los eventos sociales a los que la intendenta asiste. Se busca la función de “compartir” como un logro político de una madre que está orgullosa de sus ciudadanos.

Si bien ambas funcionarias representan cierta autonomía de la mujer, ocupan lugares en el poder ejecutivo, y fueron elegidas por la ciudadanía. Sus imágenes se contraponen a los discursos feministas que promulgan la legalización del aborto.

¿Podrán re-conquistar en esta elección? Sólo la voluntad popular podrá responderlo.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí