Destructores Urbanos

0
52

Dentro del paisaje urbano, quienes habitamos la ciudad, nos fuimos acostumbrando a numerosas situaciones que nos asombran y, creíamos que cada día sería más dificultoso encontrar algo que nos sorprenda.

Ya casi no quedan, en nuestras esquinas los postes con los carteles indicadores de las calles con su correspondiente indicación numérica y esto ya no nos llama la atención, como así también las pintadas sobres los carteles que indican alguna señal de transito, que por algún motivo molesta y tratan de evitar con el uso de un aerosol.

Hace muchos años atrás existían sobre calle San Martín y Anchorena, marquesinas publicitarias, las cuales con el paso del tiempo y los ataques certeros de los «destructores urbanos» fueron desapareciendo, hasta que las últimas encontraron su última morada en el sector central de la Plaza Mitre, allí desaparecieron definitivamente.

Muchas de esas cosas fueron destruidas por los inescrupulosos de siempre, que pasan los años, se multiplican y siguen vigentes.

Hoy por la mañana, la sorpresa fue mayúscula, en la intersección de las calles, Anchorena y Gazcón, uno de los semáforos ubicados sobre la plaza Colón, tiene la cobertura de la luz roja totalmente abollada, la cual había sido alcanzado seguramente por algún individuo que no pudo identificar que eso que estaba destruyendo sirve para evitar entre otras cosas, accidentes. Esta vez ni la luz roja de alto pudo detener un nuevo hecho de barbarie a la que los habitantes de esta ciudad, cada día nos estamos acostumbrando.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí