Día de la Tierra

1
59

diadelatierra

El 22 de abril de 1970 más de 20 millones de norteamericanos se movilizaron para aumentar la escasa conciencia sobre la fragilidad del planeta.

El evento promovido por las organizaciones sociales fue bautizado con el nombre de Día de la Tierra (Earth Day), y puede considerarse como el nacimiento del moderno movimiento ecologista. La presión social tuvo sus frutos y el Gobierno de EE UU creó la EPA (Agencia de Protección Ambiental) y promulgó la “Clean Air Act”.

Dos años después se celebró la primera cumbre mundial sobre medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo. El “espíritu de Estocolmo” sirvió para sensibilizar, aunque insuficientemente, a los gobiernos y a la sociedad civil sobre la magnitud de los problemas que afectan al medio ambiente en que se desarrolla nuestra existencia, pero es indudable que el Plan de Acción y las recomendaciones emanadas de Estocolmo no se han traducido aún en una acción decidida.

En 1990 se organiza de nuevo el Día de la Tierra, esta vez en todo el mundo. La celebración fue todo un éxito: más de 1000 ONGs organizaron actos en 140 países y se estima que participaron del orden de 200 millones de personas. Al igual que en la primera celebración dos años después se celebró otra macro cumbre mundial. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Río de Janeiro de 1992, despertó grandes esperanzas y fue la mayor conferencia celebrada hasta el momento, no sólo en número de participantes sino de asistencia de jefes de gobierno. Pero las expectativas no fueron satisfechas, perdiéndose una oportunidad única de iniciar un cambio de rumbo para construir un mundo más justo, seguro, próspero y sostenible.

El 22 de abril, Día de la Tierra, miles de organizaciones y millones de personas se movilizaran en el planeta por el medio ambiente.

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

1 COMENTARIO

  1. POBRE NUESTRA UNICA TIERRA:La Curtiembre Arlei es la primera exportadora de cueros de Latinoamérica y fuente principal de trabajo en esta ciudad del norte. De ella dependen más de mil familias porque, en torno a su actividad, gira buena parte de la economía de la zona. Dichas actividades se concentran en exportar la mayoría de su producción a multinacionales, como Nike, e incluso a la industria automotor.

    Lo que cuestionan los residentes de Las Toscas comienza en el proceso de curtido que realiza Arlei, ya que es a base de cromo, un metal peligroso que en su variante hexavalente es cancerígeno. Si bien el cromo usado por la empresa es trivalente, puede cambiar durante el proceso industrial y tornarse peligroso para la salud. Para especificar, hay que tener en cuenta que el cromo es un elemento metálico, un metal pesado que se acumula en el suelo. Los seres humanos y los animales están expuestos al cromo vía inhalación, a través de la piel por exposición ocupacional, o por ingestión generalmente de productos agrícolas y agua.
    Por otra parte, está comprobado científicamente que todas las formas de cromo, incluyendo el trivalente, causan cáncer a roedores, por lo que se consideran probables cancerígenos para seres humanos. Uno de los riesgos más manifiestos son los efectos que causa sobre la piel por la exposición crónica. Todo esto, teniendo en cuenta que la curtiembre está ubicada en la zona urbana de Las Toscas, a dos cuadras de la plaza principal de la localidad. Por esta razón, son nuestros chicos los más expuestos a la contaminación… simplemente por jugar en la plaza y respirar el aire a los que algunos los someten.
    También, es necesario advertir a quienes están expuestos a este elemento metálico que los análisis de orina no constituyen un buen indicador de las concentraciones de cromo trivalente, sino que resulta necesario realizar análisis de sangre.
    Años atrás, la Provincia le encomendó al actual diputado Provincial, Francisco Pividori, que en ese entonces era Director Provincial de Promoción y Protección de la Salud a emitir un informe que exponía: “los pacientes estudiados en Las Toscas han sufrido exposición a cromo e hidrocarburos y que los signos encontrados podrían corresponder al efecto de estas sustancias”. Que luego concluía con que “la población de Las Toscas evidencia una elevada percepción de riesgo, por lo cual se deberá continuar eventualmente con las intervenciones necesarias que garanticen la salud de la población”.

    La causa y consecuencia
    Asimismo, los afectados de enfermedades cancerígenas y familiares de fallecidos por raras especies de cáncer, como leucemias poco conocidas y otras afecciones, (más de 140 personas) iniciaron una causa judicial contra la Curtiembre Arlei S.A. y sus directores, Arturo y Mauro Leiser y Betty Schlatter de Leiser.
    Los damnificados acusan a la firma por daños físicos y ambientales atribuidos a la utilización de cromo, y a los efectos cancerígenos que este produce durante el proceso de curtido de cueros.
    Los expedientes de la causa, que está en el ámbito de la Capital Federal, siguen en pleno trámite y en pocos días comenzarán con las audiencias de conciliación ante la Jueza. Respecto a dicha audiencia, Santiago Kaplun, abogado querellante de la causa, comentó: “como seguramente no llegaremos a ningún acuerdo, se abrirán a prueba y comenzaremos con todos los testigos, peritos y demás. Mientras tanto, la curtiembre sigue con una medida cautelar trabada por algo así como trece millones de pesos”. Luego mencionó: “veremos como sigue ya que las cartas están sobre la mesa”.
    Es que además, no sólo cuentan quienes sufrieron la muerte de familiares y quienes están enfermos por contaminación, sino que hay que considerar también a quienes tienen temor de estar contaminados y no cuentan con los medios económicos para realizarse análisis, ni para emigrar de Las Toscas.

    Habla el medio ambiente
    Por un lado, la voz de Presidente de la Asociación de Medio Ambiente del Norte Santafesino (ADEMANS), Roque Cirmi, quien comentó con profunda preocupación que existe un porcentaje muy elevado de enfermos por contaminación en Las Toscas, derivado del propio funcionamiento de la curtiembre y de sus desechos. Así explicó: “es producto de sus emanaciones. La contaminación no se da sólo por el agua y el humo. El problema es cuando empiezan a trabajar otros tipos de factores”. Respecto a las formas en que se identificaba la contaminación, Cirmi enfatizó: “empieza por problemas en la piel, siguen las que producen problemas en los pulmones, con leucemias y el cáncer. En las mujeres, hay infinidad de casos de abortos espontáneos, malformaciones, esterilidad y problemas serios de riñones”.
    El militante ambientalista aseveró que “el problema del cromo es que una vez que se incorporó al cuerpo, tarda muchísimo en que se vaya. Se va acumulando”. Dijo además, que “es el Gobierno Provincial quien debiera ocuparse, porque es su territorio el que está afectado y porque son sus leyes de medio ambiente las que no se cumplen”. Afirmó además: “hay controles hasta que se acaban. En realidad no se quién controla. Porque recibir alguna visita de Medio Ambiente ocasionalmente, no significa que se controlen los desechos, ni a las curtiembres, mucho menos”.

    Desocupados o enfermos
    Es necesario recordar también la situación de riesgo que conlleva ser trabajador de Arlei porque, cuando una sustancia tóxica se presenta en los lugares de trabajo, representa siempre un peligro que podría evitarse. Siguiendo el principio de prevención tanto desde los criterios medioambientales, aceptados internacionalmente y establecidos en el Plan Nacional de Residuos Peligrosos, hasta las prioridades que deben seguirse en las empresas para garantizar la salud y seguridad de los trabajadores, según la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, se debería tender a la sustitución del cromo en el curtido de la piel por otra sustancia no nociva.

    Informes burocráticos
    En una entrevista reciente con Francisco Pividori, el mismo que antes trabajó como Director Provincial de Promoción y Protección de la Salud dialogó con nosotros y respecto al Caso de Las Curtiembres en Las Toscas, contestó cómo actuaría el Programa de Control de Cáncer en esas localidades con índices de mortalidad por contaminación en aumento. “En la medida que no tengamos un dato estadístico de años, es imposible definir a causa de qué son las muertes de cáncer. Podrá haber más o menos casos, pero eso no implica que el aumento de enfermos de cáncer se deba a una situación ambiental, en este caso”, respondió Pividori. Y luego enfatizó: “yo le puedo decir con justificación esto porque ya he estado trabajando en este tema desde la Dirección de Promoción. Y encargamos que en Las Toscas había que trabajar sobre los datos estadísticos y de ahí, ir definiendo las causas de las muertes de cáncer”.
    Así concluyó: “una vez que tenemos las estadísticas, podemos investigar. Para esto, el Estado Provincial y el Nacional tienen metodologías y formas como para poder desarrollar investigaciones”.

    Vemos con esto, y sin profundizar demasiado, que existen altos índices de contaminación en Las Toscas. Casi podríamos concluir con que los desechos de las curtiembres provocan resultados trágicos.
    De una cosa estamos seguros… que siempre que exista contaminación ambiental, hay un responsable.

    Formas de curtir un cuero
    Los pasos que comprende el curtido al cromo, que es considerado el más versátil, ya que permite recurtir las pieles, son: una vez depilada la piel, se la somete a la acción del cromo, que convierte la piel en cuero, impidiendo su degradación. Después el cuero se escurre, rebaja y divide para obtener un producto de color azul verde (wet blue) debido al sulfato de cromo. El cromo que no es absorbido por el cuero, se recicla para su reutilización. Una vez secos, los cueros se someten a diversos procesos de ablandamiento quedando listos para su terminación. El auge del curtido al cromo se debe a que el proceso tradicional puede causar que el cuero se seque en muy pocos años. El procedimiento tradicional se basa en la utilización de vegetales como cortezas, maderas, hojas y raíces, en su mayoría de plantas tropicales o subtropicales como la mimosa, el quebracho o el castaño para evitar que los cueros, con el paso del tiempo, se resequen.

    La Legislatura pone su grano de arena
    El Programa de Control de Cáncer en Santa Fe tiene previsto prevenir las enfermedades cancerígenas, como así también proveer de medicamentos curativos o paliativos a aquellos que no puedan acceder a ellos.El Diputado Justicialista Francisco Pividori dio ingreso a este Proyecto de Ley para la Creación de un Programa de Control del Cáncer en el ámbito del Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe. Dicho proyecto, además de establecer la creación del programa, sienta que el Ministerio de Salud de la Provincia definirá la estructura orgánica funcional del mismo, considerando que dependerá de un área de prevención de patologías oncológicas, del Registro de Cáncer de Santa Fe (RECASFE) y del Banco de Drogas Antineoplásticas.Un detalle a tener en cuenta es que el proyecto de ley reconoce como prioridad prevenir el cáncer femenino (por los altos índices de mortalidad que este acarrea), y entiende como necesario el tratamiento eficaz de quienes padecen esa enfermedad.Además, se explicita que RECASFE tendrá la función de recolectar, almacenar, analizar e interpretar todos los casos diagnosticados en la provincia, sin ninguna distinción. Por otra parte, el registro deberá garantizar la confidencialidad de los datos, elaborar cualitativamente la información con el fin de plantear hipótesis científicas, desarrollar programas prioritarios y determinar los recursos presupuestarios para prevención, educación, salud, asistencia y rehabilitación.Asimismo, el autor del proyecto comentó: “tenemos que aclarar que en el Ministerio de Salud ya funciona un programa de Cáncer y lo que se pretende, a través de este proyecto, es definirlo legalmente. El tema del cáncer es una causa de muerte muy importante”. Y agregó: “hay un elevado número de esos casos pero necesitamos tener datos estadísticos. Si bien los tenemos parcialmente en algunas ciudades, esto se tiene que extender a toda la provincia”.El legislador provincial sostuvo que esta situación “implica, en un futuro, tomar medidas que pueden ser de índole ambiental, de indigencia”.

    La instalación de plantas de celulosa en Latinoamérica genera incertidumbre y rechazo de pobladores, grupos ambientalistas y ONGs. La industria de la celulosa se expande en América Latina favorecida por los gobiernos y cuestionada por los ambientalistas.
    La industria de la celulosa se expande en América Latina favorecida por los gobiernos y cuestionada por los ambientalistas, quienes denuncian impactos ecológicos y sociales de esta actividad.
    El 30 de abril más de 35.000 personas cortaron el puente internacional General San Martín que une la ciudad entrerriana de Gualeguaychú (Argentina) y la uruguaya de Fray Bentos. El motivo de esta multitudinaria protesta fue el de rechazar la instalación de plantas de pasta de papel sobre la costa del Rio Uruguay.
    Ciudadanos, ambientalistas, autoridades y sectores de la producción de turismo agrupados en la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, fueron los que convocaron a la movilización. Estas entidades denunciaron que el polo industrial que une dos empresas -una española y otra finlandesa- en el lado uruguayo del río, generará un “grave peligro cancerígeno” y le reclamaron al gobierno argentino que intervenga ante las autoridades uruguayas para evitar que autorice el proyecto.
    “Tanto el río Uruguay como los ríos Paraná y La Plata son fuente de agua potable para la zona más densamente poblada de la Cuenca del Plata, además de servir de hábitat para numerosas especies de peces de consumo humano, por lo que en lugar de incrementarse las fuentes de contaminación deberían restringirse seriamente”, señaló Juan Carlos Villalonga, director político de Greenpeace de Argentina.
    “La instalación de plantas celulósicas provocarán la contaminación de río Uruguay, afectarán al turismo de la zona y tendrán efectos colaterales en la salud de la población ribereña”, sostuvo la Asamblea.
    Según las organizaciones, el proyecto contempla la construcción de dos mega plantas una a 3 kilómetros de la otra- que liberarán a la atmósfera entre uno y tres kilos de dióxido de sulfuro (reconocible por el olor a huevo podrido) por cada tonelada de pulpa producida.
    Las fábricas tomarán del río Uruguay un metro cúbico de agua por segundo, la que será devuelta a 80 centígrados, contaminada con dioxinas y furanos, componentes químicos altamente cancerígenos que se bio-acumularán paulatinamente en la cadena alimenticia de argentinos y uruguayos.
    La planta estará a solo 90 kilómetros del Río de la Plata cuyas aguas también podrían verse afectadas, alertaron las organizaciones.
    La planta que se instalaría en la localidad de M.Bopicúa en la República Oriental del Uruguay es una iniciativa del grupo empresario español Ence y de la empresa finlandesa Botnia.
    El grupo Ence fue sentenciado a condenas penales y civiles en Galicia, España , al haber sido encontrado responsable de la devastación del Río de Pontevedra y de haber cometido delito de contaminación ecológica continua.
    Antonio Maza, titular del grupo ecologista español Asociación del Río de Pontevedra denunció que la instalación de la planta celulósica en ese ayuntamiento por parte del mismo grupo empresario que intenta hacerlo en Fray Bentos ha destruido todo, desde el punto de vista ambiental y sanitario.
    En el mundo se considera a este tipo de plantas como una de las más nocivas en materia de contaminación ambiental. En Chile, aún no se ha esclarecido oficialmente la mortandad de cisnes en el santuario natural de Río Cruces, en la provincia de Valdivia. Mientras tanto, arrecian las críticas a las autoridades que permitieron reabrir la planta de celulosa acusada de provocar el desastre, tras un cierre de sólo un mes.
    La bióloga Adriana Hoffman, quien encabeza la organización Defensores del Bosque Chileno enfatizó que los peores impactos contaminantes son los de las plantas de celulosa, como lo atestigua el horror de Río Cruces.
    El desastre de este santuario, donde fue diezmada la mayor concentración en América Latina de cisnes de cuello negro parece dar la razón a los ecologistas en cuanto a la falta de fiscalización de las autoridades sobre los procesos mitigadores de la contaminación de las plantas de celulosa.
    Además esta planta ha provocado daños a otras especies y a los habitantes de los alrededores.
    Tenemos información de que el agua contaminada y las emisiones de gaseosas y líquidos han afectado la salud de las personas, con afecciones gástricas y bronquiales y un aumento de las enfermedades en las consultas médicas de los hospitales de Valdivia, dijo Hoffman.
    Por otra parte, en Brasil se conoció el caso de una pequeña planta de celulosa en Minas Gerais que mató peces con desechos vertidos en un río. Pero el mayor impacto adverso de esta industria es social según Melquiades Espinola, del Centro de Estudios e Investigaciones para el Desarrollo del Extremo Sur. El principal daño de las cuatro plantas de celulosa y papel instaladas en la parte sur de Bahía es el desempleo, mientras hay 12.000 familias de campesinos acampadas en las carreteras, dijo Spinola.

    Hoy en día casi todo necesita de la electricidad para funcionar. La producción de energía eléctrica es una de las necesidades ineludibles de todo país desarrollado, y una de las más contaminantes. El mayor problema de la electricidad es que no se puede almacenar, y por lo tanto hay que producirla en el mismo momento en que se consume.

    Aunque hay otras formas de producir energía eléctrica la producción industrial se basa en una sola tecnología: hacer rotar una turbina conectada a un generador. Pero para mover esa turbina se necesita una fuente de energía primaria. Dos son las formas básicas de producir electricidad: la hidroelectricidad y la termoelectricidad.

    La producción hidroeléctrica consiste en hacer pasar grandes cantidades de agua a mucha presión por una turbina. Es una tecnología que requiere de una gran intervención en el espacio, ya que es necesario embalsar grandes cantidades de agua y tener desniveles importantes. Tiene la ventaja de que se trata de una energía primaria renovable y no produce emisiones a la atmósfera. Sin embargo, las condiciones precisas no se encuentran en todas partes, por lo que la producción total depende de las condiciones orográficas y pluviométricas. Además, la gran intervención que supone el embalsamiento de agua produce cambios notables en el entorno, y modifica el ecosistema próximo. Los avances tecnológicos en la mejora de la eficacia de las turbinas, permiten la creación de microcentrales, que requieren de una infraestructura mucho menor. En la actualidad una pequeña central hidroeléctrica no necesita de una infraestructura mayor que los antiguos molinos de agua. De esta manera, el paisaje de las riberas de los ríos, de pueblos y ciudades, se está llenando de estas minicentrales.

    La producción termoeléctrica consiste en hacer pasar aire caliente a presión por una turbina. El aire caliente se obtiene hirviendo agua y para esto agua existen dos tecnologías: la quema y la fisión nuclear. Las centrales que calientan agua quemando se llaman centrales térmicas. Pueden usar cuatro tipos de combustibles: ******, petróleo, gas o biocombustible.

    1.- La quema de carbón es cara, eficaz y muy contaminante. Además del CO2 expulsa a la atmósfera otros compuestos muy dañinos, como el azufre. Es un recurso fósil no renovable.

    2.- La quema de petróleo es cara, muy eficaz y bastante contaminante. Genera mucho CO2 que se expulsa a la atmósfera. El petróleo que se quema en las centrales necesita ser refinado, por lo que hay un proceso industrial intermedio que también consume energía y produce contaminantes. Es un recurso fósil no renovable.

    3.- La quema de gas es más barata, eficaz y poco contaminante. De todos los combustibles es el que menos CO2 expulsa a la atmósfera, y además se usa directamente, sin necesidad de refinerías. Es un recurso fósil no renovable.

    4.- La quema de biocombustible es cara, medianamente eficaz y contaminante. Se consideran biocombustibles todos los productos biológicos que se pueden quemar: madera, matojos, aceites, alcoholes, restos de la cosecha, etc. La quema de estos productos producen mucho CO2 pero es el que previamente han absorbido las plantas y que volverá a ellas si se recupera el recurso, por lo que el equilibrio se mantiene. Es un recurso renovable, pero muchos de ellos necesitan ser tratados, previamente, en un proceso industrial.

    La producción de energía eléctrica por medio de la fusión nuclear consiste en calentar el agua a través de un agente radiactivo que en su descomposición genera calor. La energía radiactiva es muy peligrosa, por lo que este método requiere de grandes medias de seguridad. El combustible no se agota del todo, así que su vida útil acaba antes de que deje de ser radiactivo. Se generan, así, residuos muy peligrosos y muy difíciles de tratar. Tiene la ventaja de que el proceso es barato, eficaz y no genera emisiones a la atmósfera.

    Además de estos métodos tradicionales cada día tienen más importancia el uso de energías alternativas.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí