Diagnóstico sombrío en tiempos agrios

1
72

060613-16

Por Pepe Eliaschev

Todo marcha viento en popa para el Gobierno. La economía argentina crece y no hay epidemia de dengue. Hay plena libertad de prensa. Al país le sobran amigos en todo el mundo. El presidente Barack Obama debería aprender del ejemplo argentino. Las elecciones son un escollo y por eso se votará cuatro meses antes de lo establecido, pero no son comicios normales ni clásicos: en ellos se juega el futuro del país y son, por lo tanto, de vida o muerte. Tampoco es cierto que sólo se elijan legisladores al Congreso Nacional: el Gobierno presenta con orgullo candidatos que, siendo ya gobernadores o intendentes, no tienen la más mínima intención de asumir sus cargos luego de ser electos.

Como un vidrio estallado en una miríada de pedazos, la Argentina es todas las cosas a la vez, la realidad y su contrapartida, el brillo y la oscuridad.

PLEBISCITO

El Gobierno avanza sin frenos en su autoimpuesta madre de todas las batallas, una modesta elección de renovación parlamentaria convertida en plebiscito apocalíptico, a matar o a morir, el 28 de junio. ¿Por qué y para qué?

Néstor Kirchner dedica las 24 horas de sus días de hipotético «ex» presidente a preparar a su tropa para esas elecciones. El viernes 24, en un encuentro citado y consumado en un santiamén, el Congreso del Partido Justicialista de la Provincia aprobó por unanimidad eliminar las elecciones internas y darles a sus jefes distritales plenos poderes para designar los candidatos a los cargos electivos.

El peronismo retorna así al lugar en que estaba a mediados 1983, cuando todavía no se había producido la derrota electoral a manos del radicalismo que creó las condiciones para el comienzo de la renovación democrática peronista. Al PJ lo único importante que lo ocupará será elegir los nombres de los candidatos, tarea a cargo de Kirchner, el vicegobernador y presidente del PJ bonaerense, Alberto Balestrini, y el gobernador Daniel Scioli.

¿Operativo clamor para que Kirchner encabece la lista de candidatos a diputado nacional por Buenos Aires? Claro, ¿por qué no? José María Díaz Bancalari piensa que sería «muy positivo para todos» que Kirchner encabece la lista. «Si me pregunta a mí qué es lo que quiero, yo le digo que sí», subrayó. «No es solamente por su calidad de presidente del partido en el orden nacional, ni su referencia como jefe de proyecto, sino porque ha sido quien ha tenido una experiencia de cuatro años y medio de gestión y de aquella Argentina que estaba sumida prácticamente en la desaparición, el mundo se ha sorprendido y admirado de cómo se ha recuperado el país», argumentó antes del inicio del Congreso. Para el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, Kirchner «es el mejor candidato» para encabezar la lista. «Yo lo dije desde un principio. Néstor Kirchner es el mejor candidato para este espacio. Es el máximo exponente del Partido Justicialista».

Kirchner, el otrora orgulloso «pingüino» santacruceño, ya puede ser candidato por la provincia de Buenos Aires a la Cámara de Diputados, tras habérsele aceptado que cambió de domicilio, de Río Gallegos a la quinta presidencial de Olivos. Entre hoy y el 14 de mayo lanza su candidatura y ya no hay marcha atrás posible, porque ese día se presenta aquí, en el Teatro Argentino, para lanzar desde La Plata su plebiscito y sus consignas (nosotros o ellos, la patria o la anti patria, como dice, con franqueza total, Guillermo Moreno).

¿REACTIVACION?

Todo marcha tan bien, que para el INDEC no hay recesión y la economía creció un 2,6 por ciento en febrero respecto a igual mes del año pasado. Si se lo compara con enero, el producto interno bruto muestra para el Gobierno un alza de 0,4 por ciento, por lo cual en el primer bimestre del año, la Argentina habría crecido un 2,4 por ciento.

El relato que hace este INDEC manejado por Moreno es exactamente al revés de lo que han determinado las proyecciones de analistas privados, para quienes la economía argentina está en recesión, ya sea por la crisis internacional como por cuestiones domésticas.

El Fondo Monetario Internacional, por su parte, acaba de informar que el producto argentino caerá 1,5 por ciento en 2009 y se recuperará en 2010, pero solo con un alza de 0,7 por ciento. El director para el hemisferio occidental del Fondo, Nicolás Eyzaguirre, asegura que existe «un diálogo permanentemente fluido» con el Gobierno de los Kirchner. «Estamos permanentemente en un diálogo fluido» con el gobierno de Cristina Kirchner, añadió, «listos para poder intensificarlo», aunque aclaró que «la visión que tenemos sobre Argentina es menos nítida porque no tuvimos la oportunidad de cercanía que esta relación requiere».

¿Diálogo fluido con Fondo? El poco relevante ministro de Economía, Carlos Fernández, atacó sobre el fin de la semana al FMI, acusándolo de tener una doble política con sus países miembro, entregando fondos anticrisis a algunas pocas naciones y promoviendo programas de ajuste para los demás.

Pero la realidad apremia y aun cuando la campaña electoral ha paralizado las decisiones de las empresas, nadie se engaña respecto del corto y mediano plazo. Una encuesta entre 283 presidentes de empresas de Capital y Gran Buenos Aires revela que el 93 por ciento considera que en el primer trimestre de 2009 empeoraron las condiciones de la economía respecto de un año atrás. La encuesta, realizada por una organización llamada Vistage, la mayor del mundo dedicada a sondear las opiniones de los número uno corporativos, establece que las expectativas económicas para los próximos doce meses revelan que un 79 por ciento espera que las condiciones empeoren, un 18 por ciento que se mantengan igual y sólo un tres por ciento que mejore.

INTERVENCION

Mientras la Presidente se ufana de que la Argentina nunca estuvo menos aislada y que éste fue el primer país del mundo en marcar un rumbo diferente, un diario uruguayo reveló que Kirchner expresó su deseo de que gane José Mujica en la interna del gobernante Frente Amplio.

Una breve declaración del ex presidente argentino a favor de Mujica, precandidato para las elecciones presidenciales en Uruguay, provocó numerosas críticas en Montevideo, desde dirigentes del oficialista Frente Amplio hasta el propio Mujica. Para todos ellos, el argentino se metió en los asuntos internos de los uruguayos. El leído matutino montevideano «La Diaria», aseguró que, tras un acto el miércoles en Buenos Aires, Kirchner se había servido de una periodista uruguaya para enviarle «saludos a Mujica», y que, poco después, antes de subirse a su proverbial helicóptero presidencial, añadió: «Que gane Mujica».

La respuesta del veterano ex guerrillero tupamaro fue que «las candidaturas uruguayas sólo las resuelven los uruguayos», según reveló el viernes el matutino oficialista «La República». «Y en todo caso -condimentó el pintoresco Mujica- la mejor forma de apoyarnos es que nos destapen los puentes», en obvia alusión al corte del puente entre Gualeguaychú y Fray Bentos que tolera pasivamente el gobierno argentino.

En octubre de 2008 el subsecretario de Integración Económica y Mercosur de la cancillería argentina, Eduardo Sigal, elogió a Mujica y cuestionó a su adversario Danilo Astori, una acción que la cancillería uruguaya tuvo que calificar de improcedente e inaceptable. Sigal es un histórico ex militante del Partido Comunista que desde 2003 es funcionario kirchnerista.

DETERIORO

Al atardecer del viernes, duras palabras emanaron de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), la entidad que nuclea a los editores de los medios nacionales y para la cual «en los últimos seis meses la situación de la libertad de prensa se ha deteriorado gravemente», pero para la que, además, la Argentina «padece una baja calidad institucional». Según los editores de diarios, «la vigencia de una democracia formal no alcanza a disimular la falencia de su funcionamiento por defección de algunos de sus protagonistas», al tiempo que la Argentina sufre «una cultura política que no ha alcanzado a desterrar plenamente ciertos rasgos de autoritarismo».

Así, mientras el Gobierno pretende impulsar una ley de medios audiovisuales en plena campaña electoral, los editores periodísticos revelan que «resulta asfixiante la persecución fiscal a la que están siendo sometidos los medios de la Argentina. Esto es especialmente dramático para los pequeños y medianos del interior».

Nada que se ignorara, pero que ahora, al ser denunciado de manera especialmente crudo por ADEPA, ratifica lo que se viene viviendo desde sectores políticos muy diversos, angustiados por el modo oficial de conducir al país. «El periodismo es visto por una parte del gobierno como un enemigo a derrotar. Por eso, la compra de medios a través de adláteres, el financiamiento de grupos adictos y la cooptación económica de otros. La cuestión es articular un contra-polo periodístico con los medios del Estado, los propios y los cooptados», denuncian y proponen los editores de diarios, en un diagnóstico sombrío cuya gravedad es inocultable.

© Pepe eliaschev
Publicado en Diario El Día.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

1 COMENTARIO

  1. sigue siendo para mi, un verdadero placer seguir encontrando en esta pagina articulos del gran pepe eliaschev. felicitaciones.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí