Efemérides: El día que el mundo cambió para siempre

0
117

El 11 de Septiembre de 2001, el mundo cambió para siempre, la violencia, la irracionalidad y la mentira ganaron la batalla final, ese día se producía el mayor atentado terrorista de la historia que se cobró la vida de 3000 personas y provocaron heridas a mas 6000, a ese día se lo recuerda como el «11-S». La versión oficial dice que 2 aviones de United y 2 de American fueron secuestrados en vuelo por extremistas, 3 de ellos estrellados contra el Pentágono y las torres gemelas del centro mundial de comercio, el cuarto avión con destino al capitolio se estrelló en Pensylvania cuando los pasajeros quisieron retomar el control. Pese a la inmediata acusación a Al Quaeda, cuando todos los aviones fueron obligados a permanecer en tierra, se autorizó a una sola nave a despegar de suelo americano, en ella era sacada de los EEUU la familia de Osama Bin Laden. Las inconsistencias de la versión oficial comenzó cuando en el juicio a la empresa encargada de la seguridad de los aeropuertos no se pudo comprobar que los aviones que se estrellaron contra las torres gemelas fueran los mismos que se denunciaron como secuestrados, diferencias en el diseño y en la pintura exterior además que el motor recuperado no pertenecía a un Boeing 767 si no a un 737. En el ataque al Pentágono se comprobó que la mayoría de los empleados de la zona atacada habían sido licenciados para ese día por un supuesto inicio de obras, además que no existe un solo registro fílmico ni testigo que haya visto un avión estrellarse contra el edificio, a esto hay que sumarle que no se encontró ninguna pieza metálica que corresponda a una aeronave. Con respecto al ataque a las torres, los ingenieros no se explican como un avión de aluminio ingresó sin dificultades a una estructura tipo reja de acero, además de un absurdo derrumbe en solo 10 segundos sin ninguna resistencia de los pisos inferiores. Con respecto a las víctimas de los vuelos en la mayoría eran personas sin familias, sin historial creditíceo y que compraron sus pasajes en efectivo. Los acusados de perpetrar los ataques no poseían la experiencia suficiente para corregir la dirección del vuelo a baja altura para ser precisos en el impacto, la mayoría de ellos aún llevan una vida normal, además de la inverosímil versión del pasaporte que se encontró intacto donde se derritieron 2 motores Rolls Royce de 6 toneladas cada uno. El día anterior al ataque directores de la CIA y el departamento de estado realizaron sospechosas operaciones bursátiles, además que los principales directores de las empresas con oficinas en el World Trace Center, ese día no estaban presentes. Por último con respecto al vuelo 93 que se dirigía al capitolio se comprobó que las llamadas de los familiares de los pasajeros se hicieron desde tierra y no desde un avión a 5000 mts de altura. Los únicos servidores públicos que estuvieron a la altura de la tragedia fueron los bomberos de toda el área de New York que pese a conocer los riesgos y el final anunciado dieron su vida por sus semejantes, 343 bomberos y 60 policías de la autoridad portuaria perdieron la vida. Los 3000 muertos merecían mas respeto, pero las inverosímiles explicaciones de la comisión investigadora hicieron que la verdad fuera una utopía y el hecho solo se utilizó para iniciar operaciones militares en Irak y Afganistán.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí