El argentino que se fue a China a abrir un supermercado: una película y mil anécdotas

0
265

En las últimas décadas, la apertura de supermercados chinos en la Argentina se ha vuelto prácticamente una costumbre. Se calcula que hay más de 12000 establecimientos gerenciados por inmigrantes asiáticos en todo el país, aunque fuertemente concentrados en Buenos Aires.

El curioso hábito oriental de instalar autoservicios disparó en el director y actor Federico Marcello la idea de dar vuelta la fórmula y así lo plasma en De acá a la China.

“Teníamos la intención de hacer un documental sobre los chinos que viven en acá. Cuando surge la idea, de un argentino que se va a vengar para allá y abre un supermercado, la intención era hacer las entrevistas en contexto de la apertura. Se empezaron a agregar una escena detrás de la otra y la ficción terminó por devorarse al documental”, aseguró en Radio Mitre.

 

La película sigue la historia de Facundo, cuyo padre tenía un almacén en pleno corazón de Saavedra en los 80 y, por la llegada de los supermercadistas chinos, se ve obligado a cerrar su negocio. 30 años después, Facundo decide viajar aChina e instalar un comercio para vengarse.

Al ser consultado sobre la propensión asiática de abrir comercios en nuestro país, Marcello, quien hizo una profunda investigación sobre el fenómeno, sostuvo que “es el único rubro donde uno no precisa del idioma y directamente con una calculadora se resuelve todo, desde el primer proveedor hasta el último cliente”.

Por otra lado, el entrevistado contó cómo fue la preproducción y las peripecias del rodaje en un país con usanzas completamente diferentes a las argentinas.

“Nos fuimos a la provincia de Fujian, de donde viene el 85% de los chinos que viven en Argentina. Dormimos en un espacio que nos prestó una ONG. Compartimos altillo con estudiantes de diferentes partes de China. Eramos cinco en ese momento. En total estuvimos 3 meses. Un mes y medio hicimos la preproducción, buscamos locaciones y actores”, recordó.

La búsqueda de intérpretes y lugares la hicieron sin traductor, asistidos por sus compañeros de cuarto, que les escribían en mandarín las frases necesarias para preguntar dónde alquilar luces y locales para la filmación. En ese sentido, Marcello rescató que “todos los chinos con los que nos cruzamos nos fueron ayudando y no hubo ningún conflicto grande”.

A la hora de armar el supermercado allí, llevaron con ellos fernet, yerba, café y dulce de leche, entre otros productos. “Armamos una góndola de artículos nacionales mezclados con los locales”, afirmó el director. Las reacciones de los chinos ante el sabor argentino fueron variadas.

De acá a la China está protagonizada por el propio Federico Marcello y se puede ver en dos funciones diarias en el BAMA Cine Arte o los sábados con función única en el MALBA.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí