El crecimiento de los medios de pagos digitales

0
113

Desde que se inició la pandemia en marzo del año pasado, las organizaciones comenzaron una serie de transformaciones que alteraron sustancialmente el manejo de dinero por parte de grandes y pequeñas empresas.

Las industrias de cobranzas y de servicios financieros fueron algunas de las que mayor impacto tuvieron en este aspecto y se encuentran en medio de una gran transición, acelerada por la pandemia de COVID-19. Este impulso se debe al crecimiento del rol de la digitalización en la vida financiera y económica de las personas, donde los pagos electrónicos están ocupando un lugar central.

La pandemia, entonces, impulsó de manera exponencial los pagos digitales, y por eso, en este contexto, las billeteras virtuales se convirtieron en una herramienta muy demandada por los usuarios, que buscan concentrar en una misma aplicación las distintas cuentas bancarias, tarjetas y poder transferir dinero de una manera más fácil y ágil.

Se suma a esto la situación de la economía que llevó a muchas entidades financieras y grandes, medianas y pequeñas empresas a buscar distintas alternativas para transformar sus procesos y operaciones. En relación con este tema, y desde EPB&A, durante el año de aislamiento, el 100% de los pagos fueron percibidos por medios digitales, algo antes impensado. Luego, con la apertura de rubros y de las oficinas, en casos muy aislados, han preferido abonar en efectivo, pero son los menos. Vemos que la tendencia hacia lo digital continúa predominando. Consideramos que esta herramienta vino para quedarse.

Vinculado a la aceleración de las tecnologías, también hemos potenciado nuestra plataforma Fintech “Deuda Online”, una solución dinámica y accesible para ofrecer el servicio de cobranza de deudas sin mediar con terceros. Es una plataforma auto-gestionable que aplica fundamentalmente a este cambio de paradigma. Nació orientada al público millennial, con el objetivo de que cada uno pueda consultar y elegir como abonar sus deudas en cualquier momento del día sin necesidad de comunicarse telefónicamente con un gestor. Sin embargo, ha sido un sitio clave para todas las generaciones a raíz de este contexto.

La transformación continúa, por ello, es momento de seguir reinventándose, de revisar procesos y seguramente continuar creando soluciones de este tipo. Hay que repensar y no quedarse atrás. Vamos hacia un mundo “sin efectivo”, y la pandemia ha potenciado esta apuesta, que seguirá creciendo de manera exponencial los próximos años. Y esta aceleración va a abrir nuevas oportunidades para todo el ecosistema de los medios de pago.

Se espera un largo período de incertidumbre, pero es necesario que todos los sectores vinculados a pagos trabajemos para tener un modelo más compensado entre lo físico y lo digital. Concientizando y evangelizando a nuevos usuarios cada vez más sobre los medios de pago electrónicos, teniendo en cuenta las barreras generacionales y socioculturales que pueden interponerse.

Esta crisis pone a prueba nuestra capacidad de adaptación, nuestra resiliencia y nuestra habilidad para trabajar juntos en equipo. Y nos deja un gran avance en el desarrollo de herramientas para perfeccionar la efectivización de los pagos. Como compañía inmersa en un mercado tan vertiginoso y teniendo 25 años de trayectoria hace que, siempre nos aggiornemos a los cambios con el propósito de seguir estando cerca de cada uno de nuestros clientes.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí