El invierno y sus riesgos en la salud.

0
121

bebe

La lactancia exclusiva al mes de vida reduce a la mitad del riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante. Pediatrics 2009; 123:e406-e410

Con la llegada del frío, quienes atendemos en hospitales públicos somos desbordados frente a la demanda de problemas comunes, algunos de gran impacto y gravedad pero que pueden prevenirse.

Con anterioridad, nos referimos a las bronquiolitis agudas como la enfermedad viral más frecuente en los niños menores de 2 años, que lleva al mayor número de internaciones durante los próximos meses; pero también están las intoxicaciones por monóxido de carbono, las quemaduras, y la muerte súbita del lactante, como aquellas afecciones también frecuentes.

Todo accidente es un evento prevenible, aludir que tal evento fue “por razones del destino”, por “mala suerte”, ó al “azar”, es no reconocer que justamente, el mismo podría haberse evitado. La función de padres como cuidadores de la salud y del crecimiento de los niños es indelegable, con esto quiero decir que, no se puede dejar a los niños menores solos en la casa o en la calle,  aunque aparenten tener autonomía  ni  al cuidado y  bajo la responsabilidad de sus hermanos mayores. La casa es el escenario donde ocurren la mayoría y más graves accidentes de la infancia en los menores de 5 años.

Qué es el monóxido de carbono?

Lo llaman el “enemigo invisible “ que tiene a la despreocupación como fatal aliado.

Es un GAS, NO TIENE OLOR, NO SE VE, NO ES IRRITANTE.

Se produce como producto de la combustión del gas de los hogares, de las estufas a kerosene, a leña, de la quema de plásticos.Su combustión incompleta se produce en ambientes no bien ventilados.

Es toxico para todas las edades, pero los niños son más afectados.

Qué artefactos producen este gas?

Braseros, calefones, estufas, termotanques, hornos, hornallas, faroles a gas o a kerosene, hogares y cocinas a leña, salamandras, parrillas a leña o carbón, motores de automóviles.

Recuerde que, si una hornalla esta quemando mal, la llama que debería ser AZUL, se pone de color amarilla o anaranjada.

Que síntomas son anticipatorios a la pérdida de conocimiento?Cuándo sospecharlo?.

  • La aparición de dolor de cabeza, estado nauseoso, debilidad, cansancio, palpitaciones, dolor de pecho, mareos al incorporarse.

Qué hacer frente a éstos síntomas?

  • Abrir las ventanas.
  • Trasladar al intoxicado al aire libre.
  • Aunque los síntomas sean leves, se debe consultar a un médico.
  • Los casos más graves: pierden el conocimiento, pueden presentar convulsiones y llegar al coma y la muerte.

Porqué se producen estos síntomas?

 

El monóxido de carbono cuando ingresa al organismo, desplaza al oxígeno ocupando su lugar, esta manera, la falta de oxígeno daña principalmente el corazón y el cerebro.

 

Medidas más importantes en la prevención

·         Instalar artefactos con gasistas matriculados

·         Mantener siempre buena ventilación de los ambientes aunque haga frío.

·         Los baños y las habitaciones sólo pueden estar calefaccionados por estufas a tiro balanceado y controladas anualmente.

·         Revisar periódicamente el funcionamiento de los artefactos y la ventilación de los mismos.

·         No usar horno ni hornalla para calefaccionar.

·         No dormirse con los artefactos encendidos.

·         No encender el motor de un vehículo en un lugar cerrado.

·         No usar braseros en las habitaciones.

·         No colocar calefón dentro del baño.

 

Con respecto a las quemaduras, que son muy frecuentes, considerando que la mayoría ocurren dentro del hogar y generalmente cuando los niños están solos, las recomendaciones dicen:

  • Utilizar para cocinar siempre las hornallas traseras con los mangos hacia la pared
  • Tener bien amurada la cocina, y no dejar el horno abierto ya que los niños lo usan de escalera para trepar.
  • Colocar la llave de gas bien alta y fuera de los horarios de la comida, debe permanecer cerrada.
  • El manejo de microondas y de los alimentos que se calientan allí, debe ser supervisado por un adulto.
  • No dejar fuentes, ollas, pavas, infusiones calientes al borde de la mesa .tratar de no utilizar manteles fuera del horario de la comida.
  • La cocina no debería ser el lugar de juego de los niños pequeños.
  • Mantener fuera del alcance de los niños, fósforos, encendedores y/o sustancias combustibles.

No dormir con velas encendidas.

quemadura

Que hacer frente a una quemadura?

 

Si es por fuego o líquidos calientes, lavar con abundante agua, abrigar al pequeño con ropa limpia y consultar inmediatamente.

Si la quemadura es eléctrica, aunque no se vea lesión importante, debe consultar inmediatamente.

No colocar sustancias sobre superficie quemada como pasta dental, grasa, y/u otras medicaciones caseras ya que no sólo perjudica, sino que el médico debe inspeccionar la gravedad de la quemadura.

 

Para todos los accidentes en la infancia es importante considerar que,

 

La visión directa de un adulto responsable en forma permanente es el mejor y más económico resguardo de la seguridad.

Recordar que hacen falta pocos segundos para que, los niños menores a 5 años, generen situaciones de riesgo.

Es importante saber que todos los niños imitan las conductas de sus padres y sus hermanos mayores, por lo cual el ejemplo referido a la seguridad física es fundamental.

Para finalizar, un breve comentario de la muerte súbita del lactante

subita

El síndrome de la muerte súbita del lactante (SMSL) es el diagnóstico atribuido a la muerte repentina de un niño de menos de un año de edad que carece de explicación tras una investigación completa, que incluye la práctica de la autopsia, el estudio del entorno donde ha ocurrido el fallecimiento, la revisión de los síntomas o afecciones que padeció el niño antes de la muerte, así como cualquier otro dato de su historia clínica.Se trata de un diagnóstico por “exclusión de otras patologías”.Numerosas investigaciones se han hecho para explicar éste fenómeno.El año pasado, la revista “Journal of the American Medical Association ha publicado una reciente investigación . El estudio concluye que existe un problema en el desarrollo cerebral del bebé dentro del útero y con posterioridad al nacimiento. Según el Dr. Hannan Kinney, investigador principal del estudio, este nuevo dato nos permitirá identificar a aquellos niños con mayor riesgo y utilizar alguna medicación que permita al niño pasar los meses más críticos de riesgo de SMSL, es decir, los primeros seis meses de vida. Las anormalidades identificadas en el presente estudio parecen afectar la capacidad del tronco encefálico para utilizar y reciclar la serotonina, una sustancia química del cerebro que contribuye a la comunicación entre las neuronas.

Lo cierto es que, esta patología es más frecuente en varones, la mayoría de los casos fatales ocurren en los primeros 6 meses de vida, hay una fuerte relación con la posición al dormir, es más frecuente durante  el invierno por el uso de mantas o colchones que sobrecalientan al bebé o impiden su adecuada respiración durante el sueño, y también por las prácticas de llevar al bebe a compartir la cama con adultos y con un ambiente tabáquico.

La mayoría de las víctimas del SMSL (65%) dormían boca abajo o de costado al momento de morir y el 23% compartían la cama con otras personas. Estos datos enfatizan en la necesidad de continuar educando a la población acerca de las recomendaciones del sueño seguro para disminuir la incidencia del SMSL.

La Dra. Duane Alexander , Directora del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NIH), explica: “Este descubrimiento otorga validez a la creencia de que el SMSL es el resultado de la conjunción entre una predisposición preexistente en el niño y un factor ambiental (como la posición prona para dormir) durante un periodo del desarrollo especialmente sensible”.

 

 

La academia americana de pediatría, llevó a cabo una importante campaña de prevención con un importante impacto en la disminución de los casos de SMSL

 

 

Las recomendaciones detalladas a continuación  tienen por objetivo disminuir el riesgo del SMSL entre la población general. Según la definición de los especialistas en epidemiología, “riesgo” es la posibilidad de que algo ocurra en presencia de determinado factor o grupo de factores. Estas asociaciones identificadas científicamente entre los factores de riesgo (características socio económicas, determinados comportamientos, exposición al ambiente) y un hecho final como el SMSL, no siempre implican una relación de causalidad.

Asimismo, las últimas investigaciones relativas al SMSL sugieren la posibilidad de múltiples escenarios o trastornos preexistentes causales del mismo.

Por lo tanto, al analizar las recomendaciones vertidas en el presente informe,  sería erróneo considerar un único factor de riesgo o cuantificar el riesgo de un niño en particular. Por ende,  tras analizar los potenciales riesgo y beneficios, el médico podría realizar una recomendación diferente a la vertida en este informe, si observara en el niño determinada patología.

 

1.      Posición boca arriba: Los niños deben ser acostados a dormir siempre en posición supina  (boca arriba). La posición de costado no es segura y está desaconsejada.

2.      Utilice una superficie firme para acostar a dormir al bebé: No debe acostar al niño sobre superficies blandas como almohadas, acolchados o pieles de abrigo. La única superficie recomendada para acostar a dormir a un niño es un colchón duro cubierto por una sábana.

3.      En la cuna del niño no debe haber ropa de cama suelta ni objetos blandos, como por ejemplo almohadas, frazadas, edredones, pieles de abrigo, juguetes. En caso de utilizarse chichonera en la cuna del niño, esta debe ser delgada, firme, segura y nunca acolchada. Asimismo, es peligrosa la presencia de sábanas o frazadas sueltas. En caso de utilizarse una sábana, esta debe ajustarse firmemente a la cuna para que el rostro del niño nunca quede al descubierto. Cuando se coloca la sábana en la cuna, los pies del niño deben tocar el extremo de la misma y la sábana sólo debe colocarse hasta la altura de su pecho y ajustarse firmemente al colchón. También se recomienda utilizar una bolsa de dormir especialmente diseñada para el bebé, la cual mantiene su rostro al descubierto y no requiere la utilización de abrigos adicionales.  

4.      No fume durante el embarazo. La mayoría de los estudios epidemiológicos demostraron que el hábito de fumar de la madre durante el embarazo constituye un importante factor de riesgo del SMSL. Otros estudios demuestran que el tabaquismo pasivo del niño luego de nacer también constituye un factor de riesgo. No obstante, resulta difícil para los investigadores separar esta última variable del tabaquismo materno durante el embarazo. Es muy importante que el niño no esté expuesto al humo del cigarrillo luego de nacer, no sólo por el SMSL.

5.      Se recomienda acostar a dormir al bebé cerca de la madre pero en una cuna separada a la cama.  Hay evidencia de que el riesgo del SMSL es menor cuando el niño duerme en la misma habitación que sus padres. Se recomienda una cuna o moisés que se adecue a las normativas de seguridad  de la Comisión de Seguridad del Consumidor (Consumer Product Safety Commission)  y del ASTM. La cercanía de la cuna a la cama de la madre proporciona una proximidad entre la madre y el niño, especialmente para amamantarlo.

A pesar de que el índice de colecho (cuando el lactante duerme en la cama de sus padres) está en aumento por varias causas -entre ellas la proximidad para amamantar al niño- este Grupo de Trabajo afirma que es una práctica que implica mayor riesgo que acostar al bebé en una cuna separada de la cama de los adultos.  Por lo tanto, recomendamos que los niños no duerman en la misma cama que los adultos.  La madre puede llevar al niño a su cama para reconfortarlo o alimentarlo, pero luego debe acostarlo en su cuna cuando los adultos se dispongan a dormir. El niño no debe ser acostado en la cama de los adultos cuando estos se encuentran excesivamente cansados  o cuando consumieron alguna sustancia o medicación que pudiera disminuir su grado de alerta.

Este Grupo de  Trabajo recomienda colocar la cuna del niño próxima a la cama de los padres. Esta cercanía facilita el amamantamiento  y el contacto con el niño.  El bebé tampoco debe compartir la cama con otros niños.

Debe evitarse dormir en un sillón o sofá con el bebé, ya que constituye una práctica muy peligrosa.

6.      Considere la posibilidad de ofrecer un chupete al niño durante la siesta o el sueño nocturno.  A pesar de que aún se desconoce el mecanismo causal, existe una disminución en el riesgo del SMSL asociada a la utilización del chupete. Asimismo, no existe evidencia de que el chupete pueda causar un prejuicio en la lactancia materna o problemas dentales en el futuro. Por lo tanto, este Grupo de Trabajo aconseja la utilización de chupete durante el primer año de vida  teniendo en cuanta las siguientes consideraciones:

·         Debe ofrecer el chupete al niño cuando lo acuesta a dormir, y no introducirlo forzadamente en su boca cuando el niño ya está dormido. Si el niño rechaza el chupete, no debe obligarlo a utilizarlo.

·         No debe embeber el chupete en ninguna sustancia o solución dulce.

·         El chupete debe higienizarse con frecuencia y reemplazarse en forma regular.

·         Si la madre amamanta al niño, debe ofrecerle el chupete recién al mes de vida, cuando la lactancia esté bien establecida.

 

 

7.      Evite abrigar al bebé en exceso. La temperatura de la habitación debe ser agradable para un adulto y el niño no debe ser vestido con demasiado abrigo para dormir.  Debe evitarse que el niño sienta demasiado calor.

8.      Evite los dispositivos de venta comercial que alegan disminuir el riesgo del SMSL. No existe suficiente evidencia de que los dispositivos para acostar al niño a dormir en determinada posición sean eficaces ni seguros.

9.      No utilice monitores domiciliarios para disminuir el riesgo del SMSL. Los monitores respiratorios o cardiacos electrónicos pueden detectar un paro cardiorrespiratorio. Por lo tanto, sólo se aconsejan para aquellos niños que sufren problemas cardiorrespiratorios de gravedad. Sin embargo, no existe evidencia de que estos aparatos disminuyan el riesgo del SMSL. Tampoco existe evidencia de que este tipo de monitores puedan determinar qué niños poseen mayor riesgo de SMSL.

10. Evite la plagiocefalia posicional(el cráneo se deforma)

·         Coloque a su bebé a jugar boca abajo cuando está despierto y cuando puede ser supervisado por un adulto. Esta práctica estimulará el desarrollo motriz;

·         Evite que el bebé pase demasiado tiempo sentado en la silla de paseo, ya que su cabeza presionará siempre sobre la misma superficie. Se recomienda alzar al bebé y mantenerlo en posición erguida.

·         Alterne la posición de la cabeza del bebé para dormir. Se recomienda cambiar la posición del bebé en la cuna semanalmente, para que el niño pueda variar la posición de su cabeza cuando observa la actividad exterior;

·         Las recomendaciones mencionadas con anterioridad deben analizarse especialmente en el caso de aquellos niños que sufren algún daño neurológico o retraso en el desarrollo;

·         En el caso de los niños que presentan una plagiocefalia muy pronunciada, debe derivárselos en forma temprana. En algunos casos, los dispositivos ortopédicos pueden evitar una cirugía.

 

11. Debemos continuar con la “Campaña Bebés boca Arriba”. Debemos capacitar a las personas dedicadas al cuidado infantil, a los abuelos, a los padres adoptivos y a las niñeras

 

12. . Considere la posibilidad de ofrecer un chupete al niño durante la siesta o el sueño nocturno.  A pesar de que aún se desconoce el mecanismo causal, existe una disminución en el riesgo del SMSL asociada a la utilización del chupete. Asimismo, no existe evidencia de que el chupete pueda causar un prejuicio en la lactancia materna o problemas dentales en el futuro. Por lo tanto, este Grupo de Trabajo aconseja la utilización de chupete durante el primer año de vida  teniendo en cuanta las siguientes consideraciones:

·         Debe ofrecer el chupete al niño cuando lo acuesta a dormir, y no introducirlo forzadamente en su boca cuando el niño ya está dormido. Si el niño rechaza el chupete, no debe obligarlo a utilizarlo.

·         No debe embeber el chupete en ninguna sustancia o solución dulce.

·         El chupete debe higienizarse con frecuencia y reemplazarse en forma regular.

·         Si la madre amamanta al niño, debe ofrecerle el chupete recién al mes de vida, cuando la lactancia esté bien establecida.

 

 

13. Evite abrigar al bebé en exceso. La temperatura de la habitación debe ser agradable para un adulto y el niño no debe ser vestido con demasiado abrigo para dormir.  Debe evitarse que el niño sienta demasiado calor.

14. Evite los dispositivos de venta comercial que alegan disminuir el riesgo del SMSL. No existe suficiente evidencia de que los dispositivos para acostar al niño a dormir en determinada posición sean eficaces ni seguros.

15. No utilice monitores domiciliarios para disminuir el riesgo del SMSL. Los monitores respiratorios o cardiacos electrónicos pueden detectar un paro cardiorrespiratorio. Por lo tanto, sólo se aconsejan para aquellos niños que sufren problemas cardiorrespiratorios de gravedad. Sin embargo, no existe evidencia de que estos aparatos disminuyan el riesgo del SMSL. Tampoco existe evidencia de que este tipo de monitores puedan determinar qué niños poseen mayor riesgo de SMSL.

16. De acuerdo con los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Munster (Alemania) y publicado en la revista Pediatrics (2009;123:e406-e410), las mujeres que amamantan a sus bebés reducen el riesgo de que el niño muera por síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Tal es así que los autores, dirigidos por el Dr. M. M. Vennemann, recomiendan que las campañas de salud pública para reducir el riesgo del SMSL promuevan la lactancia materna en los seis primeros meses de vida del bebé. No en vano, son escasos los países que incluyen la lactancia en la lista de recomendaciones de sus campañas de prevención del SMSL.

Alejandra Erb – Pediatra 

Fuentes: Academia Americana de Pediatría.

                Sociedad argentina de pediatría.

                Task force on suden infant death syndrome(2005-2006)

                Asociación española de pediatría.

 

 

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí