El odio

11
41

eduardo20aliverti

Por Eduardo Aliverti – Sí, el tema de estas líneas es el odio. Y planteado así, de manera tan seca y contundente, quizás y ante todo deba reconocerse que es más propio de cientistas sociales que de un simple periodista u opinólogo. Pero, precisamente porque uno es esto último y se cree con, por lo menos, algunas capacidades analíticas, registra que su razonamiento respecto del clima político y social de la Argentina desemboca en algo que ya excede a la mera observación periodística.
Planteemos de entrada la -es probable- única cosa con la que muy difícilmente no nos pongamos todos de acuerdo, si se parte de una básica honestidad intelectual. Con cuantos méritos y deficiencias quieran reconocérsele e imputarle, desde 2003 el kirchnerismo reintrodujo el valor de la política, como ámbito en el que decidir la economía y como herramienta para poner en discusión los dogmas impuestos por el neoliberalismo. Ambos dispositivos habían desaparecido casi desde el mismo comienzo del sultanato menemista, continuaron evaporados durante la gestión de la Alianza y, obviamente, el interregno del Padrino no estaba en actitud ni aptitud para alterarlos. Fueron trece años o más (si se toman los últimos del gobierno de Alfonsín, cuando quedó al arbitrio de las «fuerzas del mercado») de un vaciamiento político impresionante. El país fue rematado bajo las leyes del Consenso de Washington y la rata, con una audacia que es menester admitirle, se limitó a aplicar el ordenamiento que, por cierto, estaba en línea con la corriente mundial. También de la mano con algunos aires de cambio en ese estándar, y así se concediera que no le quedaba otra chance tras de la devastación, la etapa arrancada hace siete años volvió a familiarizarnos con algunos de los significados que se creían prehistóricos: intervención del Estado en la economía a efectos de ciertas reparaciones sociales, apuesta al mercado interno como motor o batería de los negocios, reactivación industrial, firmeza en las relaciones con varios de los núcleos duros del establishment. Y a esa suma hay que agregar algo a lo cual, como adelanto de alguna conclusión, parecería que debe dársele una relevancia enorme. Son las acciones y gestos en el escenario definido como estrictamente político, desde un lugar de recategorización simbólica: impulso de los juicios a los genocidas, transformación de la Corte Suprema, enfriamiento subrayado con la cúpula de la Iglesia Católica, Madres y Abuelas resaltadas como orgullo nacional y entrando a la Casa Rosada antes que los CEO de las multinacionales, militancia de los ’70 en posiciones de poder. En definitiva y -para repetir y ampliar- aun cuando se otorgara que este bagaje provino de circunstancias de época, sobreactuaciones, conciencia culposa, o cuanto quisiera argüirse para restarle cualidades a sus ejecutores, nadie, con sinceridad, puede refutar que se trató de una novedad política. De un «reingreso» de la política. Las grandes patronales de
Marca de Radio – 20.02.10 www.marcaderadio.com.ar
la economía ya no eran lo único habilitado para decir y mandar. Hasta acá llegamos. Adelante de esta coincidencia que a derecha e izquierda podría presumirse generalizada, no hay ninguna otra. Se pudre todo. Pero se pudre de dos formas diferentes. Una que podría considerarse «natural», y otra que es el motivo de nuestros desvelos. O bien, de una ratificación que no quisiéramos encontrar.
La primera nace en el entendimiento de la política como un espacio de disputa de intereses y necesidades de clase y sector. Por lo tanto es un terreno de conflicto permanente, que ondula entre la crispación y la tranquilidad relativa según sean el volumen y la calidad de los actores que forcejean. Este Gobierno, está claro, afectó algunos intereses muy importantes. Seguramente menos que los aspirables desde una perspectiva de izquierda clásica, pero eso no invalida lo anterior. Tres de esos enfrentamientos en particular, debido al tamaño de los bandos conmovidos, representan un quiebre fatal en el modo con que la clase dominante visualiza al oficialismo. Las retenciones agropecuarias, la reestatización del sistema jubilatorio y la ley de medios audiovisuales. Ese combo aunó la furia. Una mano en el bolsillo del «campo»; otra en uno de los negociados públicos más espeluznantes que sobrevivían de los ’90; y otra en el del grupo comunicacional más grande del país, con el bonus track de haberle quitado la televisación del fútbol. De vuelta: no vienen al caso las motivaciones que el kirchnerismo tenga o haya tenido y no por no ser apasionante y hasta necesario discutirlas, sino porque no son aquí el objeto de estudio. Es irrebatible que ese trío de medidas -y algunas acompañantes- desató sobre el Gobierno el ataque más fanático de que se tenga memoria. Hay que retroceder hasta el segundo mandato de Perón, o al de Illia, para encontrar -tal vez- algo semejante. Como entonces, aunque ahora potenciados por el papel aplastante que adquirieron, los medios de comunicación son un vehículo primordial de esa ira. El firmante confiesa que sólo la obligación profesional lo mueve a continuar prestando atención puntillosa a la mayoría de los diarios, programas radiofónicos, noticieros televisivos. No es ya una cuestión de intolerancia ideológica sino de repugnancia, literalmente, por la impudicia con que se tergiversa la información, con que se inventa, con que se apela a cualquier recurso, con que se bastardea a la actividad periodística hasta el punto de sentir vergüenza ajena. Todo abonado, claro está, por el hecho de que uno pertenece a este ambiente hace ya muchos años, y entonces conoce los bueyes y no puede creer, no quiere creer, que caigan tan bajo colegas que hasta ayer nomás abrevaban en el ideario de la rigurosidad profesional. Ni siquiera hablamos de que eran progresistas. Esta semana se pudo leer que los K son susceptibles de ser comparados con Galtieri. Se pudo escuchar que hay olor a 2001. Hay un límite, carajo, para seguir afirmando lo que el interés del medio requiere. Gente de renombre, además, que no se va a quedar sin trabajo. Gente -no toda, desde ya- de la que uno sabe que no piensa políticamente lo que está diciendo, a menos que haya mentido toda su vida.
Sin embargo, más allá de estas disquisiciones, todavía estamos en el campo de batalla «natural» de la lucha política; es decir, aquel en el que la profundidad o percepción de unas medidas gubernamentales, y del tono oficialista en general, dividieron las aguas con virulencia. Son colisiones con saña entre factores de poder, los grandes medios forman parte implícita de la oposición (como alternativamente ocurre en casi todo el mundo) y no habría de qué asombrarse ni temer. Pero las cosas
Marca de Radio – 20.02.10 www.marcaderadio.com.ar
se complican cuando nos salimos de la esfera de esos tanques chocadores, y pasamos a lo que el convencionalismo denomina «la gente» común. Y específicamente la clase media, no sólo de Buenos Aires, cuyas vastas porciones -junto con muchas populares del conurbano bonaerense- fueron las que el 28J produjeron la derrota electoral del kirchnerismo. Para el gusto del cronista, no hay sincronía entre la situación económica de los sectores medios y su bronca ya pareciera que crónica. Por fuera de la escalada inflacionaria de las últimas semanas, tanto en el repaso del total de la gestión como de la coyuntura los números dan a favor. En cotejo con lo que ocurría en 2003, cuando calculado en ingresos de bolsillo pasó a ser pobre el 50 por ciento del país; o con las marquesinas de esta temporada veraniega, en la que se batieron todos los récords de movimiento turístico y consumo, suena inconcebible que el conjunto de esa clase pueda decir que está peor o que le va decididamente mal. Pero eso es lo que en buena medida expresaron las urnas, y lo que en forma monotemática señalan los medios.
Vamos entonces, ahora sí, a las graduaciones con que se manifiesta ese disconformismo. Porque podría conferirse la licencia de que, justamente por ir mejor las cosas en lo económico, la «gente» se permite atender otros aspectos en los que el oficialismo queda muy mal parado, o apto para las acusaciones. Ya se sabe: autoritarismo, sospechas de corrupción, desprecio por el consenso, ausencia de vocación federalista, capitalismo de amigotes y tanto más por el estilo. Nada distinto, sin ir más lejos, a lo que recién sobre su final se le endilgó a Menem y su harén de mafiosos. ¿Qué habrá sucedido para que, de aquél tiempo a hoy y a escalas tan similares de bonanza económica real o presunta, éstos sean el Gobierno montonero, la puta guerrillera, la grasa que se enchastra de maquillaje, los blogs rebosantes de felicidad por la carótida de Kirchner, los ladrones de Santa Cruz, la degenerada que usa carteras de 5 mil dólares, la instalación mediática de que no llegan al 2011, el olor al 2001, el uso del avión presidencial para viajes particulares? ¿Cómo es que la avispa de uno sirvió para que se cagaran todos de la risa y las cirugías de la otra son el símbolo de a qué se dedica esta yegua mientras el campo se nos muere? ¿Cómo es que cuando perpetraron el desfalco de la jubilación privada nos habíamos alineado con la modernidad, y cuando volvió al Estado es para que estos chorros sigan comprándose El Calafate? Pero sobre todo, ¿cómo es que todo eso lo dice tanta gente a la que en plata le va mejor?
Uno sospecharía principalmente de los medios. De sus maniobras. De que todo esto es un escenario que montan. Pues no. Por mucho que haya de eso, de lo que en verdad sospecha es que el odio generado en las clases altas, por la afectación de algunos de sus símbolos intocables, ha reinstalado entre la media el temor de que todo se vaya al diablo y pueda perder algunas de las parcelas pequebú que se le terminaron yendo irremediablemente ahí, al diablo, cada vez que gobernaron los tipos a los que les hace el coro.
Debería ser increíble, pero más de 50 años después parece que volvió el «Viva el Cáncer» con que los antepasados de estos miserables festejaron la muerte de Eva.


MARCA DE RADIO, sábado 20 de febrero de 2010.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

11 COMENTARIOS

  1. la verdad que aliverti hace exactamente lo mismo que critica a sus colegas. En cualquier momento aparece en 6,7,8…..Sabe una cosa don aliverti, no todo pasa por lo económico, ESTOY HARTO de la SOBERBIA…. sabrá aliverti quien instauro este modelo de confrontación que siempre tiene un enemigo de oscuros intereses enfrente mientras este gobierno «popular» lucha por la redistribución (eso si incrementando un «poquito» su patrimonio)? NO ME TRAGO CUALQUIER INFORMACIÓN QUE DAN LOS «MEDIOS» pero es repugnante como este gobierno se maneja para imponer sus pretensiones y cuando no lo logra (gracias al voto de la gente que cambio el escenario politico) es porque los «oscuros intereses» quieren derrocarlos para volver a los 90 (donde oh casualidad, un integrante de este gobierno se vanagloriaba de que Menem era el mejor presidente de la historia)

  2. Esta editorial es de una claridad fenomenal , es la foto del momento , coincido en un todo con Eduardo Aliverti que es un tipo coherente, lamentablemente la clase media «tilinga» no se da cuenta de nada y como siempre va a terminar apoyando a una oposición que cuando le toco gobernar nos llevo al desastre del 2001.

    A ver quien se atreve a refutarle

  3. A la clase media solo nos interesa nuestro bolsillo y todo lo que creamos que afecte nuestras tan valoradas pertenecias, no nos interesa la pobreza, ni nada. Mientras podamos consumir esta todo barbaro,o no, pero no nos quejamos.Ahora, me tocas el bolsillo y te salimos con las cacerolas para que se vayan estos «zurdos» «revanchistas» que estan en el gobierno.

  4. Basica honestidad intelectual…. Las retenciones agropecuarias, la reestatización del sistema jubilatorio , la ley de medios audiovisuales,después de mas de 25 años de impunidad están presos por fin los militares, se empezó a pagar por fin la deuda externa que otros gobiernos generaron, jubilación a 2.000.000 argentinos que no tenían sus aportes completos, le otorgaron la jubilación a amas de casa sin aportes, nueva suprema Corte de justicia con figuras del derecho ampliamente reconocidas en el mundo, Las reservas del Banco Central (46.790 dolares aprox.),la industria alcanzó cifras record de producción, ingreso universal por hijo……..y muchas mas…..Eduardo Aliverti ….no odies…segui ayudandonos a pensar.

  5. Para Clase Media : Estás totalmente desinformado , Aliverti ya apareció en 6,7,8 y por suerte además continúa con Marca de Radio por la Red (AM910), te recomiendo escucharlo en Radio Nacional los domingos por la mañana , además es gratis y después que lo escuches un poco seguro vas comentar un poco mejor

    Martín, perfecta descripción de la clase media , brillante, solo te falto agregar que les encanta evadir impuestos, sacar dólares afuera de país sino fijate la lista del banco central que figura en cualquier diario económico en la que figura gente de Baradero (si no la encotras avisame que te la paso ) y ni hablar de los que no pagan las patentes, te mando la lista actualizada creo que son todos vehículos de clase media

    VEHÍCULOS QUE REGISTRAN DEUDA IMPOSITIVA PASIBLES DE SER RETENIDOS
    Deuda Vencida al 31/12/2009 – Fecha de cálculo al 06/02/2010
    Información al 06/02/2010
    La información se actualiza en forma semanal.
    Dominio Deuda Valuación Marca Localidad
    FJG175 3.356 90.000 TOYOTA HILUX 4X2 C/D SRV 3.0 TDI PICK-UP BARADERO
    FSE163 5.561 239.900 MERCEDES BENZ L 1634 CHASIS C/CABINA BARADERO
    GHF750 3.387 88.000 TOYOTA HILUX 4X4 C/D DX 2.5 TD PICK-UP BARADERO
    GZI204 6.131 61.000 VOLKSWAGEN BORA 2.0 4P BARADERO
    GZI221 3.373 75.000 PEUGEOT BOXER 330M 2.8HDI BARADERO
    HNX539 6.389 153.000 TOYOTA HILUX SW4 4X4 SRV 3.0 TDI C/CUERO BARADERO
    HPB497 7.906 112.000 MERCEDES BENZ SPRINTER 413 CDI/C 4025 MINIBUS BARADERO
    HPB508 4.541 63.800 HYUNDAI H-1 BARADERO

  6. la «Clasemediagarca» una especie que se reproduce mas rápido que los mosquitos , son la clase Sándwich , no son pobres de pedo pero Odian a los pobres ,,, pero jamás se van a atrever a cuestionar al poder «real» que nos son los políticos para mi modesto entender,le tienen terror al patroncito ……

    En otro orden pasa lo mismo con los Pequeños/Medianos Productores del campo que se sumaron a la lucha contra el Gobierno por las Retenciones Moviles junto con los Grandes Productores y los Pools de Siembra y ahora quedaron con los campos Bajo el Agua . Ni hablar de nuestros «Gauchos» vecinos de San Antonio de Areco un pueblo campero a «full» , totalmente en contra del Gobierno durante el conflicto con el campo en 2008 , el piquete de la

    Ruta 41 y la Ruta 8 era un clásico, bueno ahora necesitan de la ayuda del Estado ,,, el mismo que puteaban cuando les imponía las retenciones ……….

    Personalmente prefiero que el estado se ocupe de los pobres «reales» con lo que SI pago de Impuestos, de los que estan enfermos , de los tienen alguna
    discapacidad y no de los que quedaron pobres por escupir para arriba «pos corralito»

    Son los efectos del bombardeo mediático , de la poca lectura, de escuchar una sola campana y sobretodo de la decadencia intelectual «posmenemista».

    Al gobierno le conviene también el asistencialismo base del «peronismodependencia» lo criticable es el despilfarro en el manejo de los fondos de la Obra Pública y al falta de Control de los Organismos Estatales , Mucha Coima , Mucho Descontrol , poca Gente Honesta en la Función Pública

    pero ahora cuando en 2011 gane un candidato de la gente de clase media como Macri, Cobos o Reutemann seguro esto se va revertir o me equivoco a quien tendria que votar un clase media típico no muy dificil de adivinar Votaron a Menem en el 95 a De la Rua en 1999 creo que ahora votan a Cleto Cobos

  7. La simpatía de la Sociedad Rural Argentina hacia la candidatura presidencial en 2011 de Cleto Cobos explica porque a los integrantes de la SRA solo les interesa el bolsillo propio, el tipo veta la 125 en 2008 y pasa hacer el Héroe de la película , lo que no entiendo es la postura de la Federación Agraria Argentina acompañando el proceso , si se llegara a levantar de la Tumba Humberto Volando creo que los mata a todos …….por incoherentes.

    Empezando por De Angelis «patotero de cuarta» , mira que hay gente inteligente para que la llamen para pedirle opinión sobre política, economía , etc ,,, pero no todos los programas de televisión se mataban por contar con las palabras del «sindientes» , ese es periodismo independiente (TN) que nunca se animó a preguntar cual es realmente la rentabilidad de campo , en la Facultad me enseñaron que la Ganancia se calcula por la diferencia patrimonial entre un período respecto de otro , entonces si aplico este concepto a los que tienen un campo de 100 hectáreas que en el 1 a 1 costaba c/u 1.800 dólares y lo comparo con la situación actual a un valor de 10.000 dólares ganaron el 555 % sin moverse de la cama , a esto tendríamos que agregarle la utilidad operativa del campo que seria la parte que es afectada por las retenciones .

    Todo un tema que casi se lleva puesto un Gobierno , que no cuida las formas que es corrupto es indiscutible pero creo la SRA no esta en condiciones
    de arrojar ninguna piedra no resisten un archivo de la Historia.

  8. decidite pablo!!! o sos como el perro del ortelano? y ya que sabes calcular las ganancias y los que opinamos distintos somos unos ignorantes calculame en cuanto se incremento el patrimonio de los K y su sequito en estos 7 años. o sos de esos como aliverti y cía que perdonan algunas «cositas» porque este es un gobierno verdaderamente revolucionario y en el balance se quedan con este modelo y no con el de la derecha recalcitrante (que dicho sea de paso Menem «el delicuente» era el mismo con el que k se abrazaba en Santa Cruz). Quien es el verdadero ignorante que se come el fulbito para la tribuna mientras estos tipos se llenan de plata? Segui escuchando a aliverti, radio nacional, 6,7,8, que esos si la tienen clara……..anda!!!!!!

  9. Coincido totalmente con el periodista. Es tan claro pero sabemos que toda medida política afecta intereses determinados.Por simple sentido común pienso al analizar las medidas políticas en el ámbito económico-por ejemplo-que si favorecen a amplios sectores de la población, serán mejores que si lo hacen a sectores reducidos y de concentración. Luego leo y me informo más a fondo, y en en gran porcentaje acierta mi sentido común. La clase media-a la cual pertenezco-es difícil de comprender: casi siempre tiene una mirada ombliguista-hacia sí misma-y si tiene que apoyar a algún sector lo hace justamente a aquel que es el súper favorecido en gobiernos donde el libre mercado los enriqueció asquerosamente, donde se fabricó el corralito para tapar la fuga de capitales de esos que hoy «defienden» las reservas pero que no lo hicieron en el 2.001. En fin …en la clase media prima el individualismo. Las convicciones cambian como el camaleón.

  10. Clase media, no sos mas que la esencia de esa clase.
    Este gobierno no es el ideal, pero es el mejor de los últimos 30 años.
    Me gustaría que nos dijeras a todos cual es el modelo que vos concideras alternativo el modelo actula. Eso ayudaría un poco a pensar, no?

  11. Rodolfo: el modelo que considero alternativo al actual es uno que gobierne sin fomentar dos bandos (amigos/enemigos), uno que muestre a funcionarios con incrementos patrimoniales acordes a su función y no que se vuelvan millonarios de la noche a la mañana; uno que gobierne en favor de todos los argentinos ( no solo para los amigos del poder); en definitiva un gobierno parecido al que tienen chilenos, brasileños y uruguayos en donde se puede discutir y polemizar sobre algunos aspectos puntuales pero NUNCA fomentar el conflicto permanente (con las FFAA, con la iglesia, con el campo, con la industria, con los medios de comunicación, etc) ya que de esta manera nos parecemos muchisimo a Venezuela (cosa que a muchos parece que le encanta..). Sé que lo que pido a lo mejor es mucho para nuestra clase dirigente pero es lo que espero desde hace más de 30 años…..

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí