El orgullo de ir hasta el final

0
70

Junior Brandli comenzó a nadar desde muy chico y hoy a los 13 años debuto con la celeste y blanca y la gran chance de mostrarse a un nivel Sudamericano, comprobando que a pesar de que todavía le falta un año puede insertarse entre los primeros. Hoy después de las eliminatorias de la mañana, se quedo con el 4to. puesto en los 100 mtrs. Espalda

Los éxitos no son solo medallas y menos para un nadador de la edad de Junior, son experiencias tiles para próximos desafíos que tendrá por delante, hoy sus éxitos se viven día a día en la rutina diaria del dolor, el sacrificio, las presiones que lo van marcando fuertemente, pienso que es porque el entrenamiento es algo muy privado entre uno y su entrenador, es donde nos probamos día a día, no contra nuestros competidores o el mundo….sino contra nosotros mismos, es una manera de calificarnos puramente en forma interna y personal y cuanto más fuerte es el entrenamiento, cuanto más se parece a algo que NUNCA te imaginaste que pudieras hacer, mayor era el sentido del logro al final del día. Podemos haber maldecido secretamente a nuestros entrenadores… pero también dijimos secretamente, «Danos más.»

Los éxitos están ahí, en los entrenamientos… en los días en que menos esperas que algo vaya a suceder… los días en que te sientes el peor, los días en que es tanto el dolor que estás llorando literalmente en tus antiparras. Es en el peor día, el día que SABES que no puedes dar otra brazada, el día que buscas adentro de tu cabeza la excusa para darle a tu entrenador, pero por una razón haces la brazada siguiente y sigues adelante. El éxito esta en los días que miras adentro de ti, y ois el coro de excusas, y bloqueas todos estos pensamientos, eligiendo en lugar mirar al otro lado, concentrándote en la pared, o en el nadador de al lado, aislando el dolor de tu mente, y logrando seguir. Los grandes pasos hacia adelante suceden los días cuando apenas puedes levantar tus brazos del agua, o sacar tu cuerpo de la pileta al final de la práctica. Los exitos llegan los días cuando se acalambran tus piernas en cada pared, tragas agua EXACTAMENTE en el peor momento, y de alguna manera empezas a hacer cuentas de cómo vas a poder terminar. Los éxitos nacen de los días en que te sientes demasiado cansado o enfermo para estar en la pileta, pero vas de todos modos y terminas todo lo que el entrenador puede pedirte y exigirte… sabiendo solamente TÚ qué tan duro fue.

ESOS son Los días donde la grandeza se construye. Cuando los grandes nadadores celebran sus victorias, verán los puños levantados, las sonrisas enormes, y a veces lágrimas. No solamente son sentimiento de felicidades, también un sentido ENORME de alivio al saber que aguantaron y terminaron con la cabeza alta esos días difíciles y duros. Sin esos días pesados, este buen día NUNCA hubiera llegado. Sin ese dolor, esa agonía, esa tristeza, nunca hubieran vivido esa alegría de haber ido hasta el final, de cumplir. Sin pasar por estas cosas que nunca pensaron que pudieran hacer, en esos días que pensaban que no lo pudieran lograr, ESTE día de la victoria no hubiera sucedido.

A Junior le quedan muchos de estos días de entrenamiento pero como lo conozco se que lo esperan muchos mas días de celebracion, de puños en alto, de sonrisas enormes, y a veces lagrimas, porque se que es un NADADOR QUE VA HASTA EL FINAL.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí