El parlamento se recalienta por el debate sobre el tarifazo del gas

0
27

El fantasma de la 125 recorre el Senado. En este caso no se trata del reclamo por las retenciones móviles sino de la tormenta en la que, legisladores opositores y oficialistas, asociaciones de consumidores e intendentes de las más diversas localidades coinciden: el pedido de derogación del decreto 2067/08 que autorizó el aumento de las tarifas de gas. Los legisladores del kirchnerismo no desconocen que al igual que durante la guerra gaucha se enfrentan a un fuerte reclamo social que puede conducirlos a un nuevo “voto no positivo”. Esta semana, asociaciones de usuarios se movilizarán hasta el Palacio Legislativo, repitiendo el reclamo que ya comenzó a correr en varias provincias.

Los legisladores se encuentran entre dos fuegos. El jueves pasado en las oficinas que el bloque del Frente para la Victoria tiene en el tercer piso del Senado, el interventor del ENARGAS, Antonio Pronsato, y el subsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, les adelantaron a los senadores oficialistas que el Gobierno no dará marcha atrás con el aumento. Lo dijeron con la épica, cierta o no, con la que el kirchnerismo reviste cada una de sus decisiones: “Que paguen más los que consumen más”.

El titular de la bancada oficialista de la Cámara alta, Miguel Pichetto, confirmó a este diario que “el Gobierno va a defender el actual precio y la actualización tarifaria ya que el sistema contempla que paguen más los que más consumen”. Frente a este tema, el oficialismo del Senado tiene algunas deserciones. En la última sesión que mantuvo la Cámara alta, antes de las elecciones, el bloque se mostró dividido ante el reclamo que impulsaron la peronista disidente de Salta, Sonia Escudero, y el radical de Jujuy, Gerardo Morales. En esa ocasión se votó que la propuesta sería debatida en la primera sesión que tuviera el cuerpo, siempre y cuando lograra dictamen de comisión. En ese momento el kirchnerista jujeño Guillermo Jenefes –autor de un proyecto que propone suspender el cargo tarifario para los usuarios de Palpalá– le pidió a su bloque “sensibilidad” para que la iniciativa tenga un rápido tratamiento.

El jueves el kirchnerismo intentó cerrar las heridas de su interna. Si bien Jenefes estuvo en parte de la reunión con los funcionarios, se retiró sin mostrar que los hombres de gobierno lo hubieran convencido. Tanto Baratta, como Pronsato, se presentarán el miércoles en la comisión de energía que preside el sanjuanino César Gioja. El oficialismo escuchará opiniones pero no tiene intención de firmar ningún dictamen que habilite su tratamiento en el recinto. Más allá de lo reglamentario, los radicales Morales y Ernesto Sanz aseguraron que este miércoles propondrán que el tema se discuta sobre tablas en la sesión. Algo que a priori aparece como improbable ya que para eso necesitarían el acompañamiento de los dos tercios del cuerpo. Esto no quita que no haya un fuerte cruce verbal entre la oposición y el oficialismo.

En Diputados, el kirchnerismo cerró con llave a la comisión de Energía, que preside la fueguina Rosana Bertone. Los reclamos opositores no lograron que, en lo que va del año, la comisión abriera sus puertas. El diálogo político tiene sus límites. Desde hace más de una semana que la fueguina ni siquiera responde las llamadas telefónicas de los diputados opositores que le piden sesionar. Entre esas llamadas estuvo el de la socialista santafesina Silvia Augsburger, autora de un proyecto para anular el decreto. Esa iniciativa cuenta con el respaldo de varios diputados opositores y muchas asociaciones de usuarios y consumidores. “En todo el año no hubo una sola reunión de comisión. Bertone nunca nos contestó”, confirmó Augsburger a Crítica de la Argentina.

Hace tres semanas, cuando al kirchnerismo lo dominó el espíritu del diálogo, la oposición agregó el tema a la futura agenda parlamentaria. Un importante político del kirchnerismo reconoció a este diario que luego de esa foto “la Rosada se enojó con Eduardo Fellner y Agustín Rossi porque consideró que se habían excedido en las concesiones”. El kirchnerismo pretende clausurar este debate: en Diputados, sin convocar a la comisión de Energía y, en el Senado, conduciéndolo a una vía muerta.

Fuente: criticadigital.com.ar

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí