El perfil psicológico y social de un violador.

6
42434

violacion7ym

Para muchos especialistas, no tienen cura porque no sienten culpa por sus actos .

De acuerdo a un estudio reciente sobre sesenta «violadores y abusadores sexuales procesados y/o condenados» por la Justicia Federal en distintas unidades penitenciarias de capital federal y la provincia de Buenos Aires, realizado por la trabajadora social María Eva Sánz como tesis de graduación, el perfil de un violador no es el que suele flotar en el imaginario colectivo de la mayoría de las personas.

Según el trabajo, las personas que cometen un delito sexual no son, contra lo que comúnmente se cree, seres solitarios. En el estudio se apunta que casi la mitad de los detenidos entrevistados había dormido la noche anterior al delito junto a su mujer, después de dar las buenas noches a sus hijos. Tampoco son personas muy mayores, dado que la mayoría tiene entre 21 y 35 años, ni gente que suele vagabundear, ya que, siempre basándonos en este estudio, al ser atrapados casi todos los violadores tenían un empleo fijo.

El trabajo también aporta otros datos interesantes: el 50 por ciento de las personas detenidas por violación realizó la escolaridad secundaria y universitaria, en tanto que cerca del 43 por ciento se crió en el seno de una familia con mamá, papá y hermanos.

La investigación también vino a revelar que casi el 62 por ciento de los detenidos por delito sexual nunca se alcoholizó y el 85 por ciento jamás consumió drogas. Pero no es lo único: el 80 por ciento de ellos no tenía antecedentes penales por robo, estafas u homicidios.

Para muchos especialistas, una persona que decide violar a otra no es alguien «obsesionado» por el sexo ni busca la violación para procurarse placer sexual. Si viola, si apunta, es porque ese acto representa para él la forma más acabada de sentir sobre otro el poder de una dominación física total y de una humillación psicológica extrema. Por eso, se explica, para el violador suele ser fundamental que la persona abusada esté siempre indefensa.

Además, los especialistas coinciden en que no hay un cuadro patológico preciso del violador, dado que no suelen ser enfermos mentales y sus historias clínicas no revelan un porcentaje mayor de patología psiquiátrica que los que se encuentran en la población en general.

Según la psicóloga Laura Mariani, los estudios realizados sobre los violadores seriales han demostrado que «suelen tener como característica en común una personalidad psicopática de base. Provienen en general de familias con serias fallas de crianza y en algunos casos, ellos mismos han sido violados cuando eran pequeños».

Las palabras de la especialista encuentran eco en el estudio realizado por Eva Sánz, dado que en el mismo se indica que los detenidos consultados tenían en común haber padecido alguna forma de maltrato infantil. Los recuerdos de los entrevistados se remontaban a padres y/o cuidadores víctimas de violencia conyugal (58,3 por ciento); padres y/o cuidadores con adicción al alcohol (31,7 por ciento); una asociación de desempleo con bajos recursos económicos para la satisfacción de sus necesidades básicas (58,3 por ciento); haber presenciado violencia (71,7 por ciento); y haber sido sometidos a abusos físicos, emocionales y sexuales entre los 6 y los 14 años (86,7 por ciento).

Muchos entendidos en la materia señalan que estas humillaciones les dejaron como secuela principal un gran odio y la necesidad de vengarse sobre otros tan indefensos como alguna vez lo fueron ellos. El problema es que, a diferencia de otras patologías, los violadores no suelen tener cura. No sólo por falta del tratamiento adecuado sino, más que nada, porque no sienten culpa por lo cometido. Para Mariani, de hecho, los delincuentes de este tipo tienen un pronóstico reservado y «requieren un cuidadoso tratamiento y un estricto control posterior dado el alto riesgo de reincidencia».

El círculo familiar de todo violador y las secuelas en las víctimas

El juez mendocino Carlos Parma es autor del libro “Abuso sexual. Enfoque interdisciplinario de los lineamientos normativos actuales. Estudios sobre la víctima y el victimario”, editado por ASC.

En él, el magistrado aborda las consecuencias psicológicas en la víctima y abunda en información en torno a las creencias que marcaron el accionar judicial a lo largo de décadas.

En el prólogo, Parma cita cifras reveladoras en torno a los abusos sexuales en la sociedad actual. “Una mujer es violada en los Eatdos Unidos casa 6 minutos”. Continúa avanzando en lo que ocurre en aquel país: “El 22% de las mujeres adultas y el 2% de los varones adultos han sido obligados al sexo por la fuerza al menos una vez. Sólo el 4% -continúa Parma- había sido un extraño”.

Y en estos últimos datos el indicio de la presencia de un familia o conocido casi siempre cuando hay un abuso de por medio: “El 19%, por alguien a quien apenas conocían; 46% por alguien de quien están enamoradas y el 9% por su marido”

La psicóloga Patricia Moles es autora de un informe introducido en el libro de Parma que específicamente está dedicado al tema.

“Durate mucho tiempo –dice Moles en su trabajo- los estudios sobre abuso sexual a niños estaban dirigidos a la descripción y comprensión del autor del delito, sus características personales, la motivación para delinquir, etc”.

Moles señala que “no fue hasta 1970 que comenzaron a sistematizarse los estudios sobre la víctima de ataque sexual, en general, y el abuso en la infancia, en particular”.

En este sentido, da cuenta que “hasta los años 60 se pensaba que los abusos sexuales eran poco frecuentes, afectaban solamente a las mujeres, ocurrían fuera del grupo familiar, el agresor era desconocido y las víctimas eran consideradas seductoras o provocadoras”.

Esto, señala, fue revertido por las investigaciones realizadas entre 1960 y 1980.

Citando a Kempe, la autora que acompaña la edición de Parma indica que “el abuso sobre menores de edad es la implicación de menores en actividades sexuales ejercidas por los adultos y que buscan principalmente la satisfacción de éstos, siendo los menores de edad aun inmaduros y dependientes y, por lo tanto, no pudiendo ni comprender el sentido radical de estas actividades ni dar su consentimiento real”.

Los efectos

De acuerdo con el trabajo “Abuso sexual” de Carlos Parma y la colaboración de Patricia Moles, “los efectos a corto plazo (en las víctimas de abuso) se refieren a aquellos que paraceen inmediatamente después de haber sufrido el abuso, en los primeros días o semanas e incluso durante los dos años siguientes”.

Al respecto, dan cuenta que diversos autores indican que “entre el 60 y el 80 por ciento de los menores que sufren abusos sexuales padecen secuelas a corto plazo”, aunque “entre el 20 y el 40 por ciento” no registran cambios “significativos después de la agresión”.

Los autores del libro y los citados, tales como Félix López Sánchez y Finkelhor, enumeran una serie de efectos que pueden aparecer temprana o tardíamente, pero que aparecen al fin.

Entre ellos, miedos, compulsividad, hiperactividad, fobias, introversión, culpabilidad, depresión, cambios de humor, ideas de suicidio, fatiga, pérdida del apetito, dolencias corporales, cambios en los hábitos del sueño y comida, hostilidad, desconfianza, inhibición sexual, masturbación compulsiva y problemas escolares, como los síntomas más frecuentes.

De todos modos, el amplio trabajo de Parma y sus colaboradores formula un amplio planteo en torno a los síndromes, modelos explicativos de los abusos y, también, una serie de consejos especialmente dirigidos a quienes tienen la responsabilidad de impartir justicia en casos de tamaña gravedad.

Tal el caso del planteo de uno de los autores más citados, Félix López Sánchez quien indica que frente a estos casos, “la ausencia de pruebas no debe llevarnos a dejar de creer al menor: diferenciar ambas cosas es importante para la relación profesional y la toma de decisiones. En algunos estudios –indica- se calcula en casi un 50 por ciento el número de denuncias que no consiguen probarse”.

El perfil del psicópata sexual

El libro de Carlos Parma ofrece un apartado preparado por el Lic. Esteban Lupiáñez, dedicado a la “Identificación de rasgos psicopáticos en agresores sexuales”.

Aunque autores como Kalichman sostuvieron en los años 90 que “no hay un perfil psicológico determinado de los delincuentes sexuales” y que “justamente se caracterizan por su heterogeneidad”, Lupiáñez ofrece los 20 puntos principales que los caracteriza, creados por el canadiense Robert Hale, de la Universidad de Vancouver.

– Locuacidad, encanto superficial.

– Sentido grandioso del valor del Yo.
– Necesidad de estimulación. Propensión al aburrimiento.
– Mentiras patológicas.
– Dirección y manipulación de la conducta.
– Bajo nivel de remordimiento o culpa.
– Afectos superficiales.
– Endurecido. Falta de empatía.
– Estilo de vida parásito.
– Pobre control conductual.
– Conducta sexual promiscua.
– Impulsividad.
– Irresponsabilidad.
– Fallas para aceptar la responsabilidad por sus propios actos.
– Muchas relaciones maritales cortas.

El resto de las características tiene que ver con personas acostumbradas a estar privadas de libertad o a delinquir de manera corriente.

Fuente Mdozol.com y diario el día.

violacion-2

QUE HACER CUANDO HA OCURRIDO UNA VIOLACION?

Se recomienda que la víctima vaya inmediatamente al hospital luego de la violación sin cambiarse de ropa, ni bañarse ni orinar, pues estas actividades pueden alterar o destruir la evidencia que puede ayudar a identificar y procesar al violador.
Se debe obtener una historia médica a manera de apoyo y no de juicio. La historia incluirá los detalles del ataque: la fecha y hora de la violación, dónde tuvo lugar y lo que ha hecho la víctima desde que se produjo el ataque (por ejemplo, si se bañó, si se cambió de ropa o si fue directamente al hospital).
De ser posible, esto debe hacerse ante oficiales de policía y médicos para eliminar la necesidad de que la víctima tenga que recordar los detalles del incidente una y otra vez.
La información adicional que se debe obtener para la historia médica incluye la posibilidad de un embarazo antes del ataque, la fecha de la última menstruación, antecedentes ginecológicos pertinentes que incluyen cualquier agresión o abuso sexual previo y la presencia de lesiones o enfermedades recientes o crónicas, así como cualquier medicamento que esté tomando.
Se debe realizar un examen físico completo para documentar cualquier signo de trauma y se recomienda tomar fotografías para documentar hematomas, rasguños o cortaduras. Igualmente, se deben tomar radiografías si se sospecha que hay fracturas.
Se recogen numerosos especímenes y muestras como evidencia, tales como ropa, muestras de vello púbico (en particular si se notan materiales extraños), restos bajo las uñas y muestras vaginales (y orales o anales, según el caso) para examinar la evidencia de esperma y hacer exámenes de enfermedades de transmisión sexual.
Debe  realizarse  profilaxis de enfermedades de transmisión sexual y de posible embarazo.(existen protocolos de tratamiento que se administran en centros salud y hospitales públicos)

¿POR QUE NO SE DENUNCIA?
Los delitos sexuales no se denuncian por las siguientes causas:
1. Miedo a la venganza.
2. Miedo a la policía o a los procedimientos legales.
3. Miedo a que no les crean.
4. Miedo a la reacción de los demás.
5. Por creer que no tiene las pruebas suficientes.
6. Miedo a que los padres se enteren.
La violación es el único delito en que la víctima también es acusada. Tal vez por eso la violaciones continúan siendo el delito menos denunciado.

RAZONES POR LAS QUE SE DEBE DENUNCIAR
1. Tras recibir una agresión sexual es “natural tener miedo”, pero no dejes que el miedo y las amenazas del agresor te paralicen.( Aunque lo conozcas, aunque sea familiar, nadie tiene derechos sobre tu propio cuerpo)
2. Es natural sentirse vulnerable tras recibir una agresión sexual, pero siempre contarás con familiares y amigos que te pueden apoyar y ayudar.
3. Tu testimonio es la prueba más importante y valiosa al hacer una denuncia.
4. El apoyo de los padres y familiares es muy importante para que una víctima de agresión sexual pueda reestablecer su vida.
5. Cabe enfatizar que la decisión de denunciar deber ser tomada únicamente por la ofendida y sea cual sea su decisión, esta debe ser respetada.

Fuente: fundación Bachue.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

6 COMENTARIOS

  1. LA VERDAD POCAS PERSONAS COMPRENDEN ESTE HECHO… Y LO DIGO PORQ LAMENTABLEMENTE YO LO VIVI DE UNA FORMA TERRIBLE. SOLO AGRADEZCO ESTAR CON VIDA; PORQUE A PESAR DE TODO UNO TRATA DE DISFRUTAR AL MAXIMO LA VIDA…. SECUELAS QUEDARAN SIEMPRE!! EL DOOR, LA IMPOTENCIA Y TODOS AQUELLOS TEMORES A VECES INCONCIENTES Q EN CIERTA FORMA NOS CONDICIONAN PARA MUCHAS COSAS… HAY Q DARLE SERIEDAD AL ASUNTO, YA Q A MI ME TOMARON DE CHISTE LA DENUNCIA LA PROPIA POLICIA, UNA TIENE Q ESTAR GRAVEMENTE HERIDA PARA QUE ACTÚEN Y CREO Q ASI NO ES; PORQ SI ACUDIMOS A ELLOS ES PORQUE NECESITAMOS AYUDA Y SER TOMADAS CON SERIEDAD Y DISCRECION.

  2. SOY GRADUANDA DE PSICOLOGIA Y ME ENCANTO LA INFORMACION SOBRE TODO LA VISION Y OPINION DE LOS DIVERSOS PROFESIONALES CON RESPECTO AL TEMA. SE LO QUE SIENTE UNA PERSONA EN ESTOS CASOS, YO VIVI UNA EXPERIENCIA TRAUMANTE Y ESO QUE SOLO LA PERSONA INTENTO HACERME DAÑO. PERO LE DOY GRACIAS A DIOS POR DARME LA FUERZA PARA HUIR Y AYUDARME A SEGUIR ADELANTE.

    A PESAR DE ELLO, HE SUFRIDO SECUELAS AL RESPECTO; AUNQUE PUDE TENER EL APOYO DE MI FAMILIA EN ESE MOMENTO.

    POSEER CONOCIMIENTOS EN EL CAMPO DE LA PSICOLOGIA ME HA AYUDADO PERO HE APRENDIDO QUE CON EL TIEMPO LAS HERIDAS SANAN Y TE RESTABLECES NUEVAMENTE.

    POR FAVOR DENUNCIEN ESTE ACTO. ES CIERTO QUE A VECES ACUSAN A LA VICTIMA DE LA CAUSANTE DEL HECHO, YO LO SENTI Y ME DOLIO MUCHO LOS COMENTARIOS QUE HACE LA GENTE SIN PENSAR QUE SE SIENTE.

  3. QUISIERA SABER DONDE ENCONTRAR ILUSTRACIONES QUE ME INDIQUEN COMO DETECTAR SI UN MENOR FUE AGREDIDO POR ALGUNA VIOLACION,TENGO UNA BEBA Y SON PEQUEÑOS E INDEFENSOS,NO SABER EXPRESARSE Y MI TEMOR ES NO SABER COMO IDENTIFICAR SI HA SIDO ULTRAJADA,ALGUNA VES FUI NIÑA Y ALGUIEN QUISO ABUSAR DE MI….NADIE ME CREYO PUES ERA UN TIO….NO DESEO QUE NINGUNO DE MIS NIÑOS PASEN UN TRAUMA ASI, Y NO PODER DECIR NADA PUES ERES AMENAZADO AL GRADO DE SENTIRTE MORIR…POR FAVOR RESPONDE MI PREGUNTA.

  4. Soy docente y una forma de detectar si un niño fue violado, es por medio de sus dibujos o los juegos o juguetes que manipula. Obsevá la manera en que juega y dibuja. Espero te sirva.

  5. Necesito contactarme con la autora de este trabajo. Soy periodista parlamentario. Preciso autorizcion para utilizar algunos fragmentos del trabajo en la web para mi obra de investigacion periodistica en tal sentido. si puede llamar los numeros 011- 6310.7100.interno 3574. O al 4954.1116.
    Mi nombre David german Vera. Muchas gracias.

  6. yo conozco a un delincuente serial, xo no m animo a hacer la denuncia.. todos m dicen q no lo haga, incluido el psiquiatra y la psicologa q m estan tratndo despues del ataque

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí