El proyecto de TV satelital del Gobierno ya genera polémicas

1
55

1882659-1

 

La decisión del Gobierno de ofrecer un paquete de señales de TV satelital sorprendió a la oposición y a los empresarios de medios que plantearon ayer unas serie de cuestionamientos sobre la oportunidad de la medida y sus vías de financiamiento y expresaron sus temores de que ese sistema se utilice para difundir un mensaje oficialista.

La autorización al Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP) para la instalación y operación de un sistema de televisión satelital fue conocida el martes con la publicación en el Boletín Oficial del decreto 943 firmado por Cristina Kirchner.

«Comenzamos a pensar en esto en la época en que creamos (el canal del Ministerio de Educación) Encuentro y luego extendimos la idea a un paquete de cinco o seis señales públicas para que puedan acceder a ellas en la regiones más lejanas y aisladas del país», explicó a Clarín, el titular del SNMP, Tristán Bauer.

La idea es que Canal 7, Encuentro y un canal infantil que está en proceso de creación (Paka-Paka es uno de los nombres posibles para bautizarlo) sean las primeras tres señales del paquete. Un cuarto canal en estudio sería una señal de cine nacional que se realizaría junto al INCAA. Bauer desmintió que el canal Telesur vaya a integrar en principio el paquete aunque dejó abierta la puerta para que en un futuro se sume una señal informativa y otra deportiva.

Su primer objetivo es que el servicio pueda recibirse en las 12 mil escuelas rurales de todo el país. El Estado se encargaría de distribuir a todas ellas los receptores satelitales. En una segunda etapa se analizará cómo facilitar el acceso más allá de las instituciones educativas para cumplir con el texto del decreto que habla de «permitir el acceso a este servicio a las personas y regiones menos desarrolladas del país».

La Comisión Empresaria de Medios de Comunicación Independientes (CEMCI) que agrupa a más de 300 emisoras gratuitas de radio y TV, 700 operadoras de cable y 300 diarios y revistas manifestó ayer que con este proyecto «se busca controlar y homogeneizar contenidos televisivos en todo el país».

«Esta sorpresiva y sospechosa medida, que no reconoce antecedentes a nivel internacional, no brinda opciones audiovisuales gratuitas a los sectores más vulnerables, sino que los obliga a ser rehenes únicamente de señales oficiales o paraoficiales, o sea del discurso oficial», advierte en un comunicado.

El duro comunicado de CEMCI advierte que la medida «en lugar de promover la producción de contenidos locales apunta a un modelo altamente centralizado» de producción en Buenos Aires y «nada dice el decreto de los fondos públicos con que financiará en medio de la crisis económica actual».

«Creemos que con estas medidas insólitas y discrecionales se busca neutralizar el alcance de las voces independientes a lo largo y ancho del país», finaliza.

Varios dirigentes opositores expresaron opiniones similares.

 

Fuente: clarín.com

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

1 COMENTARIO

  1. A los K se los critica por lo que hacen bien! ojala todos los canales fueran como encuentro, aunque sean oficialistas. antes que intrusos o tinelli, prefiero un canal cultural.
    ahora si, basta de robo de la mineria, el petroleo, la pesca, la renta agraria, el trabajo, los cerebros, etc por parte de las multinacionales que este gobierno propulsa y responde!
    Ah y los medios, sobre todo nacionales, no son independientes. Cuantos candidatos de izquierda hubo en el gran cuñado de Tinelli???

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí