El tornado en Misiones afectó a 300 familias

0
31

misionesss

A pocas horas de que se cumpla una semana del desastre en el que decenas de personas sufrieron la pérdida de familiares y la destrucción total de sus viviendas, la localidad de San Pedro coordina esfuerzos para recuperarse del tornado que arrasó la zona.

Hasta el momento, el gobierno provincial registró 300 familias afectadas, de las cuales 80 se quedaron sin vivienda y hoy habitan provisoriamente en casas de parientes o en refugios situados en zonas más alejadas donde el fenómeno llegó con menor intensidad.

En diálogo con lanacion.com, el intendente sanpedrino, Orlando Wolfat, señaló: «Estamos cambiando el techo de muchas casas por chapas de zinc y construyendo viviendas precarias para que estas familias puedan volver a tener un hogar en los próximos días. Luego haremos las viviendas definitivas».

El jefe comunal precisó a este medio que las pérdidas económicas que dejó el tornado fueron valuadas en aproximadamente 30 millones de pesos. La estimación contempla los severos daños que tuvieron las viviendas, las escuelas y las redes de tendido eléctrico.

El miedo a las enfermedades. Mientras se avanza en las obras edilicias, en los hospitales más cercanos al epicentro del desastre los pacientes internados evolucionan favorablemente. Sin embargo, resurgen otros problemas vinculados con las condiciones precarias en las que quedó la región.

De la veintena de pacientes graves que se encontraban internados en el hospital Samic de El Dorado, sólo dos permanecen internados.»Una paciente con una fractura de fémur y una herida abdominal, que está siendo tratada por una infección y que todavía no se la puede operar. Y otra chiquita con una pequeña fractura en un codo, que posiblemente operemos la semana próxima», especificó el director del centro de salud, el doctor Klaus Jahke.

El temor por el brote de enfermedades vinculadas con las condiciones en las que quedó la localidad de San Pedro, hoy desvastada y sin rumbo, se mantiene latente y obligó a reorganizar las tareas de atención primaria que realizan en la comunidad.

En ese sentido, la directora del hospital de San Pedro, la bioquímica Alicia Pujato, afirmó: «Estamos trabajando con todos los turnos en horario corrido. Tuvimos que llamar a todo el plantel. Nos estamos manejando con horarios extremos que después compensaremos».

Y añadió: «Estamos vacunando, sobre todo, en la zona del desastre y preparándonos para las enfermedades que son más susceptibles de aparecer, como las relacionadas con la piel, diarreas o problemas respiratorios. Vamos casa por casa y hacemos un seguimiento, sobre todo, de la gente que dimos de alta acá».

Pujato contó que en el transcurso de esta semana se incrementaron significativamente las consultas vinculadas con infecciones por heridas profundas que no terminaron de sanar o que simplemente resurgieron. «En estos días llovió muchísimo y la gente se quería ir de aquí por temor a perder lo poco que le quedaba. Esto provocó que muchas heridas no terminaran de cicatrizar», describió.

Contención y asistencia. Diferentes ONG locales y nacionales trabajan en la contención, asistencia y ayuda a las familias más afectadas. Todas coinciden en remarcar que recibieron varias donaciones, pero que hacen falta muchas cosas.

Así lo entiende Maia Ayrault, presidenta de la ONG Voluntades, quien desde un pequeño espacio colabora con los pacientes y familiares internados en el Hospital Madariaga que llegan desde San Pedro. «Queremos sustentarnos en el tiempo. La gente de otras localidades ya está empezando a venir para acá y nosotros tenemos que hacernos cargo. Por eso preferimos no movernos de acá», comentó.

«Nos ocupamos de las personas que vienen del interior, del paciente y del familiar. Los afectados necesitan de muchísima contención hoy en día, de un beso, un abrazo. Intentamos sacarle 10 minutos de sonrisas en medio de los malos momentos», expresó.

Desde otras asociaciones, como la Casa de Misiones en Buenos Aires o Red Solidaria, precisaron que la respuesta de la gente se hizo sentir desde el primer día y que un gran porcentaje de argentinos se solidarizó con lo ocurrido en Misiones apenas lanzaron las campañas para ayudar.

Durante la semana enviaron camiones repletos de agua mineral, frazadas, alimentos no perecederos y elementos de higiene para socorrer a los más golpeados por la tragedia.

 

Cómo ayudar. La Casa de Misiones en Buenos Aires solicita la donación de colchones, frazadas, mantas de ropa, alimentos no perecederos y bidones de agua potable, entre otras cosas. La ayuda puede acercarse a avenida Santa Fe 989, de lunes a viernes de 9 a 19, hasta el 18 de septiembre .

Para comunicarse con la ONG Voluntades, enviar un correo electrónico a José Aguirre o Maia Ayrault a [email protected] o [email protected]

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí