En la Argentina de hoy, el consumo de drogas dejo de ser un problema más….Hoy por hoy, es EL problema.

9
110

A pedido de visitantes a la pagina y ante la inminente despenalización de la tenencia de  droga para consumo personal, publicamos nuevamente esta nota del 30 de septiembre.

Para llegar a comprender que ocurre hoy en el sector adolescente respecto del consumo de drogas, deberíamos primero analizar la realidad del país y cual es el contexto en el cual se mueven hoy día  nuestros jóvenes.

En Argentina existe un Plan Nacional de Drogas, lanzado oportunamente por la Secretaria de Programación para la Prevención de la  Drogadependencia  y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), dependiente de la Presidencia de la Nación. Al cabo de varios años de éste lanzamiento, lamentablemente no se informa a la población ni a los medios de los resultados obtenidos como consecuencia de la instrumentación del mencionado plan. Cada tanto, ésta Secretaria de Estado, a través de su  Observatorio Nacional de Drogas, da a conocer distintos tipos de estadísticas acerca del incremento del uso y abuso de estupefacientes. Lo paradójico, resulta ser que el  citado organismo no plantea ni informa que piensa hacer en relación a los niveles de consumo detectados en la Sociedad. No es menos cierto, que el presupuesto destinado a ésta Secretaria, es casi inexistente. Por otra parte, resulta grave y contradictorio que no exista consenso entre la SEDRONAR y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos acerca de la Despenalización del uso de drogas. Mientras la Secretaria de Estado plantea y fundamenta como un grave error la despenalización, el Ministerio desoye la opinión de los más encumbrados especialistas del país, y avanza en procura de la sanción de la ley.

En recientes declaraciones, el Dr. Ramón Granero, titular de la SEDRONAR, decía:

«Objetivamente, quienes proponen despenalizar el uso de marihuana para consumo personal, le  están abriendo las puertas de para en par a las tabacaleras, porque entonces nadie podrá volver a decir palabra sobre las políticas antitabaquicas, ya que quien puede lo más, puede lo menos. En orden de imaginar beneficiarios potenciales, quien tiene preparada la estrucutura, el conocimiento y el capital para fabricar y distribuir ya mismo los eventuales cigarrillos de marihuana…?». En el año 2005, y a traves de solicitadas en diarios nacionales, la SEDRONAR denunciaba al sector tabacalero de ser quien fogoneaba la despenalización del consumo personal de ésta droga. Hoy por hoy, el eje de la discusión debería pasar por analizar si el presente escenario es el más propicio para éste tipo de iniciativas. Si  bien es cierto que la  norma en vigencia se dedica más a perseguir al consumidor que al traficante, no es menos cierto que pretender despenalizar  el consumo de drogas  en el contexto actual, es en el mejor de los casos, un verdadero disparate. Los accidentes de tránsito con víctimas fatales, constituyen la principal causa de muerte en nuestro país, 33 personas discapacitadas por día, es el  saldo secundario  de éstos accidentes. Más del 80% de las embarazadas de nuestro país son menores de edad. Se produce un aborto por cada dos nacimientos. El SIDA es la principal causa de muerte en Capital Federal y el Gran Buenos Aires en la franja que va de los 16 a los 25 años de edad. Como consecuencia del incremento de los niveles de inseguridad, a la gente ya no se la asesina en circunstancia de robo: son fusilamientos que uno lee y escucha a toda hora, todos los días, todos los meses, todos los años. El alcohol, la cocaína, la marihuana y el «paco» dicen «presente» en cada uno de los hechos relatados. Y la pregunta que se desprende  es obvia: es en éste contexto que se pretende despenalizar?. Pero hay más. Adolescentes, jóvenes y adultos confunden «despenalizar» con  «legalizar».Entonces surge otro elemento para ser tenido en cuenta: la ignorancia y  el desconocimiento, es la consecuencia directa de un país que carece de Políticas de Estado  en materia de educación. De un País que desde hace años no puede cumplimentar los 180 días de clases obligatorios que marca la Ley federal.

Pero detengámonos a analizar que hace Argentina en materia de Prevención de las Adicciones. La respuesta es…NADA.  Sólo algunas  Escuelas  han tomado la iniciativa  de contratar  profesionales para llevar a cabo planes de acción duraderos y repetitivos para  informar, formar y fortalecer  alumnos, docentes, y padres en los orígenes y consecuencias de ésta problemática. Deberíamos seguir el Ejemplo de Chile, que en el año 2000 llevó a cabo una reforma educativa, y si bien la prevención de las  adicciones no constituye una materia programática., en cambio sí   se trata de una actividad mensual obligatoria  que se inicia a los 6 años de edad y culmina a los 18. Hablamos de desconocimiento e ignorancia. Hablemos de otro elemento para ser tenido en cuenta: los controles. Por citar un ejemplo…funcionan  a la hora  de observar si a un menor de edad  se le vende alcohol ?  Que hace un chico de 16 años en una Discoteca a las 5 de la mañana…? .Pero hay más….Las estadísticas dan cuenta que el  primer contacto con alcohol se produce a los 12 años y en las casas, donde conviven con papá y mamá…Siguiendo con las preguntas, y ya que hablamos de los controles paternos…Que hace una computadora en el cuarto de un menor de edad…? Que hace una TV en el mismo cuarto, cuando casi el 90% de la programación de los canales de aire esta orientada a los adultos…? . Pero sigamos con los controles gubernamentales porque hay más…mucho más. Que hace el Estado Nacional para controlar los excesos de publicidad por parte de las empresas que producen y venden alcohol…? Es lógico que una marca de cerveza, cuya venta está prohibida a los menores de edad se promocione alevosamente en cuanto espectáculo público deportivo asisten justamente  esos  menores de edad…?. En que país y en que realidad cree que  vive la legisladora de la UCR, Cecilia Moreau cuando presenta un proyecto de Ley para que se distribuya gratuitamente agua mineral en las Discotecas para paliar las consecuencias nocivas del uso de éxtasis…?. Éstos son sólo algunos de los ejemplos de la dura realidad argentina en materia de consumo de alcohol y de drogas ilegales. Ëste presente, en principio,  no permite tener una visión optimista a futuro…. Pero por otra parte…que sería de todos  nosotros si nos quedáramos sin  esperanzas ?.  Debemos seguir insistiendo con nuestros chicos, adolescentes y jóvenes, desde nuestro rol de padres, docentes ó profesionales de la salud, que vivir una vida en base a valores sigue valiendo la pena. Que el éxito material tiene sentido y gratifica, si primero se antepone el éxito espirituál.Y sobretodo, ejercer nuestro derecho constitucional de peticionar, para pedirle, solicitarle y exigirle a nuestras autoridades que de una buena vez por todas,  planifiquen y sancionen Políticas de Estado en materia de Prevención de Adicciones. En la Argentina  de hoy, el consumo de drogas dejo de ser un problema más….Hoy por hoy, es EL problema.

Horacio Alvarez es Socioterapéuta, especializado en Prevención de las Adicciones.

Fue responsable del  Área de Prevención de las Adicciones de la Municipalidad de Quilmes.

Capacitador y Expositor del Ministerio del Interior de la Nación

Capacitador y expositor de la SEDRONAR

Actualmente desempeña funciones en el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el Colegio San José de Baradero y en numerosas Escuelas de Capital Federal , Gran Buenos Aires, e interior del Pais.

Columnista en el Programa «El Despertador» por  FM Diferente.

 

 

Comentarios de Facebook

9 COMENTARIOS

  1. Mariano me parece que el vivir en «la capi» no te ha enseñado nada, es más, vivís con la chatura y la mediocridad en tu cabeza. Vos crees que porque prohiban las drogas (como ya está) van a dejar de drogarse? Me parece que «tu chatura» es tuya, no te olvides de tus orígenes, sos de Baradero y eso no lo podés quitar de tu mente y de tu razón. Se nota que no sabés leer los comentarios, porque no debes entender lo que dicen. Si te fuiste estudiar y a vivir a «la capi» debe ser porque por gente como vos este pueblo sigue así sin «la altura» necesaria para vivir como en «la capi». Por gente que no retribuye lo que le dieron es que este pueblo no crece, pero a lo mejor el crecimiento que NO tiene está bueno, con sus fallas diezmil veces me quedo con Baradero ANTES QUE VIVIR EN LA CAPI. Si vos vivís las cosas vivís a diario deberías pensar diferente, que todo lo que se hizo hasta acá no es correcto, pero «tu chatura» propia de Baradero no te deja pensar. Heill!!!

  2. Estimado Mariano: Lo que simplemente hago es lo que este medio permite hacer. Opinar.
    Concidero mas importante concientizar que prohibir. He militado y me he formado mucho en campañas de reducción de daños y puedo asegurarte que vi casos increibles. Las estadisticas de consumidores en nuestro país no son realis porque al consumidor se lo trata con más impetud penalmente que desde el punto de vista de la salud.
    por si fuera posible responderla, te dejo una pregunta: ¿Vos crees que la penalización reduce esto que vos afirmas? «Los pibes que se mueren de coma alcoholico.Los accidentados en moto, En auto, Los que mueren de SIDA, De hepatitis B y C.»
    Un adicto es un enfermo, no un delincuente.
    Saludos

    PD: Quizas te formaste en alguna universidad como la UCA o El Salvador, si fuera así quizas tu pensamiento se condice a ese horizonte ideológico. Claro que lo respeto.

  3. Me fui hace varios años de Baradero.Me vine a vivir a Buenos Aires.Estudie, me recibi, me casé, tengo hijos. Ya en aquella epoca, antes de irme e irnos con mis compañeros de promoción, nos quejabamos de la mediocridad y la chatura de la gente de Baradero.La brecha se hizo mucho más notoria cuando la mayoria de nosotros nos vinimos a vivir a la Capital Federal.No con la frecuencia que quisiera, sigo yendo de visita a mi ciudad natal.Y la mediocridad y la chatura sigue vigente.Leo ésta pagina, y la verdad, estoy harto que haya ciertos personajes que opinan del tema como si hubieran egresado de la Sorbona de París, ó como si fueran la reencarnación de Sócrates ó de Platón.Harto de los «pseudoprogre» que opinan, teorizan, analizan de cosas que no tienen la más mínima idea.Yo pregunto, cual es el problema de prohibir?. Porque sino, y ya que estamos, vamos a despenalizar el robo, las estafas, las violaciones, y dale que va. Que se yo?.Soy médico clínico. Entre otros trabajos, me desempeño en un hospital público del conurbano.Quieren que les cuente lo que veo en las guardias de los fines de semana?.Los pibes que se mueren de sobredosis?. Los pibes que se mueren de coma alcoholico?.Los accidentados en moto? En auto?.Los que mueren de SIDA?. De hepatitis B y C?.Me fastidia e indigna la irresponsabilidad de aquellos que hablan sin fundamentos.Que se creen que son modernos.Reitero, voy a Baradero cada tanto, y no puedo creer los chicos drogados y/ó alcoholizados que deambulan por la ciudad.Ustedes que viven ahi,no lo ven?.Señores, la droga llego al pueblo.Y hace rato.Y todavia tienen cara de fastidiarse porque se prohibe el consumo de drogas?.Ah, pero claro, como no me di cuenta antes?.Son intelectuales y «progres».Por lo tanto, lo que digan, lo que opinan,lo que piensan, es palabra santa.

  4. Javier/Ignacio, volví a leer la nota, para ver si yo estaba equivocado, pero realmente y fehacientemente estoy en lo correcto con mi pensamiento anterior. Está claro que no has dicho «prohibir», pero releyendolo a veces no hace falta que uno diga una palabra para interpretar lo que se dice (se entiende?). No soy «muy boludo» y puedo darme cuenta de las palabras e interpretar los mensajes. Me parece que cuando decís el tema de la diputada Moreau, ese es un ejemplo claro de que no entendés un joraca lo que se está diciendo con el proyecto, no quiere decir que ahora la gente se va a drogar más con pastillas de éxtasis porque tiene el agua gratis, o vos te crees que los que toman éxtasis no lo van a hacer porque no tengan plata para el agua….lo van a seguir haciendo y cuando se les acabe la plata para tomar agüita se van a morir, es así. O vos te olvidás de cuando nos contaban que en una plaza de Holanda les daban jeringas gratuitamente a los adictos a la heroína para paliar la infección con el SIDA. Son proyectos que ayudan a paliar problemas «reales» y a zafar, ya que la prevención de las adicciones aún no han empezado y hasta que surta efecto muchos pibes va a estar «mirando las flores desde abajo». Sigo creyendo que la mejor prevención comienza por casa y cuando encuentres a tus hijos fumándose un porro no le digas «eso no se hace», sino le expliques y los comprendas, que si lo hacen no son mounstruos, son personas que están experimentando, como seguro vos lo has hecho con otras cosas. Disculpame que te lo diga de esta manera, no es de mala onda, pero es la cruda realidad, yo también me voy a preparar para ese momento.

  5. No despenalizar es penalizar y penalizar es prohibir. No es tan dificultoso entenderlo.
    La mayoría de los lectores de este medio creemos que las drogas son un problema social. En eso estamos de acuerdo.
    Yo particularmente creo que esta teoría se fortalece en su efecto sobre los países sub-desarrollados como el nuestro. Este, el tema de las drogas, no es un caso aislado y por lo tanto viene acompañado de otras consecuencias naturales de los países del sub-desarrollo que a la vez son causa de otras problemáticas como el desempleo, la pobreza, la desigualdad, etc.
    Estos problemas sociales, como todos, se resuelven políticamente y ahí es donde ingresamos en el campo ideológico. Las problemáticas en cuestión son, desde el punto de vista político, consecuencia de ideologías de derecha, neoliberales y conservadoras. La solución o el cause hacia ella, se debe dar con políticas de índoles ideológicas opuestas a las causantes de la problemática.
    Respecto a el tema puntual de las drogas, la prohibición como instrumento conservador de tratamiento de las mismas, no dan el resultado buscado cuando se trata de cantidades para uso personal y no solo eso, sino que al contar con la mayoría de consumidores que se encuentran bajo de la línea de pobreza, nos lleva a profundizar otros abismos como el de, ya no contar solo con pobres consumidores sino que ahora tenemos pobres consumidores y, según la ley y vuestro concepto, nuevos delincuentes. O sea, se agrava la problemática y no se resuelve el problema de fondo.
    Para concluir: La penalización de la tenencia de estupefacientes para uso personal no reduce el número de consumidores y por el contrario los coloca en situaciones de riesgo y delincuencia con lo que eso significa.
    Empecemos a ver este problema como de todos y no como del otro y como si a nosotros nunca nos pudiera pasar.
    En este momento, su hijo puede estar consumiendo marihuana y no por eso ser un delincuente que es lo que la ley 23737 y el autor de esta nota plantean.
    Voy a terminar con una pregunta respecto a la ley que propone la diputada Moreau ¿En serio creen que si en las discos de música electrónica proveen agua mineral a los consumidores de éxtasis estos dejaran de consumirlo? Quizás con la propuesta de la diputada hacemos que los consumidores, que lo son por otra causa y no por la presencia de agua mineral en abundancia, no terminen internados por altos grados de deshidratación como generalmente sucede.
    Creemos un mundo en el que ellos quepan para que en el de ellos quepamos todos.

  6. Leo y leo la nota publicada acerca de la Despenalizacion del consumo, y no puedo encontrar en que parte se habla de prohibir… . La nota, excelente por otra parte, habla acerca de la inconveniencia de despenalizar el consumo de drogas en las actuales condiciones sociales, politicas, educativas y sanitarias de nuestro pais.Si no interprete mal, el autor de la nota no se opone en ningun momento a que se despenalice, sino a como y cuando se despenaliza.Agrego tambien, que desde hace meses soy oyente del programa «El despertador».Sobretodo del «micro» de los Viernes , que va en el horario de 06.30 a 7.00 en el cual , los Sres. Iparaguirre y Alvarez vienen desde hace meses tocando este tema.Y en ningun programa han hablado acerca de prohibir el consumo. Solamente se han limitado a opinar y fundamentar porque no estan de acuerdo en que se despenalice en el actual contexto social de nuestro pais.A veces , antes de hablar habria que aesorarse, informarse, investigar. Hoy por hoy, Argentina tiene mayor consumo alcoholico por habitante que los Estados Unidos. Y a diferencia de nosotros , es un pais que tiene clarisimas politicas de estado en la materia.En fin, asi estamos. Y Javier, gracias por el interes y el compromiso que le dedicas a esta problematica que nos viene golpeando cada vez mas en el pais, y en Baradero.

  7. Muy bien me hace leer tan estupendos comentarios.
    En cuanto a la SEDRONAR, no tengo la más mínima duda que al ser su presupuesto escaso y no poder tener los funcionarios de esta dependencia altos sueldos, se han dedicado durante toda su nefasta existencia al tráfico de drogas, tanto cocaína como efedrina. Y si no lo cree, infórmese, es su responsabilidad señor o señora.

  8. Emiliano, te felicito por tu comentario. He pasado por las drogas en mi vida y hoy creo que el único que puede prohibirse el consumo es uno mismo, no otro. Tenemos un ejemplo claro de que la prohibición no conduce a nada, en USA se prohibió el consumo de alcohol en la década del ´30 y hoy es el peor país en consumo de esta bebida. Pienso que si, debe hacerse incapié en la preparación de nuestros chicos desde su casa, comentando esto desde pequeños (no tanto), para que su desperatar a la realidad no sea tan shockeante, y lleve a estos a la inmersión en las adicciones. No soy ningún estudioso del tema, cuando estuve en ellas la disfruté y hoy veo con alegría haberlas dejado (que paradoja, no?). Es así mis amigos, las drogas, el alcohol, el tabaco, el juego, la pornografía están a la vuelta de la esquina, y si nuestros chicos no se preparan para encontrarse con ellas y saber cuando decir «NO», va a ser muy difícil que una vez inmersos salgan solos. Yo tengo muchos amigos que nunca han probado drogas y son geniales y realmente no les interesa, pero hay que tener en cuenta que no todos tienen ese contexto necesario para comprender y quererse a sí mismos, como ellos, pero es ahí donde debe participar el estado (nosotros mismos, no?), con políticas de concientización, prevención, etc.. La gente que tiene una adicción tiene un problema y no por eso es delincuente, como tratan de hacerlos parecer nuestras leyes actuales. No soy ningún experto en política de salud, pero las copnozco por dentro, es por eso que me animo a hablar. Javier, prohibiendo no vas a lograr «nada», enseñando si. Se que sos una persona de bien y querés el bien de las personas, pero me parece que en ese punto estas errado. Lo único quye me duele de la nota, son los pocos comentarios logrados, eso implica que la gente está más preocupada en la inclusión del «Pity» y «Spidy» en el lobo, que en esta nota y eso realmente es El problema.

  9. Me gustaría comenzar este comentarios analizando algunos puntos de esta nota:
    Primero marcar la tendencia que expresa este informe en contra de la despenalización.

    Luego, ¿alguien cree que la penalización de la tenencia de estupefacientes para uso personal ha reducido el consumo y por consecuente la violencia, los robos, los asesinatos, etc.?
    ¿Alguien puede afirmar que esta ley que el gobierno nacional intenta modificar ha permitido terminar o al menos avanzar en esa línea con el narcotráfico en nuestro país?
    Yo entiendo que la aplicación de la ley 23737 no ha sido mas que la criminalización de la pobreza.
    Podemos tomar algunos datos que cristalizan esta afirmación: en la argentina existen 350000 causas penales por tenencia de estupefacientes; el 95% de ellos poseían cantidades que no superaban los 5 gramos; el 80% de las personas penalizadas son pobres y en el momento de la detención no estaban cometiendo ningún delito de los que en esta nota se relacionan linealmente con el consumo de drogas.
    Ahora no tenemos solamente casi 350000 jóvenes que siguen consumiendo drogas, ya que esta ley no es inclusiva, por lo tanto en lugar de contener y recuperar al consumidor lo condena, sino que contamos con un número relevante de individuos, en su mayoría pobres, que está condenado no solo penalmente, sino socialmente. Con lo que eso significa para la posibilidad de desarrollarse normalmente en una sociedad que cree, como el autor de esta nota, que la prohibición es el mejor camino hacia la libertad.
    En nuestro país el consumo de drogas atenta exclusivamente con la salud del consumidor y considero que la penalización no es la salida, ya que como lo decía anteriormente, de esta manera el individuo pasa de ser un consumidor a un consumidor penalizado lo que expresa que en esta línea no se resuelve el flagelo de las drogas.
    La ausencia del estado por mucho tiempo, la sociedad individualista y un sistema para pocos aportan lo indispensable para que contemos con estas consecuencias.
    Una sociedad con valores egoístas, genera un mundo incierto.

Comments are closed.