Epidemias.

0
40

medicos-del-mundo

Epidemias de las que nadie habla

 
I) Médicos del Mundo recuerda que “el impacto potencial de la crisis sobre la salud es mucho mayor que el de la gripe A”.

Médicos del Mundo, en consonancia con el Movimiento por la Salud de los Personas (People»»s Health Movement), ha solicitado que se declare la actual crisis económica como “una emergencia sanitaria” y que se considere “como una amenaza para la salud mundial”.
 
Así, como informa a través de un comunicado difundido en el día de hoy, la organización ha confirmado su adhesión a esta iniciativa internacional que tiene como objetivo “presionar a la comunidad internacional”, comenzando por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para que se den cuenta de que “
el impacto potencial de la crisis sobre la salud es mucho mayor que el de la gripe A”.
 
No en vano, según explica la Dra. Celina Pereda, vicepresidenta de Médicos del Mundo España, “una recesión podría causar la muerte anual de entre 200.000 y 400.000 niños y niñas menores de cinco años. Es esencial que la OMS recuerde a los gobiernos la necesidad de cumplir sus compromisos y no utilizar la crisis económica como una excusa para no hacerlo”.
 
Entre otras soluciones, el movimiento propone asegurar recursos adecuados para “revitalizar los sistemas públicos de salud”, destinar fondos para “la recuperación de trabajos y oportunidades en los países con bajos índices de desarrollo humano”, y no utilizar la crisis económica “como una excusa para reducir los fondos destinados a programas de salud”.

II) Sin repercusión mediática, África occidental se enfrenta desde hace meses a uno de los peores brotes de meningitis de su historia con 1.900 muertos y más de 56.000 casos declarados.

Cuando la comunidad internacional anda preocupada por las consecuencias del virus H1N1 que ha matado a 44 personas y ha afectado a algo más de 1.000 en una veintena de países, África occidental sufre literalmente una epidemia, que se puede prevenir con facilidad pero se ha llevado por delante a miles de africanos.

No tiene un problema de nomenclatura ni desata las hostilidades internacionales. Aún menos ha causado alertas sanitaria y mediática en el mundo. Sin embargo, desde primeros de este año una gran epidemia de meningitis (infección que afecta a las membranas que cubren el sistema nervioso central) se ha extendido por varios países de África. Para combatirla, Médicos Sin Fronteras (MSF), en colaboración con diversos gobiernos, ha puesto en marcha una de las mayores campañas de vacunación de la historia.

«Este año la transmisión ha sido muy rápida y ha llegado a campos de desplazados de Darfur», afirma la responsable técnica de MSF. La transmisión de este tipo de meningitis bacteriana (meningocócica de tipo A) se produce de persona a persona por la nariz o por la boca. El aire seco, el polvo y el viento irritan a la garganta y por lo tanto, explica De la Rosa, ésta ya no actúa de barrera. El hacinamiento y las condiciones muy poco saludables aumentan el riesgo de transmisión e infección.

«Con la vacuna se evita que la persona enferme de meningitis, pero no se evita la transmisión», añade Olimpia de la Rosa, responsable técnica de emergencias para MSF. De la Rosa explica que la actual vacuna ofrece inmunidad sólo por tres años, pero a partir del 2010 se podrá utilizar una nueva medicina que la alarga por 10 años. Pero hasta entonces, este 2009 se está cebando con una de las partes de África más pobres.

Para limitar la propagación de la epidemia, 270 grupos de MSF trabajan en este proyecto de vacunación masiva. Los expertos estiman que más de siete millones de personas tienen que recibir de manera urgente la inyección en estos tres países, que se hallan dentro del conocido cinturón de la meningitis, un área geográfica desde Senegal hasta Etiopía que abarca a una población de más de 300 millones de personas.

Cada día, cada uno de los 270 equipos médicos llegan a colocar la vacuna a unos 1.500 hombres y mujeres con edades comprendidas entre los dos y los 30 años, la población de mayor riesgo. «Trabajamos en centros sanitarios, escuelas, en casas particulares, incluso de hogares de chamanes, o en la plaza del pueblo, bajo un árbol», cuenta Alia. Es un trabajo sencillo pero vital. Las preocupaciones son otras: a contrarreloj, sin descanso y apenas medios, se intenta evitar que la conocida meningitis siga cobrándose miles de vidas.

Es cierto que, Tres nuevos casos de Gripe A fueron confirmados en Argentina,  según informaron hoy autoridades del Ministerio de Salud, con lo que el total acumulado de personas contagiadas con el virus A H1N1 en el país sumaba cinco, las que están todas fuera de peligro.

De los 226 casos investigados en Argentina se descartaron 196, 22 muestras continuaban en observación y el total acumulado de casos positivos desde que comenzó la pandemia era de cinco, entre ellos los tres anunciados en esta oportunidad.

Por otra parte, Soratti informó que, a nivel mundial, «no se ha modificado estado de fase cinco de pandemia por parte de la OMS (Organización Mundial de la Salud)», y que hasta hoy 44 países informaron de 12.488 casos, con un total de 91 fallecidos.

 

Como dice arriba del informe, hubo ya 56.000 casos de meningitis en África, con  1900 muertos, y la crisis en salud  podría convertirse en una emergencia, como lo son el crecimiento de la pobreza y de su mano, las enfermedades prevenibles, así considero que todos los gobiernos deben asumir su responsabilidad ineludible frente a esta situación crítica y  estar en alerta máxima considerando el impacto global que esto significa para los pueblos.

Nuestro compromiso ciudadano es totalmente necesario. Somos responsables y debemos serlo, a la hora de informarnos y servir de multiplicadores dentro de la comunidad para poder reclamar juntos una atención en equidad con nuestra participación activa y solidaria.

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí