Femicidio en Tucumán: una mujer de 42 años fue asesinada por su ex pareja, que se quebró y confesó el crimen tras 68 días

0
328

Hacía 68 días que Julia Hortensia Ríos, una mujer de 42 años oriunda de la localidad de La Reducción, en el Departamento de Lules, estaba desaparecida. Había sido vista por última vez la mañana del 26 de diciembre pasado, cuando salió de su casa a hacer las compras. Desde entonces se puso en marcha una búsqueda que terminó hoy de la peor manera: Ríos fue encontrada asesinada en un descampado cercano al paraje San Rafael. La policía llegó hasta allí luego de que la ex pareja de ella, Franco Guillermo Nieva (43), confesara el femicidio.

Esta mañana, familiares de la víctima, que anoche había realizado una manifestación al entender que la búsqueda se había paralizado, se reunieron con autoridades del Ministerio Público Fiscal provincial. La revelación llegó después: al ser interrogado en la Fiscalía de Delitos Complejos, Nieva se quebró y contó el crimen. Y también precisó el lugar donde había descartado el cadáver, informaron fuentes judiciales.

De inmediato, el fiscal de la UFI de Homicidios Ignacio López Bustos junto a efectivos policiales se dirigieron hasta allí. Se trata de una zona de difícil acceso, con mucha vegetación y poca señal para comunicarse. El cuerpo fue detectado a poco de que llegue la noche, a casi seis kilómetros de la Ruta 301 y cerca del río Colorado.

El caso comenzó a investigarse el 28 de diciembre. Ríos había pasado la noche del 24 en familia. Dos días más tarde, el 26, salió a comprar como cualquier otra mañana. Testigos aseguraron que la vieron en una panadería que solía frecuentar. Después de eso no se supo más nada de ella. Sus hijos y sus amigas no pudieron volver a contactarla. Se última conexión a WhatsApp fue ese mismo día, cerca de las 9.30. La denuncia por averiguación de paradero se radicó 48 horas después.

Las semanas siguientes fueron de completo desconcierto. Los investigadores ordenaron diversos rastrillajes. Uno de los operativos fue al costado de la misma Ruta 301, en un camino que ella recorría a diario para realizar sus compras y visitar a familiares. A la altura del kilómetro 23 se encontró un bolsa con prendas de vestir para ser peritadas. Más allá de eso, en todo este tiempo no hubo otras pistas concretas que ayudaran a localizar a la mujer.

Uno de los rastrillajes para encontrar a la mujerUno de los rastrillajes para encontrar a la mujer

Mientras era todo intriga, Nieva compartía en Facebook publicaciones para encontrar a Ríos y hablaba ante los medios locales pidiendo por la aparición de su ex pareja. “Desapareció de la noche a la mañana. Si está con alguien, que avise, por lo menos, para que nosotros nos quedemos tranquilos”, dijo en una entrevista a Los Primeros unos días después de la desaparición.

Ríos y Nieva tenían un hijo de 2 años en común (la mujer además era madre de otros cuatro hijos). Se habían separado hacía siete meses, luego de convivir seis años. Evelyn, una de las hijas de la mujer asesinada, contó que la ruptura se dio después de un violento episodio en el que el hombre tomó del cuello a su madre.

Ante las cámaras de televisión, el detenido también contó que pasó la Nochebuena junto a Ríos. “El 24 estuvimos juntos y el 25 también compartimos la mesa. Quedamos de acuerdo con que el 26 iba a pasar a buscar el bebé porque ella quería salir el fin de semana”.

Según su relato, la mujer le había dado poca ropa del hijo, por lo que regresó a su casa ese mismo día, en horas de la noche. “Me encontré con que no había nadie en la casa. Lo único que hice fue sacar pañales y ropa del bebé. Como ella tenía un grupo de amigas, pensé que se habían juntado”.

Ella no tenía problemas con nadie, se llevaba bien con todos. Es extraño que haya dejado a su hijo pero no tengo indicios de nada. Estamos a la deriva”, repetía Nieva, que sostenía que entre las pertenencias de Ríos, faltaban “ropa nueva y dos calzados”, un par de sandalias y otro de zapatillas. Se cree ahora que sus dichos se trataron de una manera de desviar la investigación.

Julia tenía 42 años y era madre de cinco hijosJulia tenía 42 años y era madre de cinco hijos

A medida que fueron pasando los días, en el entorno de Ríos empezó a crecer la desconfianza hacia Nieva. La madre de la mujer asesinada, Lucena Serafina, directamente apuntó contra él: dijo que temía que la falta de avances en la causa fuera producto de un intento de encubrirlo, considerando que es primo de un efectivo policial.

Los restos del cuerpo de Ríos ahora serán sometido a la autopsia de rigor para determinar de qué manera ocurrió su muerte. Nieva, mientras continúa la investigación, seguirá detenido.

Según el Observatorio Lucía Pérez, hasta ayer se habían cometido 62 femicidios en todo el país.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí