Festival de Country en San Pedro…cuando se quiere, se

0
43

La mañana de este domingo pasado no amaneció como Gustavo Laurino y su grupo de colaboradores hubiesen querido. Mas allá de la tan necesaria y esperada lluvia, seguramente se habrán preguntado…¿porque tuvo que llover justamente hoy y no mañana?. Es que la sexta edición del San Pedro Country Music Festival había comenzado el sábado en el Paseo Público con una verdadera multitud de fanáticos y adeptos que colmaban esas amplias instalaciones de la zona costera sampedrina. La hotelería, la gastronomía y los Campings de parabienes ante miles de visitantes llegados desde distintos lugares del país y de países vecinos, para pasar un fin de semana distinto. Una verdadera fiesta que culminó bien entrada la noche del
Sábado, pasadas las 23 hs. y que continuaría unas horas después.

Pero la mañana del Domingo no fue igual a la del día anterior, una persistente llovizna, a veces fuerte, y hasta algún chaparrón también, hicieron imposible la realización de la segunda jornada del evento en ese espacio físico, tanto por razones de comodidad como de seguridad.

Pero mas allá de amedrentarse o lamentarse, Gustavo Laurino tomó la decisión rápida y acertada de trasladar la fiesta a un lugar alternativo, ya elegido de antemano, teniendo en cuenta esta posibilidad meteorológica. Y el lugar elegido fueron las amplias instalaciones del Club Independencia (Ayacucho 710).

Pero la tarea no era para nada fácil…había que trasladar todo el inmenso «circo» montado (sonido, iluminación, stands de venta, cantinas, músicos, instrumentos, etc etc) desde el bajo hasta el Club. Esto demandó mas de seis horas de intenso trabajo, y pasadas las 14 hs. comenzó la segunda y última jornada del Festival, esta vez bajo techo. La lluvia continuó durante toda la tarde, pero no obstante ello, cientos y cientos de personas colmaron las instalaciones de la Institución y disfrutaron de la fiesta haciendo caso omiso a lo que ocurría afuera, bailando, cantando, aplaudiendo
y victoreando a cada una de las 18 bandas que pasaron por el escenario. Nosotros también estuvimos, desde Baradero, acompañando el sacrificio y la perseverancia del amigo Gustavo y su gente. Far West, la mejor banda de tributo a Creedence del país, fue una de las mas aplaudidas, y de las mas acompañada con el baile. Para el final,
dos de la bandas mas importantes de música country: «Max», y luego «Bronco» para el cierre (quienes también habían abierto la fiesta el día Sábado). En la despedida, todos los artistas participantes, juntos sobre el escenario, deseando volver a reencontrarse el año que viene.

Así culminó esta nueva edición de la fiesta de country más importante de Latinoamérica, y un fiel ejemplo de que cuando las cosas se quieren hacer…se pueden hacer.

La mañana de este domingo pasado no amaneció como Gustavo Laurino y su grupo de colaboradores hubiesen querido. Mas allá de la tan necesaria y esperada lluvia, seguramente se habrán preguntado…¿porque tuvo que llover justamente hoy y no mañana?. Es que la sexta edición del San Pedro Country Music Festival había comenzado el sábado en el Paseo Público con una verdadera multitud de fanáticos y adeptos que colmaban esas amplias instalaciones de la zona costera sampedrina. La hotelería, la gastronomía y los Campings de parabienes ante miles de visitantes llegados desde distintos lugares del país y de países vecinos, para pasar un fin de semana distinto. Una verdadera fiesta que culminó bien entrada la noche del
Sábado, pasadas las 23 hs. y que continuaría unas horas después.

Pero la mañana del Domingo no fue igual a la del día anterior, una persistente llovizna, a veces fuerte, y hasta algún chaparrón también, hicieron imposible la realización de la segunda jornada del evento en ese espacio físico, tanto por razones de comodidad como de seguridad.

Pero mas allá de amedrentarse o lamentarse, Gustavo Laurino tomó la decisión rápida y acertada de trasladar la fiesta a un lugar alternativo, ya elegido de antemano, teniendo en cuenta esta posibilidad meteorológica. Y el lugar elegido fueron las amplias instalaciones del Club Independencia (Ayacucho 710).

Pero la tarea no era para nada fácil…había que trasladar todo el inmenso «circo» montado (sonido, iluminación, stands de venta, cantinas, músicos, instrumentos, etc etc) desde el bajo hasta el Club. Esto demandó mas de seis horas de intenso trabajo, y pasadas las 14 hs. comenzó la segunda y última jornada del Festival, esta vez bajo techo. La lluvia continuó durante toda la tarde, pero no obstante ello, cientos y cientos de personas colmaron las instalaciones de la Institución y disfrutaron de la fiesta haciendo caso omiso a lo que ocurría afuera, bailando, cantando, aplaudiendo
y victoreando a cada una de las 18 bandas que pasaron por el escenario. Nosotros también estuvimos, desde Baradero, acompañando el sacrificio y la perseverancia del amigo Gustavo y su gente. Far West, la mejor banda de tributo a Creedence del país, fue una de las mas aplaudidas, y de las mas acompañada con el baile. Para el final,
dos de la bandas mas importantes de música country: «Max», y luego «Bronco» para el cierre (quienes también habían abierto la fiesta el día Sábado). En la despedida, todos los artistas participantes, juntos sobre el escenario, deseando volver a reencontrarse el año que viene.

Así culminó esta nueva edición de la fiesta de country más importante de Latinoamérica, y un fiel ejemplo de que cuando las cosas se quieren hacer…se pueden hacer.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí