Hablando con los niños sobre la Gripe A

1
42

dibu-cia

Muy a nuestro pesar en el mundo suceden cosas que nos quitan la tranquilidad y nos generan ansiedad. Son eventos que nos preocupan  al no saber si nos llegarán a afectar a nuestra familia y amigos. Unos de estos eventos que hoy por hoy nos preocupa es la GRIPE A H1N1.

Esta preocupación no solo nos afecta a nosotros también puede afectar a nuestros hijos, porque lo vean en la televisión, en revistas, o porque algún amigo o vecino se lo haya contado.  No todos los niños deberían estar preocupados la mayoría aprovechan estas “vacaciones forzadas” para jugar y divertirse en casa. Pero  los padres deben estar preparados creando una atmósfera de confianza y diálogo donde los niños se atrevan a preguntar y hablar sobre sus dudas, preocupaciones y sentimientos.

No existe una forma “correcta” o “errónea” a la hora de hablar a los niños sobre cierto tipo de emergencias. Lo importante es hacerlo.

Sin embargo he, aquí algunas sugerencias que pueden resultarles útiles:

1.   Crear un ENTORNO ABIERTO donde los niños se den cuenta que pueden hacer preguntas. Al mismo tiempo, es mejor no forzar a los niños a hablar de las cosas a menos que y hasta estén listos.

2.    Proporciónele una INFORMACIÓN VERAZ. Tarde o temprano averiguarán si usted esta diciendo la verdad. En caso de mentir, puede provocar que desconfié de usted en el futuro.

3.   USE PALABRAS Y CONCEPTOS QUE PUEDAN ENTENDER. Adapte las explicaciones al nivel de desarrollo de sus hijos.

4.   Prepárese para REPETIR LA MISMA EXPLICACIÓN VARIAS VECES. Alguna información puede ser difícil de aceptar o comprender. Al repetir la misma pregunta una y otra vez  puede ser también la forma de pedir tranquilidad.

5.    Hágales saber que usted piensa que sus peguntas y preocupaciones son importantes y adecuadas

6.   Recuerde que LOS NIÑOS TIENEN A PERSONALIZAR LAS SITUACIONES. Por ejemplo pueden preocuparse por su propia seguridad y la seguridad de los miembros de la familia. También pueden preocuparse por amigos compañeros del colegio etc.

7.   SEA TRANQUILIZADOR, PERO NO HAGA PROMESAS IRREALES. Es bueno que los niños sepan que están seguros en su casa. Pero no puede prometer que la gente no se enferme.

8.   ENSEÑE A SUS HIJOS ACERCA DE LAS PRECAUCIONES A TENER Y DE SU IMPORTANCIA: tales como lavarse las manos frecuentemente, cubrirse la boca al toser.

9.   NO DEJE QUE LOS NIÑOS VEAN DEMASIADA TELEVISIÓN CON IMÁGENES ATERRADORAS. La repetición de tales escenas pueden ser preocupantes y confusas.

10.                VIGILE SUS SÍNTOMAS físicos incluyendo dolores de cabeza y de estómago. Muchos niños expresan su ansiedad con sintomatología, como por ejemplo alteraciones del sueño, miedos sobre la enfermedad o la muerte, no querer separarse de los padres. Cuando estos comportamientos persisten, pidan consulta con su pediatra o especialista.

Las urgencias de salud pública no son fáciles de entender y aceptar. Los padres pueden mejorar la angustia de sus hijos, escuchando y respondiendo de forma honesta y constante a parte de brindar cariño y apoyo.

 

Lic. Alejandra Ramírez                   Lic. Eliana Otero

Psicóloga                                         Psicopedagoga

 

 

CIAPsi

Centro Interdisciplinario de Atención Psicológica y Psicopedagógica.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí