José Hernández y Baradero

1
120

Sólo dos son los apellidos, fuera de los pertenecientes a los protagonistas principales, que aparecen en la obra de José Hernández: Anchorena y Gainza (“me mandó a llamar un juez, al que llamaban don Gansa”). El poeta criollo se refiere a Martín de Gainza, Juez de Paz de Baradero en los libros de cuyo juzgado el gran escritor, político y periodista registró su firma infinidad de veces.

Hernández se encuentra ligado a nuestro partido desde siempre; sus padres contrajeron enlace en la Iglesia de nuestra ciudad y en estas tierras se encuentra sepultada su madre, Pueyrredón, quien falleció poco tiempo después que lo hiciera su padre, muerto en Ramallo durante una tormenta, a causa de la caída de un rayo. Tempranamente huérfano entonces, José Hernández fue criado por una de sus tías, también Pueyrredón, que durante años habitó una casa sita en la actual calle Boedo al 1000, vereda de los pares. Esa propiedad, si bien ha sido modificada, conserva parte de su antiguo aspecto en un sector que contiene una de las ventanas coloniales de hierro forjado que pueden todavía apreciarse.

Cuenta una difundida anécdota, que se pensó en Hernández para maestro de la primera escuela rural argentina, la que conocemos como “de La Bellaca”. A eso se opuso de manera terminante Domingo F. Sarmiento argumentando que quien no sabía escribir, mal podía enseñar a otros y fiel a su idea, Sarmiento trajo un maestro alemán.

En la década del 60, Jorge Emilio Cavatorta era el responsable del área Cultura del municipio y organizó las que él mismo denominara “Jornadas Martinfierrescas”. Los descendientes de Hernández, González del Solar, estuvieron en Baradero, ratificaron lo que se sabía acerca de la relación entre su ilustre antepasado y nuestra tierra y aportaron un dato para nada menor: una parte del Martín Fierro fue escrita durante la estancia del autor en la casa antes aludida.

Otro hecho que se recuerda de aquellas jornadas fue la presencia en nuestra ciudad de Jorge Luis Borges quien en el Club Social, dedicó una hora exacta a hablar del autor de “Martín Fierro” para quien no fue pródigo en elogios ya que Hernández militó durante toda su escasa pero intensa vida, en las filas de lo que Borges detestaba al igual que años antes, Sarmiento.

En el salón del Concejo Deliberante, don Alejandro Barbich brindó una interesantísima conferencia referida a José Hernández aportando un dato que no hemos visto reflejado en ninguna otra ocasión. Barbich señala, acertadamente, que el árbol genealógico de Hernández es el mismo de un compatriota célebre en todo el mundo: Ernesto “Che” Guevara, hacía poco más de un año del asesinato de Guevara en la selva boliviana. Abunda en la información agregando que un tío del Che, del mismo nombre, Ernesto, fue concejal de nuestro partido por el conservadorismo. Las palabras de don Alejandro se encuentran impresas en un folleto con el contenido de aquella conferencia y son unos cuantos los vecinos que conservan la publicación.

Con los años y lamentablemente en nuestra opinión, se fue dejando de lado la evocación de Hernández cada 10 de noviembre, Día de la Tradición y ha sido San Antonio de Areco que se ha ido quedando con el festejo principal no obstante ser el Segundo Sombra y Ricardo Güiraldes cosas que si bien tienen relación con nuestra tradición, nada las relacionan con el 10 de noviembre que es una conmemoración hernandiana.

En esa línea de equívocos se halla la decisión de reemplazar el nombre del anfiteatro “José Hernández” por el de “Pedro Carossi”. Nada tenemos contra el ex intendente, pero creemos que así como Carossi se merece la recordación que de hecho tiene al llevar su nombre una calle, un barrio y una sala de Baradero, el de Hernández fue borrado de un lugar emblemático que nunca debió perderlo y menos en Baradero.

 

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

1 COMENTARIO

  1. con respecto al cambio de nombre de nuestro anfiteatro, lo hecho es simplemente imperdonable e irrespetuoso. creo que para todos los baraderenses sigue siendo «jose hernandez» como corresponde. cuando cambie la politica, seguramente va a ser rebautizado con su viejo nombre como debe ser. les aconsejo que cuando algun visitante o turista les pregunte como se llama nuestro anfiteatro digan JOSE HERNANDEZ como corresponde.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí