Juan Carlos Dumbsky: A quince años de un acto heroico en el que perdió la vida

0
461

El suboficial mayor de la Unidad Penal 11 estaba de servicio e intentó frustrar un robo. Recibió dos impactos de bala, uno en el tórax y fue fatal. Los responsables de su muerte fueron condenados. Uno de ellos murió apuñalado en la cárcel.

Intentó evitar un robo. Los dos delincuentes estaban armados. Comenzaron a disparar. Dumbsky, quien trabajaba en la Unidad Penal Nº 11, recibió un impacto de bala en el tórax y otro en una pierna. Murió en el traslado al Hospital. La causa fue caratulada como “homicidio en ocasión de robo”.

El miércoles 25 de octubre de 2006 el suboficial mayor de la Unidad Penal N° 11 de nuestra ciudad, Juan Carlos Dumbsky, intentó frustrar un robo y murió en servicio a la comunidad luego de ser abatido por los delincuentes.

6597_10208610915259762_2519227925792409437_n

Habían pasado las ocho de la noche cuando dos delincuentes armados y con el rostro cubierto con unos pañuelos entraron a asaltar en el supermercado “El Torito”, comercio ubicado en la esquina Carrasco y Pacheco de Melo. Los ladrones amenazaron con sus armas de fuego a sus víctimas y se llevaron todo el dinero en efectivo de la caja. En ese momento estaban en el local cinco clientes, el carnicero y la cajera.

Mientras adentro del comercio ocurría el robo el suboficial mayor Dumbsky estaba de servicio, uniformado, haciendo una recorrida por el barrio y notó que las cosas no estaban bien. Detuvo su móvil a 15 metros del comercio, sobre calle Pacheco de Melo. Los delincuentes cuando lo vieron ingresar comenzaron a dispararle y Dumbsky solamente pudo responder el ataque con un solo disparo.

Recibió dos impactos de bala: uno en la pierna derecha y otro en el tórax. Quedó tendido en el piso. Los asaltantes aprovecharon para darse a la fuga.

A la comisaría llamaron a las 20:45 para alertar de lo ocurrido y cuando arribaron los primeros oficiales Dumbsky aún estaba con vida. Lo trasladaron en ambulancia hasta el hospital pero falleció antes de llegar al nosocomio.

La autopsia determinó que el deceso se produjo por las heridas sufridas por el impacto de bala que ingresó por su tórax.

Por ese entonces, el jefe de la policía era el comisario Romera. Fue removido de su cargo y reemplazado por Oscar Gómez. El jefe de la U11 era Guillermo Paniagua y el intendente de la ciudad, Aldo Carossi.

Esa misma noche detuvieron a uno de tres los implicados. Estaba dentro de un remis en calle Saavedra, entre Anastasi y Jujuy. Entre sus ropas Daniel Sánchez tenía un revolver calibre 38 y una pistola 380 sin cargador. En el comercio, la policía encontró el cargador de la pistola tirado en el piso. Esto ocurrió porque una de las personas que estaba en local forcejeó con Sánchez y el delincuente le pegó con la culata del arma y se cayó el cargador.

En diciembre de ese mismo año detuvieron a Jesús Ríos, estaba en su casa, a tres cuadras de la comisaría. Ríos falleció dentro de la Unidad Penal N° 3 de San Nicolás en septiembre de 2008 luego de un enfrentamiento con otro interno quien lo sorprendió por la espalda y lo apuñaló.

En cuanto al otro implicado recién fue apresado en febrero de 2007: Nazareno Branto estaba escondido en una villa de San Isidro.

resized_b-dumbsky-b

La condena que recayó sobre ellos, en un juicio abreviado, fue de 10 años y 6 meses de prisión por ser hallados responsables de la muerte del suboficial mayor.

Hace 15 años la ciudad estuvo de luto en memoria de Dumbsky. El intendente decretó 72 horas de duelo. Se postergó la Fiesta de la Primavera y el Baile de los Estudiantes. Los comercios estuvieron cerrados. La ciudadanía se movilizó pidiendo justicia, reclamando seguridad.

Dumbsky dejó su vida al servicio de la comunidad, para proteger a los indefensos. Y a 15 años de su heroico acto merece que lo recordemos.

Comentarios de Facebook

[fbcomments]