La derecha ganó en Chile, Sebastián Piñera es el nuevo presidente

3
59

chile

«La mayoría de los chilenos votaron por Sebastián Piñera», dijo Eduardo Frei al reconocer su derrota. Con el 60,32% de las mesas escrutadas, el candidato opositor obtuvo el 51,8% de los votos. La derecha ganó su primera elección en 20 años en el país trasandino

El empresario Sebastián Piñera se imponía al candidato oficialista Eduardo Frei por 51,87 a 48,13 por ciento de los votos, cuando se había realizado el primer conteo oficial de poco más de 60 por ciento de los sufragios del ballottage presidencial en Chile.

“Chile es mucho mejor que ayer y mejor que el país que recibimos”, dijo Frei en un discurso tras reconocer su derrota y señalar: «La mayoría de los chilenos votaron por Sebastián Piñera».

El empresario, quien se ha abierto a contar en su Gobierno con ex colaboradores de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), se convierte en el primer presidente de derecha electo en medio siglo en el país.

«Espero que prevalezcan las libertades que tanto nos ha costado recuperar y coincido en que antes de cualquier otra consideración se privilegie el interés colectivo y el bien común de nuestra patria”, dijo Frei, dirigente democristiano.

Con respecto a la primera derrota electoral de la Concertación por la Democracia desde la recuperación de la vida constitucional en 1990, Frei advirtió que «esto es sólo un alto en el camino” y aseguró que los «ideales” de la coalición «para lograr cada día mayor justicia social e igualdad de oportunidades seguirá expresándose en cada rincón de Chile”.

«Desde la recuperación de la democracia hemos sido protagonistas; Chile es mucho mejor que ayer, es mucho mejor que el país que recibimos en 1990 y somos conscientes del valor de la democracia, la libertad y los derechos humanos”, dijo Frei.

Tras reconocer a los anteriores presidentes chilenos de la Concertación -Patricio Aylwin (1990-94) y Ricardo Lagos (2000-06), quienes lo acompañaban, así como a la actual mandataria, Michelle Bachelet-, Frei exhortó a la coalición a «mantener la unidad alcanzada y seguir sosteniendo las banderas de la libertad y la justicia social”, porque «el proyecto político de construir un país más solidario y más inclusivo sigue vigente”.

Bachelet se convirtió en la primera mujer en gobernar Chile tras derrotar a Piñera en una segunda vuelta en el 2006.   

Optimismo

La elección es la más difícil para la coalición de centroizquierda que recuperó la democracia en 1990, dio prosperidad económica y desarrollo social a Chile, pero en los últimos años ha sufrido desgaste y divisiones internas.

«Esta noche vamos a tener un gran triunfo pero lo vamos a celebrar como lo celebran los demócratas (…) con alegría, con esperanza, pero también con unidad», dijo Piñera tras votar en la capital.

Frei, quien gobernó entre 1994 y 2000, viajó a votar a la ciudad de La Unión en el sur de Chile, donde es parlamentario. «Nos han hablado mucho de los cambios. ¿Cambio hacia qué? Han hablado mucho en la campaña que ahora les tocaba a ellos. Ellos estuvieron también 17 años y los chilenos pueden comparar libremente», dijo Frei en La Unión.

Piñera, partidario de dar mayores incentivos a los privados, sedujo a electores desencantados con la Concertación, pese a la alta popularidad de Bachelet, quien no puede ir a una reelección inmediata.

El candidato y empresario de 60 años, que según Forbes tiene una fortuna de 1.000 millones de dólares, hizo suya la bandera del «cambio», pero analistas ven pocas modificaciones en el plano político y económico si resulta electo.

Piñera es uno de los controladores de la aerolínea LAN -cuyas acciones ha dicho venderá antes de asumir si vence en las elecciones-, y es uno de los accionistas del popular club de fútbol Colo Colo y dueño del canal de televisión Chilevisión, entre otras inversiones.

Histórica elección

Las encuestas previas a las elecciones seguía mostrando la histórica división en Chile entre izquierda y derecha, incluso luego de muerto Pinochet, quien falleció en el 2006 sin ser juzgado por los crímenes cometidos durante la dictadura.

Frei, de 67 años, ha recibido el apoyo de los dos candidatos de izquierda que no lograron pasar a la segunda vuelta, unidos por la idea de que la derecha y los colaboradores de Pinochet no lleguen nuevamente al poder.

Pero analistas han dicho que el apoyo de uno de ellos, el ex candidato progresista Marco Enriquez-Ominami que obtuvo el 20,13 por ciento de los votos en la primera ronda, llegó tarde y su respaldo no lograría revertir el liderazgo de Piñera.

Frei prometió seguir con los planes de protección social que impulsó Bachelet para los chilenos de menores ingresos y que buscan reducir una de las brechas más amplias entre ricos y pobres en América Latina, pese a la prosperidad del país.

Analistas coinciden en que nada alterará demasiado el rumbo de una de las economías más sólidas de América Latina. «La percepción generalizada es que las cosas no van a cambiar mucho», dijo Daniel Kerner, analista del grupo consultor Eurasia Group.

El nuevo presidente asumirá el 11 de marzo por un período de cuatro años y recibirá una economía en recuperación tras caer en recesión en el 2009, debido a la crisis global.

EFE

Comentarios de Facebook

[fbcomments]

3 COMENTARIOS

  1. y en nuestro pais, si la cosa sigue asi, acuerdense lo que les digo, al igual que en chile, la derecha gobernará la republica argentina en el 2011.

  2. A ver si no empezamos a mirar un poco mas hacia paises prosperos como chile y no a monos inutiles dictadores como venezuela??

  3. vamos todvia, es lo que le hace falta a nuestro pais, que ganen los de derecha.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí